Publicado: 17.01.2016 17:50 |Actualizado: 18.01.2016 18:45

Teresa Rodríguez dice que Podemos no facilitará un Gobierno si antes no se devuelve al pueblo lo que es suyo

"No vamos a pedir permiso para hacer política", han manifestado miembros del partido durante un acto celebrado en el Teatro del Barrio con motivo del segundo aniversario de la formación morada.

Publicidad
Media: 4.24
Votos: 17
Comentarios:
Diego Cañamero, Teresa Rodriguez, Carlos Sánchez Mato y Montserrat Galcerán durante el acto por el segundo aniversario de Podemos. SANDRA BLANCO

De izquierda a derecha, Diego Cañamero, Teresa Rodríguez, Carlos Sánchez Mato, y Montserrat Galcerán durante el acto por el segundo aniversario de Podemos.- SANDRA BLANCO

MADRID.- "No vais a encontrar por nuestra parte ningún tipo de colaboración para la gobernabilidad hasta que no nos deis lo que es nuestro". Así de tajante se ha mostrado Teresa Rodríguez, líder de Podemos en Andalucía, durante el acto celebrado con motivo del segundo aniversario del partido en el Teatro del Barrio, lugar donde Podemos dio su primera rueda de prensa y que supuso el punto de partida de la formación morada.

En el coloquio 'De la indignación a los procesos constituyentes', han participado miembros del partido, como Miguel Urbán, concejales del Ayuntamiento de Madrid, como Carlos Sánchez Mato, y activistas feministas y ecologistas como Yayo Herrero, y ha estado organizado por la revista Viento Sur y la Fundación de Los Comunes.



El acto ha servido para que los participantes discutieran sobre los logros e insuficiencias que consideran que existen en los movimientos sociales desde la aparición de Podemos hasta su llegada a las instituciones. Teresa Rodríguez ha destacado la importancia “de abrir procesos de lucha desde abajo", y ha añadido que "hemos venido a las instituciones a cobrarnos nuestras peleas en la calle”, mientras que otros participantes como Beatriz Gimeno, activista por los derechos LGTB, han resaltado la necesidad de incluir a las mujeres en el cambio.

"Mientras hemos conseguido cambiar el panorama político, acabar con la representación pública como un juego de dos, tenemos que ser capaces de cambiar el orden social", ha manifestado la líder de Podemos en Andalucía y ha recordado que el partido nació "para conseguir un escenario en el cual la igualdad social y la profundización democrática fueran una realidad". "El objetivo fundamental es hacer los caminos por los cuales transite la gente",  ha dicho añadido haciendo referencia a su responsabilidad de "gestionar" la indignación de la ciudadanía, que es "la que ha sido capaz de cambiar el sentido de la realidad".

Críticas al bipartidismo

Durante el acto no han faltado las críticas al bipartidismo. "El PSOE es un partido que hace políticas de derechas", decía el sindicalista Diego Cañamero, quien ha acusado a la formación liderada Pedro Sánchez de ser "una empresa que busca votos para mantener a su plantilla" y aseguraba que no es posible pretender transformar la sociedad con estos "compañeros de viaje".

Cañamero, miembro del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) y conocido por sus públicas acciones reivindicativas, manifestaba la importancia de conectar con la sociedad y "enamorar al pueblo", aunque lo fundamental es "un cambio profundo" que pase por medidas como el reparto de la riqueza o la nacionalización de empresas en beneficio de la sociedad. 

"Podemos ha sido capaz de recoger en un entusiasmo colectivo lo que durante siete años la gente ha hecho en la calle".

"Podemos ha sido capaz de recoger en un entusiasmo colectivo lo que durante siete años la gente ha hecho en la calle", expresaba el sindicalista y apuntaba que el proceso constituyente tiene que estar al margen de los partidos de la casta, de los partidos de la Troika y de los partidos de los recortes".

Montserrat Galcerán, concejal del Ayuntamiento de la capital por Ahora Madrid, ha puntualizado la necesidad de que el conjunto de la ciudadanía sea agente activo de una "revolución donde todos tengamos una participación directa", mediante redes, foros o procesos participativos. "No creamos en las instituciones, no nos enamoremos del poder", ha dicho Galcerán.

Por su parte el eurodiputado de Podemos, Miguel Urbán, ha señalado que el proceso no debe ser una segunda transición, "sino una ruptura democrática"."Nunca más un pacto entre partidos. No vamos a pedir permiso para hablar de política", ha añadido Urbán.

"Podemos nació sin perspectiva de género. Ha tenido que ceder espacio a las mujeres porque nosotras también nos lo hemos ido ganando", ha expresado Beatriz Gimeno a modo de crítica con la formación, aunque ha reconocido que "el feminismo salió reforzado con el 15-M". Gimeno, quien ha puesto especial empeño en abordar el debate desde una perspectiva feminista, ha señalado la necesidad de que el proceso constituyente incluya a las mujeres para que no queden fuera como ya ocurrió en el 78. El objetivo es conseguir una nueva Constitución "que tenga madres" y que nazca para blindar e incorporar los derechos de las mujeres.

"No podemos seguir mirándonos al ombligo", ha expresado por su parte Carlos Sánchez Mato, miembro de Izquierda Unida, concejal por Ahora Madrid, responsable de Economía y Hacienda en el Ayuntamiento Madrid, quien a modo de autocrítica ha reconocido que se han hecho cosas mal y se dejan pasar oportunidades: "en el momento de mayor crisis del sistema capitalista, cuando estaba más débil lo hemos dejado escapar".

A estas críticas se ha sumado la activista de Ecologistas en Acción, Yayo Herrero que ha apuntado a los "imaginarios" que nos lleva a creer que el bipartidismo se ha roto y ha recordado que el margen de actuación es pequeño porque "vivimos en un planeta físicamente limitado", y que es necesario organizar un espacio viable para construir una forma de vida que favorezca a la mayoría. En este sentido, Herrero ha apuntado a apostar por “cambiar el modelo económico y productivo para construir una sociedad justa e igualitaria”.

El acto ha finalizado con la intervención de Juan Carlos Monedero, quien ha dicho que con Podemos en el Parlamento ha entrado gran parte del pueblo y ha querido transmitir la ilusión que percibe en las calles por parte de la ciudadanía desde la creación del partido. "Queremos una democracia que merezca ser vivida", ha concluido el cofundador de Podemos.