Público
Público

La Audiencia Nacional confirma el procesamiento de 3 acusados por la agresión de Alsasua

Resuelve los tres primeros recursos de apelación de los nueve acusados por la agresión a dos guardias civiles y sus novias ocurrida el pasado octubre en la localidad navarra: "no fue una pelea de bar", dicen los magistrados, sino actos que pueden ser terroristas por el clima de hostigamiento a los agentes

Publicidad
Media: 5
Votos: 3
Comentarios:

Vecinos de Alsasua en una concentración con los familiares de los detenidos. E.P.

La Audiencia Nacional ha confirmado el procesamiento de tres de los nueve acusados en la agresión a dos guardias civiles y sus parejas ocurrida en un bar de Alsasua el pasado 15 de octubre.

La sección cuarta de la Sala de lo Penal ha rechazado los tres primeros recursos de los acusados, que fueron interpuestos por las defensas de Oihan Arnanz Ciordia -uno de los tres procesados que permanece en prisión desde noviembre-, Julen Goicoechea Larraza y Jon Ander Cob Amilibia contra los autos de procesamiento dictados por la juez Carmen Lamela el pasado 21 de noviembre.

De esta manera, la Sala confirma el procesamiento de estos tres acusados por los supuestos delitos de atentado, lesiones, provocación a la discriminación, odio o violencia contra grupos y terrorismo.

La Audiencia Nacional aún debe de resolver los recursos interpuestos por los otros seis acusados en esta causa, a los que a juez Carmen Lamela atribuye un delito de terrorismo en concurso ideal de lesiones, atentado y odio.

"No fue una pelea de bar"

La seción cuarta confirma que esta agresión debe ser juzgada por la Audiencia Nacional. Los hechos son constitutivos de un delito terrorismo "por el clima de presión y hostigamiento" hacia los agentes de la Guardia Civil en Alsasua, por lo que la competencia corresponde al tribunal central y no al juzgado de instrucción 3 de Pamplona que abrió las primeras investigaciones, tal y como reclamaban los procesados.

Los dos autos conocidos este lunes exponen que  "con la información acumulada no podemos considerar los graves actos de la madrugada del 15 de octubre como una simple agresión a dos personas que iban con sus respectivas novias, y mucho menos, como una pelea de bar, si prestamos atención al contexto en el que se produjo, los prolegómenos de las agresiones, la entidad de las lesiones producidas, el número de agresores, la función pública ejercida por los dos principales agredidos y el grave rechazo que produce en ellos, sus familias y allegados la presencia de la Guardia Civil en el pueblo navarro de Alsasua, donde incluso existe un movimiento específico que preconiza su expulsión y su rechazable aislamiento social”.

De esta manera aluden al movimiento 'Ospa Mugimendua' y la campaña 'Alde Hemendik' que existe en Alsasua y al que pertenecen varios de los acusados.

Todo ello crea un ambiente de grave crispación social, de alteración de la paz pública y de temor en una parte de la sociedad, “ un ambiente generador y propiciador de actos genuinamente terroristas”, según los autos firmados por los magistrados los magistrados Ángela Murillo, Carmen Paloma González y Juan Francisco Martell, que integran la sección cuarta.