Público
Público

Artículo 155 Rajoy cierra la puerta a modificar el 155 porque "nada justifica cambios en sus planteamientos"

El presidente del Gobierno asegura que quiere convocar elecciones en Catalunya "lo antes posible" y dice sentirse avalado por los ciudadanos: "Espero que estemos a la altura de lo que esperan todos los españoles", pide al Senado

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 2
Comentarios:

Rajoy, durante el Pleno del Senado de este viernes. EFE/ J.J. Guillén

No habrá cambios en las medidas iniciales que desarrollarán el 155 de la Constitución. Así lo ha dejado caer Mariano Rajoy, que ha cerrado la puerta a cualquier modificación posible de las propuestas que el pasado sábado solicitó el Consejo de Ministros para su aprobación en el Senado.

"Son las mismas porque nada sustancial ha ocurrido que justifique un cambio en sus planteamientos", sentenció el presidente del Gobierno para argumentar su postura en el pleno de la Cámara alta que hoy dará el visto bueno a las mismas. "Lo vivido ayer no puede ser tomado en cuenta, ni siquiera glosado sin caer en la impiedad", argumentó haciendo referencia a la no convocatoria de elecciones anticipadas por parte de su homólogo en la Generalitat, Carles Puigdemont.

Por ello, dijo Rajoy, la intención del PP es seguir adelante con todas las medidas que conformarán el desarrollo más duro posible de dicho artículo constitucional: el cese de todos los miembros del Govern catalán, la limitación de las funciones del Parlament y la intervención de los Mossos, la Hacienda y los medios de comunicación públicos catalanes. Todo ello antes de finalizar el proceso con una elecciones que serán convocadas por él mismo desde Madrid "lo más pronto posible", avanzó.

El jefe del Ejecutivo central dijo sentirse avalado por los ciudadanos: "Espero que estemos a la altura de lo que esperan todos los españoles", dijo para pedir el voto favorable a los senadores. "La historia juzgará también a los que somos responsables de elaborar una respuesta al desafío secesionista", agregó para presionarles.

Una vez más, Rajoy tiró de argumentario para defender que, pese a tratarse de una medida excepcional, ésta se debe también "a una situación excepcional". Citó todo el "proceso continuado de decisiones antidemocráticas y contrarias a la ley" de la Generalitat y el Parlament y denunció el "pisoteo" al Estado de derecho. "Estamos ante una violación palmaria y evidente de las leyes y, por tanto, de la democracia y los derechos de todos", dijo. Luego llegó la otra parte habitual: la denuncia de la ruptura de la convivencia y las graves consecuencias económicas del independentismo.

Asimismo, volvió a justificar que el 155 también está presente en otras constituciones europeas y negó, como de costumbre, que se trate de una suspensión de la Autonomía. "Ha llegado el momento de que se imponga la ley por encima de cualquier otra consideración. No contra Catalunya, sino para impedir que se abuse de Catalunya. No para suspender la autonomías, sino para consolidarla. No para recortar libertades y derechos, sino para protegerlos poniendo cota a la ilegalidad", expuso.

Y añadió: "Lo que amenaza hoy Catalunya no es la aplicación del 155, sino la actitud del Gobierno de la Generalitat. De lo que hay que salvar a Catalunya no es de la aplicación de un artículo constitucional, sino de los estragos que están causando las conductas anticonstitucionales. De lo que hay que proteger a todos los catalanes no es del imperialismo español, sino de una minoría intolerante que considera como exclusiva una historia y una cultura que son patrimonio de todos". Es decir, culpó a Puigdemont y su Govern de forzarle a intervenir. "Fue él y sólo él quien decidió que el artículo 155 de la Constitución continuara adelante", espetó.

En ese sentido, dejó caer que, en efecto, si el president hubiera convocado elecciones, renunciado a la declaración unilateral de independencia -DUI- y a la ley de transitoriedad, habría habido una posibilidad. Sin embargo, en estos momentos sigue la puerta cerrada a aceptar la enmienda del PSOE que pide dejar en suspenso las medidas del 155 en caso de convocatoria electoral. Así lo aseguran fuentes del PP y así lo dejó caer también Rajoy con sus palabras: "Nada justifica un cambio en los planteamientos". El plazo para que eso se produzca se acabará en cuanto termine el pleno de hoy en el Senado.