Publicado: 21.11.2016 16:39 |Actualizado: 21.11.2016 17:50

La Armada británica hostiga a científicos españoles en Gibraltar

Un buque británico disparó varias bengalas de advertencia al barco oceanográfico 'Ángeles Alvariño', que realizaba su labor de investigación en aguas cercanas al Peñón

Publicidad
Media: 2
Votos: 4
Comentarios:
El buque oceanográfico español 'Ángeles Alvariño'

El buque oceanográfico español 'Ángeles Alvariño'

ALGECIRAS / MADRID.- La Royal Navy (Marina del Reino Unido)  acosó a un buque científico español y le impidió realizar su labor de investigación en aguas cercanas al Peñón. El suceso, ocurrido el pasado viernes, se ha conocido este lunes, y el Gobierno ya ha anunciado que  trasladará al Reino Unido su protesta formal, según fuentes diplomáticas.

Según recogen varios medios británicos, el buqe HMS Sabre de la Armada británica disparó una bengala al barco oceanográfico Ángeles Alvariño, tras fracasar los intentos de contactar por radio con ésta embarcación, que abandonó las aguas del Peñón tras los disparos. Supuestamente, el barco científico habría entrado en aguas del peñón de Gibraltar.  El Gobierno de la Roca considera que tiene jurisdicción sobre tres millas náuticas alrededor del Peñón, algo que no reconoce España.



El alcalde de Algeciras (Cádiz) y presidente de la Comisión de Exteriores del Senado, José Ignacio Landaluce, del PP, ha lamentado "el conflicto generado" entre la Royal Navy y el buque científico Ángeles Alvariño en aguas cercanas a Gibraltar, que supone "una traba más en el pretendido entendimiento y búsqueda consensuada de soluciones entre ambos lados de la Verja".

El alcalde algecireño ha denunciado que, "una vez más, vuelve la agresividad a las aguas que circundan Gibraltar y, como siempre, vuelve por la reacción de las fuerzas de seguridad británicas hacia civiles españoles, en este caso científicos, que solo realizan su trabajo dentro de una investigación y sin suponer en ningún caso una amenaza para la Roca".

Por su parte, el Ministerio de Exteriores trasladará al Reino Unido su protesta formal por un nuevo incidente con la Marina británica. Fuentes diplomáticas han explicado que aún no se ha definido el cauce de la protesta, que podría concretarse en una nota verbal (conducto diplomático habitual con carácter oficial) o en una nueva convocatoria al embajador del Reino Unido al Ministerio de Exteriores.

El Gobierno recuerda que las aguas adyacentes a Gibraltar son españolas por lo que no puede hablarse, como hace el Reino Unido, de "incursiones" de buques españoles en esas aguas. El artículo 10 del Tratado de Utrecht solamente admite la soberanía británica sobre las aguas del puerto de Gibraltar. 

Etiquetas