Público
Público

Amenazas CUP La exdiputada de la CUP Mireia Boya confiesa que cerró su negocio por "amenazas fascistas"

Boya explica en un breve hilo en su cuenta personal que Eduardo Inda, al que considera "cloaca pura" sacó dos artículos en su "panfleto" okdiario. Desde ese momento, la cupaire recibió decenas de amenazas de muerte

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3

Mireia Boya, fundadora y excoordinadora de la Asamblea Nacional Catalana en la Vall d'Aran y exdiputada por la CUP

Mireia Boya, exdiputada de la CUP, ha denunciado por Twitter que vio obligada a cerrar su negocio familiar (una casa rural en la Vall d'Aran), en septiembre del año pasado, por "amenazas fascistas".

Boya explica en un breve hilo en su cuenta personal que Eduardo Inda, al que considera "cloaca pura" sacó dos artículos en su "panfleto" okdiario. Desde ese momento, la cupaire recibió decenas de amenazas de muerte y también advertencias de que quemarían la casa. "Estoy acostumbrada", afirma, no sin antes destacar que denunció antes los Mossos d’Esquadra esta situación.

"En agosto -continúa su post- una familia alojada en la casa fue increpada cuando salía por la puerta". Es en ese momento cuando Boya creyó conveniente denunciar "porque se estaba poniendo en peligro la integridad de otras personas".

En la siguiente publicación adjunta dos fotografías que muestran la denuncia que interpuso en el juzgado de la Vall d'Aran, en Vielha. Boya confía en que "siga su curso" aunque "sin ninguna esperanza de que llegue a algún lugar".

"En diciembre -confiesa- colocaron lazos amarillos en la Vall d’Aran. Duraron una noche y quien los quitó me los dejó en la puerta de mi casa. Señalando y avisando a quien proclama #LibertadPresosPolíticos". Pero Boya lo tiene claro: "Ningún problema. Seguiremos".

Boya afirma que "el fascismo tiene muchas caras y una de ella es el boicot" y no duda en señalar al "entorno de ICV"como los típicos trols que "todos conocemos en Twitter" y que no hay que entrar "en su debate de mierda porque se sitúan del lado del fascismo que amenaza". Por último, reconoce que no ha contado esta situación antes para que no interfiriera en ninguna campaña electoral, "que eso ya lo hace muy bién C’s", finaliza.