Público
Público

La alcaldesa de París afirma que le han propuesto mediar en el caso catalán

Anna Hidalgo aboga por que España aborde una reforma constitucional que "mejore la relación con las regiones".

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 6
Comentarios:

La alcaldesa de Paris, Anne Hidalgo, tras una reunión en el Palacio del Eliseo, sobre los Juegos Olímpicos de 2024, que se celebrarán en la capital francesa. REUTERS/Charles Platiau

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, de origen español, aseguró hoy que le han contactado para formar parte de una mediación en Cataluña, al tiempo que señaló que "es necesario impulsar el diálogo para salir de este callejón sin salida".

"Hay varias iniciativas de mediación, a mi misma me han propuesto formar parte de alguna. Yo creo que es necesaria esa mediación para salir de este callejón sin salida", aseguró Hidalgo en una entrevista a la televisión BFMTV.

Sin aclarar si aceptó esa oferta, la alcaldesa de París aseguró que la demanda independentista de Catalunya va "en el sentido contrario de la historia", en un momento en el que "Europa necesita países fuertes que aporten valores humanistas".

Hidalgo señaló que Catalunya goza de un elevado nivel de autonomía y aseguró que España debe estudiar una reforma constitucional que "mejore la relación con las regiones".

Aunque dijo entender la "simpatía" que puede generar la demanda de autodeterminación del pueblo catalán, Hidalgo recordó que lleva aparejada la negativa a "pagar por otras regiones", cuando "Catalunya también se ha construido gracias a los emigrantes, en particular los andaluces". Hidalgo es originaria de la ciudad gaditana de San Fernando y algunos miembros de su familia de origen andaluz residen actualmente en Catalunya.

La regidora de París consideró "extremadamente chocantes" las imágenes de la policía española el día del referéndum del pasado 1 de octubre y aseguró que el Gobierno de Madrid "no supo anticipar lo que iba a suceder".

"Debieron desinflar la importancia de un referéndum que no tenía espacio jurídico", aseguró la alcaldesa, que matizó que, sin embargo, era "un asunto muy complejo de gestionar para un Gobierno central".