Publicado: 16.12.2014 00:06 |Actualizado: 16.12.2014 16:52

"Apostamos por Ganemos porque es una fórmula ciudadana"

La candidata a la Secretaría General de Podemos Madrid que disputa la capital al equipo de Pablo Iglesias advierte que "ganar Madrid" no es sólo "ganar las elecciones: es quitárselo de las manos a la mafia del PP y alrededores"

Publicidad
Media: 5
Votos: 12
Comentarios:
Alicia Muñoz, candidata a la Secretaría General de Podemos en Madrid. 'MADRID SÍ PUEDE'

Alicia Muñoz, candidata a la Secretaría General de Podemos en Madrid. 'MADRID SÍ PUEDE'

MADRID.- El sí o el no a la confluencia con Ganemos Madrid enfrentan a las dos candidaturas que parten como favoritas para hacerse con la Secretaría General y el Consejo Ciudadano de Podemos en la capital. El equipo de Jesús Montero, con el beneplácito del secretario general estatal, Pablo Iglesias, no tiene mucho interés por confluir con la plataforma, como sí quieren hacerlo los candidatos de Madrid Sí Puede a la directiva municipal del partido.

Alicia Muñoz fue elegida para liderar esta candidatura en unas ajustadas primarias hace apenas unos días, y hoy encabeza un equipo de “gente de base”, integrado por miembros de 17 círculos territoriales de la capital y otros tres círculos sectoriales. Madrid Sí Puede defiende sin reparos la auditoría municipal de la deuda y una posible reestructuración de la misma, dar peso a organizaciones y plataformas sociales, y crear una red de “municipios rebeldes” que puedan oponerse a aplicar más políticas de “austericidio”.

Asegura que de ser elegida no se presentará como candidata a la Alcaldía, y que el objetivo último de Podemos en Madrid no es ganar las elecciones, sino quitarle la ciudad a la mafia del PP y alrededores que ha estado manejando la capital".



Grosso modo, ¿cúales son las diferencias entre vuestro modelo para Podemos Madrid y el del equipo de Jesús Montero?

El nuestro es un modelo que bebe de la revolución democrática que empezó el 15-M. En su parte organizativa es un modelo que sale de los círculos, pensado para integrarlos en la estructura aprobada a nivel nacional por Podemos, para lograr este proceso de empoderamiento popular al que estamos contribuyendo. Nosotros apostamos por celebrar asambleas con los círculos, con movimientos sociales, para tener presente la problemática de Madrid y sus soluciones. Apostamos por trabajar mucho con los barrios, de forma que 21 de los 25 miembros del Consejo Ciudadano sean responsables de un distrito cada uno, que tengan que responder ante los círculos del distrito, acudir a las asambleas cuando se les requiera, para dar cuentas. Fomentamos la creación de espacios de enlace entre los miembros del Consejo Ciudadano y los círculos sectoriales y territoriales que afectan directamente a su actividad, y también encuentros ciudadanos, en los que participarán personas de dentro y fuera de Podemos, para tratar cualquier problemática política y social.

¿Y con respecto a su equipo, a las personas que integran la lista?


Sólo conozco personalmente a Jesús Montero. No dudo que serán personas aptas para el puesto cuando hay círculos que les han avalado para estar ahí. Creo que nosotros tenemos un componente mucho más de base, una lista con gente de 17 círculos que me parece bastante plural. Hemos aplicado otro método para conformar esta lista, hemos hecho unas primarias abiertas, y todo el que ha querido ha participado en la elaboración de los documentos. Nosotros bebemos más del trabajo de los círculos desde el principio, de cómo han ido formando Podemos.

Jesús Montero destacó en la presentación de su lista que una cosa es la Secretaría General municipal y otra cosa es la Alcaldía.

Claro.

¿Cree que Juan Carlos Monedero se postulará finalmente como candidato a la Alcaldía? En el caso de que su equipo resultara elegido, ¿se plantearía postularse al Ayuntamiento?

Sobre la decisión de Monedero no sé más que tú, no he hablado con el compañero Juan Carlos sobre este tema. Respecto a postularme yo, por supuesto que no me lo planteo. De momento me parece que la Secretaría General ya implica bastante trabajo. De todas formas, me parece que el debate para las municipales no está en las caras, sino en el proyecto que tenemos para Madrid, y ahí sí que creo que el Consejo Ciudadano y la Secretaría General van a tener mucho que decir. Nosotros apostamos por un modelo de unidad popular, no somos personalistas, no somos fetichistas de las siglas. Queremos ganar Madrid, y esto no es sólo ganar las elecciones: es quitárselo de las manos a la mafia del PP y alrededores que han estado manejando la ciudad durante tantos años. Hay que transformarlo para que sea un Madrid de sus vecinos y vecinas, y esto sólo se puede conseguir entre todos y todas, en un proceso de unidad popular.

Dice que el debate no está en los nombres, pero una de las críticas recurrentes a la corriente más cercana a los planteamientos del secretario general es haber utilizado el nombre de las personas que impulsaban estas candidaturas, que por otra parte es algo lógico. ¿En este proceso va a ser igual? ¿Partimos con la idea de que previsiblemente la lista de Claro que Podemos cuenta con una ventaja añadida?

Está demostrado que las caras conocidas de Podemos tienen bastante peso en lo que se refiere a la visibilidad de cualquier cosa que apoyen, pero también es cierto que aquí cada persona tiene un voto. Entiendo que el ciudadano valorará las dos alternativas y tomará una decisión inteligente.

En cualquier caso, compiten con un proyecto que tiene más resonancia mediática. ¿Cómo están estructurando la campaña? ¿Qué acciones están desarrollando?

El tema del altavoz mediático está ahí, pero tampoco creo que en un proceso interno y municipal sea determinante. La gente de los círculos va a votar, va a participar gente que nos conoce, que conoce la asamblea de su barrio, conoce lo que Podemos hace en Madrid y su relación con las distintas luchas, por eso no creo que determine demasiado el tema mediático. Enviamos un mail a todos los círculos dejando claro que lo que queremos es debatir, porque lo que más va a enriquecer el proceso es el debate interno, y esto sí que nos va a fortalecer como partido. Vamos a acudir a los círculos que así lo quieran a explicar nuestra candidatura y nuestras propuestas.

El 1 de febrero comienza el proceso de elaboración programática municipal, según vuestro documento organizativo. ¿Cómo tenéis pensado abordar la creación de este programa?

El programa no va a ser sólo nuestro: apostamos por la confluencia con un movimiento más amplio que es Ganemos. Lo primero es trabajar con ellos, sentirnos cómodos, que todo Podemos se sienta cómodo trabajando con ellos, que lleguemos a la confluencia necesaria. A partir de ahí entiendo que el programa se elaborará con ellos.

¿Van a contar con expertos y representantes de la sociedad civil como se está haciendo a nivel estatal?

Ganemos no está trabajando así, está apostando por un programa más de unidad popular, desde abajo. Por supuesto que las voces de los expertos siempre son fundamentales, aunque entre ellos hay distintos paradigmas y corrientes. Lo que hay que hacer es solucionar los problemas de la sociedad civil, y nadie los conoce mejor que la gente. Tenemos siete puntos en nuestro programa de rescate ciudadano sobre los que trabajar, serán nuestro eje.

Madrid tiene más de 6.000 millones de deuda: hay proyectos faraónicos, túneles recalificaciones de suelo... ¿Qué va a salir de una auditoría de la deuda como la que propon?

Hay que auditar la deuda, hacerlo todo público. Habría que contar con la Plataforma de Auditoría Municipal de la Deuda, que suele trabajar con tres categorías de deuda: odiosa, ilegítima y legítima. Habría que sacar y airear todos los papeles, que se sepa que deudas tiene Madrid, cómo las ha contraído y quién es el responsable político o incluso penal de haberlas contraído.

¿Ahí entraría por ejemplo llenar Madrid de flores durante la proclamación de Felipe VI?

Eso lo decidirá la gente. Si a la gente le ha parecido bien que se llene su ciudad de flores... Personalmente no me gusta que se corten las flores, pero lo decidiríamos entre todos. Sí que hay ejemplos que podrían ser mucho más claros, como los proyectos de las autopistas: ahí creo que el acuerdo llegaría mucho más rápido que con el tema de las flores. La deuda que se considere ilegítima no se paga, y la que se considere legítima hay que reestructurarla: ver cómo y cuándo la podemos pagar, ver qué parte de los intereses sí son legítimos. La auditoría de la deuda municipal es necesaria para conseguir liquidez y avanzar en otros temas.

En el programa hablan de desprivatizar servicios, usan la palabra remunicipalizar. Sanidad y Educación son competencia de las comunidades autónomas, ¿a qué servicios se refieren?

Remunicipalizar es devolver a la gente servicios que son suyos. El Ayuntamiento de Madrid tiene que trabajar las competencias que no son suyas con la administración que corresponda, pero hay servicios que sí le competen, que se pueden remunicipalizar: limpieza, recogida de basuras, Cultura... Si ganas una administración municipal con una candidatura de unidad popular lo vas a tener difícil si no ganas la inmediatamente superior: la mafia nos lo va a poner difícil. Proponemos crear una red de municipios solidarios, desobedientes, decididos a ir contra las políticas austericidas y a apoyarse entre ellos para liberarse un poco de las administraciones superiores que no ganemos.

Entiendo que para crear esta red hace falta que haya gente de Podemos en estos ayuntamientos.

O no. Nosotros proponemos crear una red de municipios que vayan contra estas políticas austericidas y compartan programa.

¿Un programa de unión entre municipios para enfrentarse a estas políticas?

Exacto, habría que crear redes, es algo muy importante en política. Hay muchísimas redes de intereses creadas por encima de nosotros, y ahora toca crear redes desde abajo: luchar va a ser más fácil si hay distintos municipios que colaboran. Pueden ser de Ganemos o de otra candidatura municipalista, pero siempre candidaturas de unidad popular que estén en contra de estas políticas.

¿Y con los otros partidos? No es lo mismo un alcalde del PP que un miembro de la dirección nacional del partido. ¿Permitirán a un alcalde del PP unirse a esta red?

Cuando la creemos lo veremos. La red no tendría en principio un poder ejecutivo, sería una red de cooperación.

Para crearla, primero tienen que ganar las elecciones internas, y después las municipales ¿Parten con la idea de incluir a todo el que quiera participar en esa red?

Cuando se trata de crear unidad popular no podemos partir de la idea de excluir a nadie. Se puede hacer desde un compromiso ético o como se quiera, para garantizar que están en esta línea de trabajo, pero no nos hemos planteado excluir a nadie.

¿Tienen en mente participar en las autonómicas o han nacido por y para las municipales?

Estoy centrada en la Secretaría General municipal, creo que es así como debemos trabajar, dejar que en cada proceso trabajen personas distintas: una persona un cargo. Si ganamos, en las autonómicas tendrán que dar el paso otras personas. Voy a por la Secretaría General municipal y esta es mi idea, no tengo otro plan de momento.

¿Han mantenido encuentros con Ganemos para hablar de la confluencia?

No hemos mantenido reuniones como candidatura de Madrid Sí Puede. He estado en asambleas de Ganemos, conozco a personas que trabajan muy bien dentro de la plataforma, ¿por qué no decirlo? Incluso hay gente de mi círculo [Tetuán] que está en la asamblea de Ganemos de mi barrio. No hemos establecido encuentros, pero es nuestra idea. Queremos encontrarnos con ellos, y si ganamos la Secretaría y el Consejo tendremos que hablar con ellos.

Jesús Montero dijo en la presentación de su candidatura que Ganemos es un plato precocinado.

No creo que Ganemos sea un plato precocinado, y si lo es está diciendo que alguien lo ha precocinado. Creo que es un proceso desde abajo que está creando unidad popular, que lleva muy buen trabajo hecho y que es un punto de partida extraordinario para ganar Madrid. Tenemos que ganar entre todos y todas, y para eso no valdría ningún plato precocinado.En cualquier caso siguen partiendo de la base programática, las primarias abiertas y la agrupación de electores.Es la fórmula que eligió Podemos en la Asamblea Ciudadana.

La candidatura que compite con Madrid Sí Puede ha dicho que no quiere sopas de siglas. ¿Se plantean tender la mano a otras fuerzas políticas para concurrir a las municipales?

La fórmula por la que apostamos es Ganemos, que es una fórmula ciudadana. Lo que sí son platos precocionados son los pactos de despachos. En Podemos, si hay confluencia con quien sea, lo tiene que decidir la gente.

¿Cierran o no la puerta a fuerzas como IU? Hay militantes de este partido descontentos con que compartan ideas pero cada uno vaya por su lado.

La diferencia esencial con IU, a parte de algunos puntos programáticos, es de método. Nosotros apostamos por la unidad popular: no queremos ser un partido, sino una herramienta de empoderamiento ciudadano, y ahí están la diferencia fundamental con IU. En cualquier caso conozco a muchos militantes de base de IU, personas de las plazas que me parecen excelentes compañeros. Hemos coincidido en otros espacios, y seguro que volveremos a encontrarnos en un proceso de unidad popular.

Su propuesta pide más peso para los círculos. ¿Cómo ha quedado su papel? ¿Habría que hacer modificaciones? Hay quien piensa que su papel se está diluyendo para construir una Ejecutiva que sigue los cánones tradicionales de los partidos políticos.

Mejoras hay que hacer siempre, estamos aprendiendo a hacer esto de la nueva política. Seguiremos mejorando, y no podemos decir que no hayamos cometido errores. El tema del peso de los círculos es una opinión personal de cada participante, y no se ha demostrado que sea una fórmula más o menos efectiva que la decisión esté en los círculos, porque no nos han dado tiempo tampoco. Estamos trabajando, el tiempo dirá dónde tiene que estar el foco de la participación, pero sí que hay muchas tareas de los círculos que son fundamentales y que tenemos que seguir fomentando: la tarea de alentar la participación, de hacer pedagogía política y de trabajar por el barrio, de participar en las luchas de los barrios.

Los círculos tienen un papel muy importante, tienen que llevar eso de abajo a arriba, llevar las demandas a la Ejecutiva. La crítica del partido vertical la he oído, no eres el primero que la plantea. Siempre fomentaré el poder de los círculos porque para eso estoy en uno y voy semanalmente a las asambleas, para eso me dejo ahí muchas horas de trabajo con otros compañeros, por eso los círculos no pueden diluirse. Nuestra propuesta sale de los círculos, fomentamos integrarlos en la estructura organizativa. La estructura te puede gustar más o menos. A mí no me gusta la denominación de secretaria general, quiero ser una portavoz: quiero trabajar con mis 24 compañeros del Consejo Ciudadano codo con codo, quiero trabajar con los 26.000 inscritos de Madrid y con la gente que no está inscrita, y ahí no veo ninguna verticalidad.

¿Considera que la dirección está dando a los círculos el papel que en su opinión merecen?

Creo que la dirección actual está enfocada en muchísimas cosas, en sacar adelante estructuras municipales y autonómicas. Cuando salgan estas estructuras podremos valorar qué peso tienen los círculos y que trabajo se ha hecho, de momento me parecería muy prematuro.