Publicado: 14.05.2015 20:32 |Actualizado: 14.05.2015 23:30

Arranca la batalla judicial del CNI contra 'las mentiras' del pequeño Nicolás

El juzgado de instrucción número 43 de Madrid cita al presunto estafador el próximo jueves para comunicarle que ha sido admitida la querella de los servicios de inteligencia contra él.

Publicidad
Media: 4
Votos: 1
Comentarios:
nicolas

El pequeño Nicolás, en una imagen de archivo.

MADRID.- Ha alardeado de ser un charlie, es decir, un colaborador del Centro Nacional de Inteligencia. Sin pestañear, Francisco Nicolás Gómez Iglesias hizo en un programa de televisión esta afirmación y también aseguró que había realizado algunos trabajos para los espías españoles. Fue la gota que colmó el vaso de los espías que decidieron, poco después de ser detenido el presunto estafador, poner una querella por injurias ante la Audiencia Nacional.

El juez Santiago Pedraz la envió a los juzgados madrileños de Plaza de Castilla al entender que el CNI no se encontraba entre los “altos organismos del Estado” y que por eso la causa debía instruirla un juzgado ordinario. Quién finalmente lo asume es el juzgado de Instrucción número 43 que ha citado a Nicolás para el próximo jueves, día en el que se le hará entrega del texto en sí y se le comunicará que el 21 de septiembre tiene que estar disponible para prestar declaración en esta causa y visionar las imágenes del programa de televisión donde se vertieron las presuntas injurias.




Fuentes oficiales de los servicios de inteligencia consultadas por Público aseguran que “con esta querella el papel del CNI en este caso ha quedado terminado. Como explicó el director, Francisco Nicolás acudió en una ocasión acompañando al empresario que organizaba los desayunos para hacernos una propuesta de asistencia que se denegó. Y no hay más”.

Con esta nueva querella admitida a trámite ya son cuatro los procedimientos que tiene abiertos: el propio caso Nicolay, una denuncia por insultar a una mujer en unas ‘primarias’ del PP de Moncloa-Aravaca y la interpuesta por una mujer peruana el pasado domingo en el Open de Tenis, a quien presuntamente Nicolás le dirigió insultos racistas como “os tendríais que ir a vuestro país”, por lo que fue expulsado de la Caja Mágica.

En todas partes

Sin embargo, según se va sabiendo por el sumario que instruye el juez Arturo Zamarriego, conocido como caso Nicolay, el presunto estafador no perdía oportunidad para involucrar al CNI y la vicepresidencia del Gobierno en sus negocios.

Por ejemplo, en su declaración deslizó varios nombres de supuestos agentes y algunas reuniones que habría mantenido con la directora de gabinete del director, Félix San Roldán, y que desde ‘la casa’ ya se ha aclarado que nunca han pertenecido a sus filas. A algunos periodistas, incluso, llegó a decirles que había mantenido reuniones con esta agente en el restaurante José Luis de Paseo de la Habana y que además estaban grabados.

Sin embargo, nada de esto ha podido probar Francisco Nicolás a lo largo de ocho meses de investigación. Lo que sí consta en el sumario son las falsificaciones elaboradas en un Workcenter de la capital y que utilizaba, presuntamente, para intentar estafar a empresarios, abogados y diferentes personalidades. Como están demostrando los investigadores comisionados por el juzgado de instrucción número dos.

Con varios informes con carátulas del CNI y haciéndose pasar por enviado de vicepresidencia acudió a una sucursal del Banco Santander acompañado por un exejecutivo de la misma entidad para intentar sacar 500.000 de la cuenta de la mujer. En esos documentos Francisco Nicolás llegó a incluir la firma del propio director general de los espías españoles.