Publicado: 24.09.2015 15:47 |Actualizado: 26.09.2015 17:45

Antonio Baños (CUP): “Esta semana hemos visto temblar a los banqueros”

El cabeza de lista de la CUP se muestra convencido que las “oligarquías están acojonadas” ante la perspectiva probable que la formación independentista y anticapitalista sea decisiva tras las elecciones del 27S

Publicidad
Media: 5
Votos: 5
Comentarios:
El candidato a la presidencia de la Generalitat por la CUP, Antonio Baños, interviene en el acto político que se celebra esta noche en Cornellà de Llobregat (Barcelona), de cara a las elecciones del 27S. EFFE/Toni Albir

El candidato a la presidencia de la Generalitat por la CUP, Antonio Baños, interviene en un acto político de cara a las elecciones del 27S. EFE/Toni Albir

BARCELONA.- La pérdida de la nacionalidad española, el riesgo de impago de las pensiones o la expulsión de la Unión Europea son tres de los argumentos que se han arrojado los últimos días para intentar socavar el apoyo a las formaciones independentistas ante las elecciones catalanas de domingo. Pero no parece que la campaña del miedo esté funcionando. El monumental error de Rajoy sobre la nacionalidad española o la manipulación de un comunicado del presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, sobre la independencia catalana han generado un efecto bumerán que parece favorecer a los partidarios del Estado propio. El cabeza de lista de la CUP, Antonio Baños, ha ido un paso más lejos y ha afirmado que “esta semana hemos visto como el miedo ha cambiado de bando”.

En un acto celebrado en el barrio de la Barceloneta que ha congregado a unas 150 personas, Baños ha relatado que “esta semana hemos visto temblar a los banqueros”, que han amenazado con dejar Catalunya en caso de independencia, “hemos visto como el rey, el preparado e hijo del campechano, se ha acojonado y ha intentado que Obama dijera algo” sobre la cuestión, y además se ha comprobado que “Rajoy no sabe ni lo que pone en la Constitución”. Para Baños, lo que “da miedo a los poderosos” no es “ni Pablo Iglesias, qué dijo que el Santander no era casa”, ni tampoco Artur Mas, sino el hecho que en las encuestas “aparezca un quesito, que es la CUP, que puede ser decisivo tras el 27-S”. “Las oligarquías tienen miedo al pueblo organizado y saben que detrás nuestro está la unidad popular, el pueblo combativo y organizado que devuelve los ataques y por esto están cagados”, ha sentenciado.

Baños: “Hemos visto como el rey, el preparado e hijo del campechano, se ha acojonado y ha intentado que Obama dijera algo”

En la misma línea, Anna Gabriel, número dos de la candidatura de la formación independentista y anticapitalista, ha añadido que [al Estado español] “no le ha salido bien la estrategia de la represión, la humillación y los dictámenes del Tribunal Constitucional, porque pensaban que nadie se movería y al final hemos salido más que nunca a las calles”. Tanto Baños como Gabriel han insistido que los comicios del 27-S no son sólo “plebiscitarios” sino también “constituyentes” y el cabeza de lista ha reiterado los tres pasos que exigirá la CUP tras el dictamen de las urnas: declaración unilateral de independencia si hay mayoría de votos y escaños, implantación inmediata de un plan de choque que implique “cero desahucios, cero privatizaciones y cero corrupción”, e inicio de un “proceso constituyente popular”, para hacer una constitución “entre todos y no con doce hombres encerrados en una habitación y los militares franquistas en la habitación de al lado”.



“Palanca de transformación” para los otros pueblos del Estado

La Barceloneta es un barrio popular y marinero y uno de los que mas sufre la presión turística, hasta el punto de que hace poco más de un año estalló una revuelta vecinal contra el turismo de masas y sus consecuencias para los vecinos, como la gentrificación y la proliferación de comercios destinados a los visitantes en detrimento de las tiendas de proximidad. Paula Ezquerra, consejera de la CUP en el distrito de Ciutat Vella -en el que se ubica el barrio- ha aprovechado el mitín para denunciar que la Barceloneta fue “abandonada durante mucho tiempo por el poder público y por el privado” y que las transformaciones urbanísticas que se han llevado a cabo han sido “para beneficiar al capital inmobiliario y a los inversores turísticos”. Ezquerra ha planteado acabar con el “monocultivo turístico” para evitar la explosión de una nueva “burbuja” y ha defendido la necesidad de apostar por un “decrecimiento turístico” que permita avanzar hacia un modelo “sostenible”.

Anna Gabriel, que en la última legislatura ha sido la coordinadora del grupo parlamentario de la CUP, ha hecho un llamamiento a ejercer la “soberanía” tras las elecciones del 27-S, algo que pasa por “desobedecer al Estado español”. Gabriel ha criticado la pretensión de Junts pel Sí de “dilatar” durante 18 meses la independencia y se ha mostrado convencida que tras las elecciones generales “tampoco se podrá negociar nada” con Madrid, ya que no se romperá la mayoría de PP y PSOE. La futura diputada ha manifestado también que la CUP espera que “nuestra salida sirva para que se libere el resto de pueblos del Estado, de manera que seamos una palanca de transformación para lo que suceda allí”.

Finalmente, Eugeni Rodríguez, número 21 de la lista de la CUP en Barcelona, ha reclamado que se implemente inmediatamente la Ley contra la homofobia, aprobada por el Parlament en octubre pero que “CDC ha guardado en un cajón”.