Público
Público

Amancio Ortega dona otros 46 millones en Madrid tras la polémica por el rechazo simbólico de una asociación

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha firmado este lunes con el vicepresidente Ejecutivo de la Fundación, José Arnau, el convenio que hará posible la donación.

Publicidad
Media: 2.27
Votos: 11
Comentarios:

El dueño de Inditex, Amancio Ortega, en una imagen de archivo. EFE

Amancio Ortega ha donado 46,5 millones de euros para equipos tecnológicos para el tratamiento del cáncer en la Comunidad de Madrid. Con este dinero, se comprarán 21 aparatos para este fin.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha firmado este lunes con el vicepresidente Ejecutivo de la Fundación, José Arnau, el convenio que hará posible la donación. Esta cuantía se enmarca dentro de los 320 millones de euros que Ortega anunció en marzo que donaría a la sanidad pública para el tratamiento del cáncer.

En el caso de Madrid, la aportación se va a destinar a la adquisición de 21 equipos que se instalarán en siete hospitales públicos, que de esta forma contarán con las técnicas más avanzadas en el ámbito oncológico. Recibirán estos equipos de última generación para el tratamiento del cáncer los hospitales de La Paz, 12 de Octubre, Gregorio Marañón, Ramón y Cajal, Puerta de Hierro, La Princesa y el Clínico San Carlos. El plazo de incorporación será de un año o un año y medio ya que muchos requieren que se hagan obras previamente.

Las donaciones que se vienen produciendo últimamente en distintas comunidades autónomas no han sido bien recibidas por parte de colectivos en defensa de la sanidad pública. Hace unos días, la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Aragón rechazó de pleno esta donación, argumentando que ellos aspiraban a una "adecuada financiación de las necesidades mediante una fiscalidad progresiva que redistribuya recursos priorizando a la sanidad pública". Este colectivo, no fue el único que denunció este gesto, las asociaciones de Canarias, País Vasco y Galicia también lo hicieron.

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Publica (FADSP) explicó a través de un artículo de Luisa Lores, una de sus miembros, en Nueva Tribuna, por qué rechazan la infiltración de dinero por parte de magnates y empresas privadas.

La FADSP advierte del peligro de esta "tendencia privatizadora" en el ámbito de la sanidad pública, puesto que los intereses tienen que ver, en muchos casos, con los beneficios fiscales y con las ventajas de crear un oligopolio en el sector. En el artículo en Nueva Tribuna, Luisa Lores recuerda que en Galicia "la Xunta de Feijóo junto a Inditex, Abanca y otras empresas gallegas han formado un fondo de capital riesgo". Además, continúa, "Indra gestiona la Historia clínica, con todos los datos sanitarios de los pacientes. Esta empresa cede esos datos a los hospitales privados, concertados o no concertados".

Desde la Federación hacen una reflexión sobre si sólo es suficiente con comprar equipos de alta tecnología o si también se debería fomentar la Atención Primaria y la información sobre qué alimentos y hábitos provocan la aparición del cáncer. Tal y como denuncia Lores, "a las empresas no les interesa disminuir la incidencia de cáncer, sino el diagnóstico con equipos de alta tecnología y el tratamiento con costosos fármacos".