Publicado: 19.04.2015 19:00 |Actualizado: 20.04.2015 07:00

Un antimonárquico condenado por increpar a Felipe VI, candidato
del PSE en Elorrio

En 2010, el socialista Koldo Méndez gritó “Monarquía franquista” frente a los entonces príncipes de Asturias

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 6
Comentarios:
Koldo Méndez, candidato del PSE en el Ayuntamiento de Elorrio. EFE

Koldo Méndez, candidato del PSE en el Ayuntamiento de Elorrio. EFE

BILBAO.- Situado a tres cuartos de hora de Bilbao, Elorrio es un pueblo de clara mayoría nacionalista. En su ayuntamiento no hay fotos del rey Felipe VI, algo que tiene su reflejo en la calle: en esta localidad de algo más de siete mil habitantes, muy pocos se sienten identificados con la monarquía española. A partir del próximo 24 de mayo –día en el que se celebrarán las elecciones municipales-, el consistorio podría contar con la voz de otro antimonárquico, condenado incluso por protestar frente a los Príncipes de Asturias en 2010. Su nombre: Koldo Méndez. Su edad: 62 años. Su partido: el PSE.

Para asombro de muchos, el partido liderado en Euskadi por Idoia Mendia ha elegido a Méndez como candidato a la alcaldía de Elorrio. Tanto la secretaria general del PSE como el resto de integrantes de la ejecutiva vasca conocen la historia de este militante, quien actualmente ocupa el cargo de coordinador y portavoz en el País Vasco de Izquierda Socialista (IS), única corriente interna admitida en esta formación. Además, es el secretario general de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos de UGT.

Durante la anterior legislatura, Méndez fue concejal en el municipio de Berriz. Su nombre saltó a la prensa a finales de mayo de 2010, en ocasión de una visita de los entonces príncipes de Asturias a Bilbao. “Un momento: esto no es una anécdota, sino una cuestión de principios”, precisa el dirigente de IS a Público. Tras la aclaración, continúa con su relato. “No fue nada preparado. Yo iba con mi nieto y con mi escolta por la calle. Y claro, no podía ver pasar al sucesor del Borbón que puso Franco y quedarme callado”.



El ahora cabeza de lista por el PSE en Elorrio se cruzó con Letizia, Felipe y el resto de su comitiva en el exterior del Teatro Campos Elíseos, donde los representantes de la corona tenían previsto entregar los Premios Novia Salcedo. “¡Viva la República! ¡Abajo la monarquía! ¡Monarquía franquista!”, fueron algunos de los gritos lanzados por Méndez. De esa manera, quería mostrar la “repugnancia” que le producían “el heredero de Franco y su retoño”. “¿Por qué su hijo tiene más privilegios que el mío?”, se preguntó.

Poco después, Méndez estaba rodeado por varios agentes de la Ertzaintza, que lo llevaron detenido a la comisaría de Deusto. “Allí me golpearon y maltrataron”, asegura. Su caso se cerró con una condena a ocho meses de cárcel por “desacato a la autoridad” –no tuvo que ingresar en prisión, ya que carecía de antecedentes penales- y una multa de 600 euros. Fuera de los tribunales, la dirección del PSE –que tras conocerse aquellos hechos reprobó públicamente la actitud de su concejal- analizó lo ocurrido, pero no adoptó ninguna medida en su contra. “Los compañeros entendían que lo que había pasado era una cuestión política (…) Tanto mi partido como mi sindicato me defendieron por abajo como no se puede imaginar”, sostiene.

Cinco años después de aquel episodio, Méndez tendrá que defender las propuestas del PSE para acceder al Ayuntamiento de Elorrio. “La decisión de la ejecutiva socialista ha sido a sabiendas de quién soy, lo cual es un honor. Si el partido recurre a hombres de mi perfil es porque está girando a la izquierda”, considera el ahora candidato a alcalde. “Por favor, detalle lo siguiente –añade-: yo no soy un verso perdido dentro del PSE”.

“No soy víctima de nadie”

La pasada semana, Méndez acudió a Sestao para participar en una charla de Gure Esku Dago, la iniciativa ciudadana que defiende el derecho a decidir. Tal como él reconoce, no era la primera vez que tomaba parte en una conferencia de esta plataforma, con la que comparte sus objetivos generales. “Mi posición –señala- está expresada en los mismos términos que UGT en Catalunya: Somos partidarios del derecho a decidir, pero no de la independencia”.

A su criterio, “existen problemas democráticos no resueltos en Euskadi y Catalunya”. “He estado viviendo ocho años escoltado, y a mí nadie me tiene que pedir perdón. Tampoco soy víctima de nadie, porque yo fui a hacer política en unas condiciones políticas determinadas. Mis compañeros del PSE me explicaron dónde me metía, así que ya lo sabía”, subraya.

"Felipe quiere destruir el PSOE"

El candidato socialista tampoco oculta su poco cariño hacia el ex secretario general del PSOE y ex presidente del gobierno español, Felipe González. “Su opinión es la de CIA, la de Washington. Es un tipo que quiere mediatizar nuestro partido, y que lo está instrumentalizando para destruirlo sobre la base de que no haya ninguna decisión democrática en nuestro seno. Yo no tengo nada que ver con ese tipo de gente”, puntualiza el número uno del PSE al Ayuntamiento de Elorrio. A partir de las próximas semanas, las calles de este pueblo tendrán carteles con su rostro.