Público
Público

Análisis PSOE y Podemos no cejarán en denunciar la incoherencia de Ciudadanos

Ambos partidos creen que la formación de Albert Rivera saldrá desgastada si apoya finalmente al PP en Madrid, al ponerse en evidencia la contradicción entre lo que dicen y lo que hacen.

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 6

Los portavoces de los grupos políticos en la Asamblea de Madrid en los actos del Dos de Mayo en Sol / EUROPA PRESS

PSOE Y Podemos albergan pocas esperanzas de que Ciudadanos finalmente facilite la investidura de Ángel Gabilondo como presidente de la Comunidad de Madrid, pero no por ello van a cejar en su empeño de denunciar la "incoherencia" del partido naranja entre lo que dice y lo que finalmente hace, que queda claramente reflejada en este caso.

El PSOE, día tras días y a través de todos sus portavoces, denuncia que el partido que llegó a la política hablando de la regeneración democrática, va a apoyar al candidato de un partido que, según las propias palabras de Albert Rivera, "está podrido de corrupción".

Para el PSOE es la prueba de que a Ciudadanos no le interesa combatir la corrupción y todas sus decisiones políticas se mueven en función de sus intereses electorales, dejando de un lado los principios que predica. La dirección federal cree que este discurso desgasta seriamente la credibilidad de Ciudadanos y que está llegando a la ciudadanía, pese a que las encuestas apuntan lo contrario.

En Ferraz están decididos, si se consuma el apoyo de Ciudadanos al PP para que siga en el Gobierno, a mantener este discurso de forma permanente, con lo que supone el escaparate de Madrid –"esto no es lo mismo que Murcia", dijo un dirigente de la Ejecutiva- y el protagonismo que ha cogido Ángel Gabilondo a raíz de la presentación de la moción de censura. Al máximo nivel del partido, se cree que Ciudadanos no está midiendo bien esta operación política, que no es compartida, según los sondeos internos que maneja el PSOE, ni por la mayoría de los ciudadanos de Madrid ni por sus propios votantes.

PSOE y Podemos, dispuestos en denunciar hasta el final las contradicciones de Cs

Podemos también está dispuesto a mantener su estrategia, insistiendo en las peticiones al partido naranja para que cambie de opinión y vote por echar al PP de la Comunidad de Madrid. El partido morado no dudó en apoyar la moción de censura liderada por los socialistas, ni en defender la candidatura de Gabilondo. Por ello, insisten en esta estrategia hasta el final porque su principal objetivo es conseguir un “gobierno de regeneración democrática”.

En esta línea, el aspirante a liderar la lista de Podemos a la Presidencia de la Comunidad, Iñigo Errejón, ha urgido a Ciudadanos a abandonar el "sectarismo" para tener "un acuerdo entre las fuerzas de la oposición". De hecho, el inicio de la campaña del equipo de Errejón estuvo centrado en Ciudadanos, reclamando que la "renovación democrática" está por "encima de las siglas". 

La intención también es poner al partido naranja entre la espada y la pared y, aunque no cambie de opinión, intentar que esta campaña de desgaste tenga sus secuelas en el partido. Una insistencia que tampoco es de extrañar ya que, como ambas formaciones han reconocido, el voto joven se disputa entre ellos. Así, si se consigue que esta crisis debilite a Ciudadanos, Podemos se puede ver beneficiado.

De esta forma, se ha instalado en la Comunidad de Madrid la guerra del desgaste entre los partidos, esperando que sus contrarios salgan, lo más quemados posibles, de esta crisis regional.