Público
Público

Arenas sube la tensión y sostiene que España sufre una dictadura

José Blanco pide a Rajoy que se «relaje» y "no cuestione el Estado de derecho"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PP se ha empeñado en no bajar los decibelios de su críticas a los socialistas. En mantener la tensión. Muestra de ello fueron las palabras vertidas ayer por Javier Arenas, vicesecretario de Política Autonómica y Local de los conservadores. En una declaración grabada, sin presencia de periodistas, Arenas señaló que 'solamente en las dictaduras, en los regímenes no democráticos se persigue a la oposición con policías y fiscales'.

Con estas palabras, el también presidente del PP andaluz avala lo que en los últimos días han venido denunciando el líder de su partido, Mariano Rajoy, y la número dos, María Dolores de Cospedal, respecto a las actuaciones de la justicia contra cargos y militantes del PP.

El PP insiste en el trato desigual de la justicia sus cargos públicos

Veinticuatro horas después de que su jefe de filas ubicara a Zapatero como responsable último de todos los males que aquejan a su partido, los conservadores seguían guardando munición contra el presidente del Gobierno: 'Creo que estamos viviendo en los últimos tiempos un clima político absolutamente irrespirable, cuyo máximo responsable es Rodríguez Zapatero, que está atentando contra el espíritu de la Transición', espetó el dirigente.

Incluso fue más allá y se atrevió a poner ejemplos. A su juicio, esta situación no se había producido en los últimos treinta años: 'Ni con Suárez, ni con Calvo Sotelo ni con Felipe González ni con Aznar'.

Los conservadores acusan a Zapatero de querer ocultar la crisis

Tras dibujar este panorama, Arenas exigió una investigación 'profunda y rápida' respecto al trato recibido por los cargos del PP implicados en la Operación Espada. En este sentido, el vicesecretario de Política Autonómica del PP volvió a recordar lo que para los conservadores es ya toda una máxima: que existe un trato desigual por parte de la justicia 'en función del color de los cargos públicos'.

Sobre las acusaciones, sin pruebas hasta la fecha, de espionaje por parte del Gobierno a altos cargos de su partido, el dirigente conservador mantuvo que ya se han presentado denuncias ante los tribunales. 'Ahora tenemos en estudio otras posibles denuncias, tanto en las instituciones españolas como, en su caso, en las instituciones europeas'.

Bajo la filosofía de que 'nada en política sucede por casualidad', Arenas subrayó que todo lo que le ocurre a su partido es fruto de una estrategia diseñada por el Gobierno. Cree el líder del PP andaluz que con el único objetivo de 'ocultar su gravísima incapacidad a la hora de afrontar la crisis'.

Mientras, el número dos del PSOE, José Blanco, recomendó al presidente del PP, Mariano Rajoy, que 'se relaje', 'no cuestione el Estado de Derecho' y 'no trate de desviar sus problemas acusando sin pruebas a los demás', en respuesta a las declaraciones de éste del pasado martes en las que acusaba al Gobierno de ser 'responsable' de tratar 'de manera diferente' a los militantes del PSOE y los del PP.

En declararaciones a los periodistas, el ministro de Fomento acusó a Rajoy de 'aplicar' el Estado de Derecho 'según le conviene', a la vez que le deseó que disfrutase de sus vacaciones.