Público
Público

Belén Zapardiel, supuesta hija de Miguel Blesa: “Es cierto que es mi padre”

La concejala del Ayuntamiento madrileño de Quijorna admitió ante el pleno ser la hija oculta del ex presidente de Caja Madrid, pero no aclaró las acusaciones de haber pagado su fianza y esconder su dinero.

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 12
Comentarios:
El expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa.- EFE

El expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa.- EFE

Era el punto tres del orden del día del Ayuntamiento madrileño de Quijorna. Nadie sabía lo que el alcalde iba a hacer cuando dio paso al asunto “escrito de renuncia al Grupo Independiente municipal de Belén Zapardiel Moreno”.

Florentino Serrano, alcalde por el mismo partido, cogió el escrito preparado y solicitó la entrega del acta de concejal a Zapardiel, acusándola de ser hija de Miguel Blesa, ex presidente de Caja Madrid, y de haber pagado su fianza para que saliera de prisión y aumentado su patrimonio desde entonces.

El alcalde fue muy claro. “Estoy en disposición de asegurar y aseguro que Doña Belén Zapardiel Moreno es hija del ex presidente de Caja Madrid, Don Miguel Blesa. Estoy en disposición de asegurar y aseguro que para pagar la fianza del señor Blesa para salir de la cárcel, la señora Zapardiel tuvo que firmar distintos documentos, cheques y avales; por lo que se le presupone que es testaferro y cómplice de su padre el señor Blesa a través de empresas o cuentas ocultas que de momento no son públicas o que al menos la Policía no tiene noticias de tales hechos”.

No pararon ahi las informaciones aportadas por el alcalde del municipio madrileño. Según dijo en el pleno, “el día que el señor Blesa salió de la cárcel fue refugiado por su hija en la casa de la madre de esta”. Según ha podido saber Público, se trataría de la casa que la madre de la concejal, Isabel Moreno, tiene en la localidad de Móstoles (Madrid). En ese lugar a ningún periodista se le iba a ocurrir buscar al expresidente de Caja Madrid y amigo del ex presidente del Gobierno José María Aznar.

“Estos hechos fueron por los que le pedí su dimisión del Grupo Independiente y de su puesto de concejal. Una persona que es testaferro y oculta parte de la fortuna obtenida de su padre a costa de tantos preferentistas, que han sido y se sientes estafados, no puede seguir siendo concejal ni un minuto más de esta corporación”.

La réplica

El resto de concejales se removían en sus mesas. Los vecinos asistentes, en sus sillas. Pero Belén Zapardiel era consciente de que el alcalde iba a pronunciar esas acusaciones y llevaba preparado su propio escrito de réplica. Primero se ríe y después afirma “le agradezco al señor Florentino Serrano la exposición que ha hecho de mi vida personal”.
A continuación, expuso sus argumentos por los que no va a dejar su acta de concejal y la sala queda en vilo.

Sin embargo, el concejal de otro grupo de la oposición le hizo  una pregunta bien sencilla sobre las acusaciones del alcalde: “¿Es cierto?” El público aplaudió. Sin dudarlo, ella le respondió: “Sí, sí que es cierto y os voy a decir algo más, no voy a entrar en detalles personales porque nadie tiene que saber si yo hablo con mi padre cada tres meses, un año, tres años, cincuenta... es que nadie tiene por qué saberlo”.

Primeras sospechas

Por los datos obtenidos por Público lo que algunos de los datos que Belén Zapardiel ha contado de su vida es un poco complejo. Las sospechas del alcalde comenzaron cuando ella se negó a dar su carné al responsable de la campaña del grupo Independiente de Quijorna y dijo que sólo se lo daría al candidato, Florentino Serrano. A él, según ha asegurado a Público, le sorprendió que en el DNI “ponía que era de un pueblo de Extremadura y no de Jeréz, pero ella me dijo que su madre había conocido a Blesa en Cádiz”.

El pueblo de Extremadura sería Navalmoral de la Mata, en Cáceres, de donde procede su madre Isabel Moreno. Esta mujer se casó con Pedro Zapardiel y tuvo dos hijos, y aunque hay otra persona llamada Zapardiel en Jerez el padre de Belén nació en Madrid. El domicilio de la madre está en Mostoles. La mujer nació en 1944. Miguel Blesa en 1947 en la localidad de Linares, en Jaén.

Florentino acrecentó sus sospechas con pequeños detalles. “Hacía comentarios sobre Miguel Blesa, por ejemplo, cuando le pusieron la fianza de 14 millones ella aseguraba que esto le venía bien para blanquear. Cuando Blesa salió de prisión comenzó a aumentar su nivel de vida de una manera no acorde con su salario”, asegura el alcalde de Quijorna.

Belén tiene otros dos, uno en Fuenlabrada y otro en Quijorna donde se domicilió por motivos de las elecciones, según las fuentes consultadas. El padre que aparece en el registro Civil habría muerto y también su hermano, sin embargo el alcalde asegura que esa fue una de las contradicciones: “Dijo que no tenía hermanos porque se le había muerto en un accidente en Canarias, pero después se le escapaba que iba a comer con sus hermanos, se había matriculado a un mastes con su hermano… Eran cosas raras”.

De secretaria, a montar empresas


“De ser secretaria comenzó a montar empresas”, asegura Serrano. En la actualidad aparece como directora comercial de la empresa Proser Facility, en Las Rozas (Madrid), aunque no es la administradora tampoco está confirmado que tenga acciones como le dijo al alcalde.

Según la versión que ella le proporcionó también habría tenido participaciones en una empresa de Valencia y en otra de Coslada. Esas sospechas, junto con algunas informaciones que le llegaban, provocaron que decidiera hablar cara a cara con la que iba a ser su concejal. “La pregunté abiertamente si ella era hija de Blesa o cuál era su relación con Caja Madrid. Me reconoció que era su hija, de una relación que Blesa había tenido en Jerez, y también hablamos sobre las empresas que había comenzado a crear y su nivel de vida. Ella me reconoció que había tenido que firmar documentos, que pagó la fianza. Por eso la dije que tenía que renunciar a su acta de concejal. No puedo tener en mi gobierno una persona que ha podido ayudar a blanquear y esconder el dinero de los preferentistas.


Este lunes Florentino Serrano consiguió que Belén Zapardiel abandonara su partido. Sin embargo, se negó a entregar su acta de concejal. “Le envié a otro compañero de partido para que hablara con ella y entregara el acta. Él no sabía nada de las confesiones que ella me había hecho y Belén le dijo que no iba a renunciar a su puesto. Entonces hice un escrito que leí en el pleno, donde explique la conversación que había mantenido con ella, los datos que ella me había dado y la solicité públicamente que dejara el puesto. Pero se sigue negando”.

Público ha intentado ponerse en contacto con ella sin conseguirlo.