Público
Público

Los alcaldes gallegos del PP se rebelan contra la reforma local de Montoro

Todos los regidores de Galicia se unen para pedir que todos los alcaldes cobren y lo hagan conforme a los salarios de la función pública. La Federación gallega presenta mañana un documento ante la FEMP para pedir que las

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los alcaldes gallegos no están en absoluto conformes con la reforma local que ha emprendido el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro. En Galicia —donde el PP tiene uno de sus principales caladero de votos—, el descontento de los conservadores se había ido conociendo de forma puntual desde que el 15 de febrero, el Gobierno anunció el segundo intento (el primero fue en julio) de llevar un texto articulado a las Cortes para sacar adelante la reforma de la Administración local, con la que pretende ahorrar 7.129 millones de euros.

Tal era el descontento, sin embargo, que los regidores gallegos de todos los colores políticos han acabado poniéndose de acuerdo para aprobar un texto que enmiende puntos sustanciales de la pretendida ley del Ejecutivo de Mariano Rajoy. El documento lo han cerrado ayer, lunes, en el marco de la Federación Galega de Municipios e Provincias (FEGAMP) y lo trasladarán mañana miércoles a la Federación nacional, la FEMP, durante el consejo territorial que se celebra en Madrid con el resto de responsables locales del país.

La FEGAMP reclama al Gobierno una serie de puntos que, además, sólo constituirían el 'punto de partida' para más y mayores reformas de la reforma. Por un lado, el texto de los regidores y dirigentes provinciales gallegos pretende que los salarios de los alcaldes —que cobrarán sin excepciones, con dedicación exclusiva o parcial— sean homologados a los que perciben los trabajadores de la función pública en las Comunidades Autónomas correspondientes. Además, la FEGAMP pretende que sea la FEMP quien elabore esa relación retributiva y qué es lo que ha de cobrar el alcalde o dirigente provincial en cada caso. Cree la Federación regional, asimismo, que el baremo debe ser la 'responsabilidad' de los cargos públicos, no el número de habitantes por municipio.

El presidente de la FEGAMP, José Manuel Rey Varela (alcalde de Ferrol (A Coruña) por el PP), salió de la reunión de su Federación convencido de que el Gobierno tendrá en cuenta las 'peculiaridades' de los municipios gallegos para aceptar sus alegaciones, aunque fuentes de este ámbito reconocen la 'dificultad' que, una vez más, se demuestra para lograr un pacto por la reforma local, incluso, entre los ayuntamientos del partido del Gobierno. 'Es el terreno de la eterna discrepancia', subrayan.

Rey Varela anunció que la FEGAMP incluye un componente 'competencial mínimo' para todos los ayuntamientos, independientemente de su población y características; el rechazo a que las diputaciones provinciales incrementen su poder y se hagan con las competencias municipales (su papel debe ser sólo el 'histórico' de colaboración y asistencia a ayuntamientos), y, sobre todo, el alcalde Ferrol se opone 'rotundamente' a que se integre el artículo 61 del anteproyecto redactado por el Departamento de Montoro y que Rey Varela considera que 'abre la puerta a la intervención de ayuntamientos de menos de 5.000 habitantes por causas de insuficiencia financiera extrema' e injustificadas.