Publicado: 26.08.2014 12:04 |Actualizado: 26.08.2014 12:04

Anguita ve improbable que la izquierda vaya junta a las urnas pero pide un programa común

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Julio Anguita, tras su reciente paso por el hospital, ha vuelto a posicionarse sobre la coyuntura política actual, en la que, acercándose las elecciones municipales y generales de 2015, muchos ponen la vista en un posible reagrupamiento de las fuerzas de izquierda para desbancar al PP después de cuatro años de políticas de austeridad. En este sentido, ha dejado claros dos puntos que a su parecer son fundamentales. Por un lado, no ve "probable" que las formaciones que están por el cambio político vayan unidas en una lista en las próximas citas electorales, pero sí apuesta porque se avance en la elaboración de un programa y un discurso común contra el bipartidismo. Además, ve un error que en las distintas estrategias para la confluencia se cuente con el PSOE, pues el bipartidismo que conforma con el PP es "el Poder" al que hay que combatir.

El portavoz del Frente Cívico, y exportavoz del PCE, se ha expresado en estos términos en un artículo de opinión publicado este martes bajo el título de Ahora. Sin pretextos. En él, comienza advirtiendo que las elecciones europeas del pasado 25 de mayo han visibilizado un "un hipotético y posible escenario político y social tenido por casi imposible hasta ahora", pues se ha producido una "fuerte pérdida de votos del bipartidismo" en paralelo a una importante subida de IU, la consecución de un escaño por parte de Primavera Europea (Equo, Compromís, Chunta Aragonesista y otros) y la "irrupción fulgurante de Podemos". "Las alarmas se encendieron ya que la traslación de esos resultados a unas elecciones generales, dibujaba el declive del sistema político de la segunda Restauración Borbónica, la Transición", añade.

Como ya ha afirmado en anteriores ocasiones, Anguita ha hecho hincapié en la importancia que han tenido los movimientos sociales para precipitar los cambios políticos que están aconteciendo: "El 15-M, las Mareas, la Plataforma contra los desahucios, las acciones de los perjudicados por los fraudes bancarios, las marchas y campamentos por la dignidad, los permanentes posicionamientos de las organizaciones ecologistas contra las políticas de agresión al medio ambiente y la atmósfera de crispación ciudadana ante tanta corrupción, tuvieron su corolario en la jornada del 22-M". Y desvincular esto de los resultados electorales "constituiría una gravísima equivocación que tiraría por la borda tantas luchas y tantos sacrificios personales y colectivos".

Además, ha advertido que el bipartidismo es un modelo de poder que va mucho más allá del PP, PSOE y los puntales de los nacionalismos de derecha, y que consiste en "el mecanismo político a través del cual el Poder ejerce su hegemonía". Esa hegemonía es la que marca de qué se puede hablar y de qué no, que temas son susceptibles de disputa política entre las opciones del y cuáles quedan fuera del control ciudadano, como serían la OTAN, la UE, la Troika, las reformas laborales, la fiscalidad regresiva, la inacción contra una corrupción o la propia reforma del artículo 135 de la Constitución. "Por eso constituye un error seguir planteando desde la izquierda alianzas estratégicas con uno de los componentes del bipartidismo, el PSOE". "Quiero decir que intentar construir una alternativa al sistema teniendo como socio a un integrante del bipartito, no sólo es un error sino un caso de miopía culpable", añade.

"¿Significa todo lo anterior que estoy proponiendo una candidatura electoral única?", se pregunta. "En el momento en que escribo estas líneas no lo veo probable. Otra cosa son los deseos y las esperanzas", responde. Pero sí cree necesario en el actual contexto que se elabore un programa común e, igual de importante, un discurso común, "que sea fácilmente compartido debe ceñirse a las cuestiones éticas y morales que están pidiendo solución". Y, en este sentido, apunta una lección importante de la que Podemos es el mejor ejemplo en las últimas elecciones: "La comunicación es extraordinariamente importante. Se trata de persuadir, convencer, explicar y hacer lo aparentemente difícil, cercano, accesible, compartido".

 

Ahora. Sin Pretextos. (J. Anguita)


http://www.quoners.es/q/elecciones-europeas-2015