Publicado: 15.01.2014 13:20 |Actualizado: 15.01.2014 13:20

El alcalde de Lleida renuncia a su escaño en el Parlament y enseña el camino a los críticos del PSC

Àngel Ros confirma que su decisión se debe a sus discrepancias con la línea oficial socialista en el traspaso de competencias a la Generalitat para convocar la consulta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El alcalde de Lleida y diputado autonómico del PSC, Àngel Ros, uno de los parlamentarios críticos con la dirección del partido, ha anunciado esta tarde su renuncia al escaño en el Parlament debido a sus discrepancias con la línea oficial socialista en el traspaso de la competencia de referendos.

En rueda de prensa, Ros ha reafirmado su compromiso con el PSC pese a entregar su acta de diputado y ha asegurado que su labor será "más intensa si cabe" tanto al frente del Ayuntamiento como en los órganos de dirección del partido. "Mi compromiso con el proyecto colectivo de los socialistas continúa plenamente vigente", ha afirmado en rueda de prensa, en la cual ha insistido en que no comparte la decisión de la dirección de votar 'no' en el pleno de este jueves a la proposición de ley para que el Congreso traspase la competencia para convocar un referéndum de autodeterminación.

Respecto a los diputados socialistas que sopesan romper la disciplina de voto del PSC, Ros ha subrayado que en el partido "cabe todo el mundo" con independencia de lo que suceda en el pleno, y ha argumentado que los socialistas catalanes deben recoger toda la pluralidad que hay en sus filas.

A las dos de esta tarde los cinco diputados críticos han mantenido una reunión para analizar todas las alternativas posibles e intentar acordar una posición conjunta ante la votación del pleno. Según fuentes de los sectores críticos, tres de esos diputados críticos —la exconsellera Marina Geli, el exalcalde de Vilanova i la Geltrú (Barcelona) Joan Ignasi Elena y Nuria Ventura— se plantean romper la disciplina de voto y abstenerse en la votación del jueves.

Los parlamentarios díscolos confían en agotar todas las vías de diálogo posibles con la cúpula del partido hasta el último momento, pero una vez constatado que la dirección difícilmente variará su postura hacia la abstención, los esfuerzos se centran ahora en que se valore la libertad de voto, según esas fuentes.

En el conflicto interno en el seno del PSC tratan de mediar otros diputados, como el histórico Xavier Sabaté, el portavoz del partido, Jaume Collboni, o la alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona), Núria Parlon, que si bien son favorables a que el partido contemple la abstención para evitar la fractura, no votarán en contra de lo decidido por el Consejo Nacional del PSC.