Público
Público

El alcalde ultra del PP en Badalona irá a juicio por repartir panfletos xenófobos en 2010

Xavier García Albiol, del PP, que repartió los folletos junto a Alicia Sánchez-Camacho, se enfrenta a un año de cárcel por un delito de provocación al odio.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Juzgado de Instrucción 2 de Badalona ha decretado la apertura del juicio oral contra el alcalde de la ciudad, Xavier García Albiol (PP), por repartir en 2010 junto a la líder del partido en Catalunya, Alicia Sánchez Camacho, panfletos electorales que vinculaban a los gitanos rumanos con los problemas de seguridad y delincuencia de la ciudad.

En un auto la juez considera 'sólidas y consistentes las acusaciones formuladas' por la Fiscalía y la acusación particular —SOS Racisme Cataluña— que atribuyen a Albiol un delito de provocación al odio, a la discriminación o a la violencia por el que solicitan para el ahora alcalde un año de cárcel.

También indica en el mismo escrito que el órgano competente es el Juzgado Penal de Barcelona y advierte de que contra esta decisión de apertura de juicio oral —que aún no tiene fecha prevista— no se puede interponer recurso alguno.

En un comunicado remitido este viernes, SOS Racisme Cataluña se ha felicitado por la apertura del juicio y por ser 'la primera vez en Catalunya y en el resto del Estado español que un político es juzgado por este motivo'.

Los 15.000 dípticos que los conservadores repartieron por los barrios de Llefià, Sant Roc y La Salut de Badalona el 24 de abril de 2010 —año anterior a las elecciones municipales— contenían fotografías de gitanos rumanos acompañados de lemas como 'inseguridad', 'delincuencia' y 'vandalismo', y la imagen de una pintada con el mensaje 'no queremos rumanos'.

En las semanas posteriores al reparto de los folletos, Albiol continuó promocionando el mismo discurso en diferentes medios de comunicación y actos, como por ejemplo en una butifarrada popular en la plaza de Trafalgar el 19 de septiembre.

En ese acto al que asistieron más de 800 personas, la mayoría de avanzada edad, Albiol dijo: 'Aquí no tenemos campamentos de gitanos como en Francia, aquí la situación es aún peor, están repartidos por los barrios de la ciudad haciendo la vida imposible a los vecinos y, encima, cuando nos quejamos nos atacan y nos tachan de racistas', recoge el escrito de SOS Racisme remitido al juez.

La Audiencia de Barcelona había obligado a mediados de septiembre al Juzgado de Instrucción 2 de Badalona a reabrir la acusa al concluir que estas expresiones representan objetivamente un ataque a la dignidad personal y al honor de todos lo miembros del colectivo de gitanos rumanos y pueden contener un 'mensaje claramente incitador a la discriminación y al odio'.

Esta decisión echó por tierra la decisión del juzgado de instrucción que lo había archivado al considerar únicamente como excesos verbales algunas de las declaraciones del alcalde, apelando a la libertad y al derecho del político de 'expresar políticas de inmigración alternativas a la vigente'.