Publicado: 18.11.2013 16:09 |Actualizado: 18.11.2013 16:09

La AN rechaza la extradición a Marruecos del pederasta Daniel Galván

El rey Mohammed VI le indultó por error el agosto pasado. La Sala quiere que termine de cumplir en España los 30 años de cárcel por varios delitos de abusos sexuales

 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Audiencia Nacional ha rechazado la extradición a Marruecos del pederasta Daniel Galván, al que el rey Mohammed VI indultó por error en agosto pasado, y ha acordado la apertura de un procedimiento para que termine de cumplir en España la pena de 30 años de cárcel a la que fue condenado por varios delitos de abusos sexuales.

En un auto dictado este lunes, la Sección Tercera de la Sala de lo Penal rechaza la entrega de Galván a Marruecos señalando que el reclamado tiene nacionalidad española y que, en virtud del tratado de extradición con el reino alauita, las autoridades españolas no entregan a sus nacionales.

En todo caso, el tribunal le abre un procedimiento de cumplimiento de condena extranjera (CEX) para termine de cumplir la pena por abusos sexuales a menores por la que el Tribunal de Apelación de Kenitra expidió el 5 de agosto pasado una orden internacional de detención.

Los magistrados Alfonso Guevara (presidente), Ángeles Barreiro y Antonio Díaz Delgado atienden de esta forma la petición que realizó la defensa de Galván, que solicitó cumplir su pena en España, y acuerdan lo solicitado por la Fiscalía, que también se manifestó en contra de la entrega debido a que, a pesar de haber nacido en Irak, el pederasta obtuvo la nacionalidad tras contraer matrimonio en 1982 con una española.

Pese a haber nacido en Irak, obtuvo la nacionalidad tras casarse con una española

El tribunal recuerda que el indulto que le concedió el monarca marroquí fue "revocado" tras su concesión y que el Código Penal del país recoge que la medida de gracia es "un derecho del Rey" para el cual no está previsto "control alguno" ni en la decisión de concesión ni en la de revocación.

Galván fue condenado en mayo de 2011 en Marruecos a 30 años de prisión por abusar sexualmente de al menos ocho menores de entre 6 y 15 años a los que drogaba y sometía a sesiones fotográficas de contenido sexual para después violarlos. En ocasiones empleaba para amenazar a los menores un cuchillo de carnicero o les obligaba a consumir alcohol.

Mohamed VI le indultó junto a otros condenados tras una visita al país del rey Juan Carlos. No obstante, fue detenido en Murcia el día 5 de agosto pasado en virtud de la orden internacional de detención que se dictó después de la revocación del indulto.