Público
Público

Ana Mato supera a Batasuna y envía a su abogada al juicio de Gürtel

La ex ministra no se ha presentado el primer día de la sesión, a diferencia de los responsables civiles del macroproceso a la izquierda radical que si se personaron en 2013. El PP acude con abogado y representante legal.

Publicidad
Media: 3.14
Votos: 7
Comentarios:

Los acusados de la Gürtel en la primera sesión del juicio. EFE/Chema Moya

MADRID.- La ex ministra del PP Ana Mato ha logrado este martes superar al centenar de administradores de las herriko tabernas de Batasuna en cuanto al respeto a un tribunal. No se ha presentado al juicio de la Gürtel, donde se sienta en el banquillo como responsable civil por los casi 29.000 euros que recibió de la trama en forma de viajes y dádivas. En su lugar, ha enviado a la letrada Julia Muñoz.

La letrada Administración de Justicia (la secretaria del tribunal) ha dado por comparecida a Ana Mato pero, enseguida, ha corregido: "Ana Mato no ha comparecido,pero consta citada perfectamente".

La ley permite a Mato no presentarse, al ser copartícipe a título lucrativo, y con su maniobra ha evitado la fotografía de estar sentada en el banquillo. Pero lo habitual es que los citados como responsables civiles se presenten el primer día ante el tribunal.

Hace tres años, y ante la misma sección de la Audiencia Nacional que este martes juzga el caso de corrupción Gürtel y con el mismo presidente, Ángel Hurtado, se personó el centenar de responsables civiles de las herriko tabernas en el macroproceso de Batasuna. Todos ellos se sentaron en el banquillo y llegaron con sus abogados, para solicitar al presidente que les eximiera de asistir al resto de las sesiones. Hurtado accedió.

La defensa de la exministra tiene previsto invocar este precedente judicial de 2013 para justificar su petición de no sentarse en el banquillo como participe a título lucrativo. Aunque, a diferencia de los batasunos, Mato ni se ha presentado, cuando la asistencia en el primer día de juicio es práctica habitual ante un Tribunal que juzga penas tan graves como más de 700 años de prisión para los 37 acusados.

El PP, en cambio, ha enviado a un representante legal y al abogado Jesús Santos, ex teniente fiscal de la Audiencia Nacional. La formación conservadora se sienta en el banquillo como participe a título lucrativo por los mas de 328.440 euros de dinero ilícito con los que la trama sufrago campañas electorales de los populares Jesús Sepúlveda -ex marido de Mato- y Guillermo Ortega en Majadahonda y Pozuelo de Alarcón (Madrid).

La vista con las cuestiones previas ha comenzado con 55 minutos de retraso.

Hay más abogados defensores que acusados en La sala. Medio centenar de letrados para 37 acusados.

El Tribunal está formado por Hurtado (presidente y ponente), Julio de Diego -también magistrado juzgados en el macroproceso de Batasuna- y José Ricardo de Prada.

La letrada Administración de Justicia ha necesitado una hora y cuarto para leer la larga lista de delitos que detalla para cada acusado, todos ellos relacionados con corrupcion y soborno a una decena de politicos del PP para lograr contratos irregulares con las administraciones publicas.

A la cabeza, el líder de la Gürtel, Francisco Correa, sentado en primera fila y quien afronta penas de 125 años de prisión por delitos de cohecho continuado, tráfico de influencias continuado, malversación, falsedad continuada, blanqueo de capitales, fraude continuado a las administraciones publicas, entre otros.

Correa ha sido un verso suelto en los pasillos durante la espera de la vista. Esperó sólo, con una voluminosa cartera en mano, mientras los demás acusados, en especial los populares, hablaban entre si dándole incluso la espalda. Sólo José Luis Izquierdo, el contable de la trama, le ha dirigido la palabra. En el receso, Álvaro Pérez, el Bigotes, ha charlado un rato con él. 

Ahora bien, tampoco es descartable que otros procesados sigan su senda, si es que se concreta el famoso pacto para tirar de la manta con el que Correa amaga desde hace un año.