Público
Público

Análisis Cs se aferra a Catalunya tras desmontarle Sánchez su estrategia de oposición

El nuevo Gobierno, con perfiles cercanos a las filas de la formación naranja, ha dejado casi sin margen de ataque a Cs, que ha mantenido la línea de recurrir a la futura acción del Ejecutivo en Catalunya y los posibles pactos con los nacionalistas como eje de la oposición. 

Publicidad
Media: 2.33
Votos: 3

Albert Rivera, junto a Pedro Sánchez, en el hemiciclo del Congreso en una imagen de archivo / EFE

Si la semana pasada dejó a Ciudadanos descolocado, el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez ha arrollado la estrategia del partido. La selección del Ejecutivo de Sánchez ha sido elegida y anunciada estratégicamente con perfiles técnicos y con una apertura ideológica que, a pesar de lo que se podía esperar, ha girado hacia perfiles cercanos a Cs y PP. Lo que ha dejado al partido naranja con poco margen de ataque al nuevo Gobierno.

El avance del partido naranja en las encuestas no se debía a haberse ganado buena parte los votantes del PP, también parte de los votantes socialistas. Sánchez ha enfrentado esto con el nuevo Ejecutivo a Ciudadanos dejando las puertas abiertas a recuperar el espacio arrebatado con fichajes alabados por los naranjas como Fernando Grande-Marlaska, Nadia Calviño o Josep Borrell.

Hace un mes, Ciudadanos era el partido de moda y Albert Rivera se proclamaba como un fuerte aspirante a presidente del Gobierno. Ahora, necesitan un 'reenfoque' de su oposición, que todavía no ha llegado, y sobre la que hay ciertas dudas de cómo llegará entre el partido. En la derecha, se lanzará a una pugna por la hegemonía con un PP que llegará renovado y también desde la oposición. En el centro, se enfrentarán al Gobierno, pero no podrán jugar el papel de una oposición tan dura como cabría esperar pues los perfiles cercanos a la ideología de la formación naranja les haría caer en contradicciones. Tocará medir entre cooperar en acuerdos y criticar errores, intentando evitar que el movimiento centrista de Sánchez les coma terreno.

Pero esto sólo ha llegado después de que se caigan las sospechas que suscitaron en estos días Ciudadanos. Desde que salieron de la votación de la moción de censura que proclamó a Sánchez como presidente hasta este miércoles avisaban de las dudas sobre el Gobierno que podría formar Sánchez después de haber sido nombrado por partidos "populistas" como Podemos y los partidos nacionalistas. Aunque ya esta estrategia no tiene más camino. Toni Roldán, el secretario de Programas del partido, ya reconoció ayer en comparecencia en el Congreso tras el anuncio del Ejecutivo que "es un Gobierno de un perfil técnico general correcto, adecuado".

Aunque el verdadero triunfo de Sánchez ha sido crear el primer Gobierno con más mujeres que hombres de la historia de España. E impulsar un equipo de mujeres, y en el que ellas tendrán pesos de los más importante como el área económico. 

Con el nuevo Gobierno, Sánchez se enfrenta a Cs con el voto de la centro derecha

Así se ha formado un Gobierno en paridad pero que mantiene la política económica liberal de anteriores gobiernos socialistas. Después de esto, y cómo ya han utilizado, Ciudadanos se ha aferrado a Catalunya y los posibles pactos con los nacionalistas para seguir sembrando dudas. 

En este sentido, el portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Juan Carlos Girauta, ha afirmado que el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez debería tratar como prioritarias la cuestión del desafío independentista en Catalunya y la reforma del modelo laboral para atajar la precariedad. Estos son asuntos que ha tildado de “particularmentes urgentes”, sobre todo Catalunya, situación ante la que reclaman “la definición de los planes concretos, donde el desafío permanece prácticamente inalterado" una vez levantada la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Mientras, Roldán volvió a manifestar que tienen dudas sobre los pactos a los que han llegado entre nacionalistas y Sánchez para que le apoyaran.

Así, insisten en que los nombres no importan tanto como las políticas que se vayan a hacer: la preocupación para Ciudadanos afirman que está en la línea que llevarán a cabo. Aunque, los nombres parece que les han dejado tan descolocados, que Luis Garicano, el responsable del área de Economía y Empleo de Ciudadanos, ha asegurado que el nuevo Gobierno es "parte del cambio" que Ciudadanos quería traer y ha deseado “que no haya marcha atrás, que no volvamos nunca a los grises y obedientes burócratas de partido sin idiomas ni experiencia fuera de la política". 

Así pues, quedan muchas dudas sobre cómo se recolocará Ciudadanos en el nuevo escenario político y si será capaz o no de mantener sus posiciones. Lo que vuelven a dejar claro es lo que sí seguirán defendiendo: que España necesita un Gobierno fuerte que sea decidido por los españoles en las urnas y la intervención del Ejecutivo, junto con el resto de "partidos constitucionalistas" para enfrentar el "proceso separatista" en Catalunya.