Público
Público

El 'alquiler' de La Moncloa costaba, según Aznar, menos de 700 euros al mes

Aunque realmente el expresidente no pagó ninguna renta por vivir en el complejo: de ser ciertas sus palabras, lo tributó como "retribución en especie". Hay dudas sobre si los presidentes están obligados a incluir

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Yo siempre fui extremadamente meticuloso y minucioso en la presentación de mis cuentas. Todos los años que estuve al frente del Gobierno pagaba una renta por vivir en el palacio de La Moncloa. Yo pedí a Hacienda que me estableciese un ingreso para declarar en todas mis declaraciones de la Renta por vivir allí. No sé que han hecho los demás; yo sé que pagaba el 10% de mi retribución como presidente del Gobierno como renta por vivir en el palacio de la Moncloa'.

Irritado por las informaciones que le vinculan con una presunta financiación irregular del PP y con el cobro de sobresueldos en el partido, José María Aznar, expresidente del Gobierno y presidente de honor de los conservadores, quiso ponerse una medalla el pasado martes durante la controvertida entrevista que concedió a Antena 3. Dio a entender que pagó un alquiler durante los ocho años que ocupó el Palacio de la Moncloa por iniciativa propia.

La revelación es ciertamente llamativa: en primer lugar, hasta ahora no se tenía constancia de que los presidentes del Gobierno tuvieran que pagar renta alguna por vivir en un complejo que pertenece al Estado, al menos ninguno presumió de ello antes; en segundo lugar, si las afirmaciones de Aznar se tomaran al pie de la letra, cualquiera podría deducir que el montante de ese supuesto alquiler sería ridículamente barato para tratarse de un palacio con 32.664 metros construidos, situado muy cerca del centro de Madrid y con amplias zonas de jardín: no llegaría a los 700 euros al mes. El pasado mes de diciembre un portal inmobiliario valoró todo el complejo en 122 millones de euros, lo mismo que costarían 274 pisos de 90 metros cuadrados en el barrio de Salamanca de Madrid, el más exclusivo de la capital.

En sus años en La Moncloa Aznar cobró entre 72.000 y 78.0000 euros, por lo que como mucho no llegó a pagar, más de 8.000 euros al año por un complejo de 32.000 euros construidos

Este cálculo es sencillo de realizar: no hay más que mirar el Boletín Oficial del Estado (BOE), ver cuál era el sueldo de Aznar mientras fue presidente del Gobierno y dividir el 10% de esa cantidad por los doce meses del año. La prueba no deja lugar a dudas: en 1997, el primer año completo que Aznar ocupó La Moncloa, el presidente del Gobierno tenía un sueldo de 72.000 euros. Si, según su teoría, consignó en su declaración 7.200 euros por vivir en La Moncloa durante ese año, la renta le saldría por 600 euros al mes. En el año 2000, cuando Aznar cobró 78.490 euros brutos, la renta hubiera sido de 654 euros al mes; y en 2003, su último año completo en La Moncloa, ese hipotético alquiler habría alcanzado los 694 euros. Toda una bicoca en pleno boom inmobiliario.

Pero la realidad pone en jaque el relato del expresidente del Gobierno. La realidad llega a través de las páginas del diario El País, que este jueves, dos días después de la entrevista en Antena 3, informaba de que el PP pagó al expresidente la casa en la que residió hasta que ocupó La Moncloa con su familia. Si no pagaba el alquiler de su domicilio antes de ser presidente, ¿por qué iba a pagarlo al ocupar La Moncloa?, tal como afirmó, rotundo, en Antena 3. La respuesta está en las declaraciones de la Renta: bastaría con que Aznar las enseñara para disipar dudas y comprobar la veracidad de sus palabras. Pero hasta ahora no lo ha hecho y nada parece indicar que vaya a hacerlo: aunque dijo 'no tener ningún problema' en mostrar sus retribuciones, a continuación recordó, no sin cierta solemnidad, que las declaraciones de la Renta 'son confidenciales'.

La ley tributaria tampoco avala del todo las afirmaciones de Aznar. El expresidente jamás pagó un alquiler como tal, con una periocidad concreta y haciéndolo constar en un recibo. De ser ciertas sus palabras, lo que hizo fue consignar como 'retribución en especie' el uso de la sede del Gobierno como vivienda habitual. La pregunta surge inmediata: ¿Estaba obligado Aznar a incluir como retribución en especie el 10% de sus emolumentos por vivir en el palacio de la Moncloa o el expresidente quiso alardear de honestidad en un momento en el que su nombre aparece demasiadas veces ligado a la trama Gürtel?

Félix Bornstein, abogado y uno de los expertos en Derecho Fiscal más reputados de Madrid, cree que 'Aznar comete un error conceptual porque según la Ley Tributaria que regía en aquel momento [Ley 18/91 de 6 de junio del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas], y eso no ha cambiado desde entonces a pesar de las reformas de esa ley, sólo podrá considerarse retribución en especie si la empresa o el empleador cede al trabajador una vivienda para fines particulares. Y está claro que Aznar ocupó La Moncloa para fines oficiales, por algo era el presidente del Gobierno. Vivir en La Moncloa iba anejo al desempeño del cargo'. Este fiscalista cree que Aznar 'no estaba obligado [a tributar]. Yo creo que todo es una bravuconada, una locura'.

Félix Bornstein, experto fiscalista cree que Aznar no estaba obligado a tributar: 'Es una bravuconada'

José María Mollinedo, secretario general de Gestha, el sindicato de los subinspectores de Hacienda, tiene una visión distinta: cree, después de revisar todas las normas desde 1978, que no hay ninguna excepción que exima a la figura del presidente del Gobierno de declarar a Hacienda la retribución en especie por el uso de la vivienda de La Moncloa. Mollinedo se aferra al enunciado estricto del artículo 26 de la Ley 18/91 de 6 de junio del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Ese artículo dice textualmente que 'entre otras, se considerarán retribuciones en especie [...] la utilización de vivienda por razón de cargo o por la condición de empleado público o privado'.

La clave es determinar si los presidentes del Gobierno utilizan el complejo de la Moncloa para fines exclusivamente oficiales o también particulares. Mollinedo cree que si se considerara que el uso de La Moncloa reviste carácter oficial todo el tiempo o que el jefe de Gobierno estuviera obligado a residir allí, quizá  estuviera exento de tributar el uso de la vivienda como retribución en especie. Pero en España no existe una norma que regule el uso de La Moncloa como residencia del jefe del Gobierno y su familia; de hecho, ningún presidente del Gobierno está obligado a residir allí. Lo han hecho todos por motivos de seguridad, no porque lo dicte una norma. 

Respecto al 10% de su sueldo al que alude Aznar, hay que hacer algún matiz: el 10% es el máximo que establece la ley, aunque varía en función del valor catastral del inmueble. Mollinedo apunta que ese porcentaje empezó a aplicarse el 1 de enero de 1999: 'Antes sólo se tributaba el 2%'. Entre 1996 y 1998 Aznar sólo tributó algo más de 1.400 euros al año por usar las dependencias de la Moncloa: unos 120 euros al mes.  

Desde la secretaría de Estado de Comunicación no pudieron responder a la pregunta de si aparte de Aznar algún otro presidente tributó por vivir en el palacio o si Mariano Rajoy piensa seguir el ejemplo de Aznar. 'No nos consta que un presidente tenga que tributar el 10% como retribución en especie por residir en La Moncloa. En cualquier caso, eso sólo puede declararse a través de la declaración de la Renta y eso es confidencial, depende de cada uno enseñarla o no', afirmó a este diario la directora general de Comunicación del Gobierno, Consuelo Sánchez-Vicente.