Publicado: 31.05.2015 09:54 |Actualizado: 31.05.2015 11:33

Artur Mas defiende para Barcelona un gobierno alternativo al de Ada Colau

El presidente de la Generalitat arremete contra Ada Colau y defiende la posibilidad de conformar una mayoría alternativa a la que pueda conseguir Barcelona en Comú.

Publicidad
Media: 1.67
Votos: 12
Comentarios:
El presidente de la Generalitat , Artur Mas. / EFE

El presidente de la Generalitat , Artur Mas. / EFE

El presidente de la Generalitat Artur Mas considera que el triunfo del movimiento municipalista encabezado por Colau y la pérdida de la mayoría en el Ayuntamiento de Barcelona por parte de Convergència i Unió deja tocado el proceso soberanista. “Creo que puede ser un paso atrás. A menos que el nuevo gobierno municipal corrija sus indefiniciones y ambigüedades mantenidas hasta ahora. Y por lo tanto, yo no digo que sea definitivamente un paso atrás, pero lo puede ser según qué decisiones tome el equipo de gobierno municipal”, ha dicho en una entrevista publicada este domingo por el diario La Vanguardia.

Para no dejar lugar a dudas, el líder de Convergència se declara preocupado por el futuro de la capital catalana y pone en duda la capacidad de gobernar de Ada Colau y su equipo de Barcelona en Comú. “Sí, estoy preocupado por el futuro de Barcelona. Estoy preocupado por la capacidad que habrá en esta ciudad que lleva un gran impulso y que ha conseguido un prestigio excepcional. Y que es la gran tarjeta de presentación de Catalunya en el mundo, aparte de un motor económico importantísimo. Estoy preocupado por la capacidad que habrá para gobernar esta ciudad con eficacia, con rigor e incluso con sensibilidad”.



Artur Mas tampoco esconde en la entrevista que no vería con malos ojos que el gobierno de la capital catalana quedara en manos de una lista diferente a la más votada

Artur Mas tampoco esconde en la entrevista que no vería con malos ojos que el gobierno de la capital catalana quedara en manos de una lista diferente a la más votada.

“A mí me hacen mucha gracia aquellos que ahora dicen que sería inmoral y un fraude de ley hacer una mayoría alternativa”, ironiza el President. “Son los mismos que lo hicieron en el pasado. Porque, si no recuerdo mal, dentro de la candidatura de la señora Colau están los de Iniciativa per Catalunya y los de EUiA. ¿Y estos no hicieron dos tripartitos en la Generalitat en contra de la lista más votada?”

Reconoce el President que el caso Pujol les ha hecho daño, pero al mismo tiempo se queja de los calificativos empleados por Colau para denunciar prácticas de su partido. “No sólo habla de la mafia, sino que nos llama ladrones”. “No estoy dispuesto a que se nos digan según qué cosas de esta manera, y menos que se me difame a mí personalmente. Este lenguaje condiciona la relación personal siempre. Y la relación personal en política también tiene su importancia”.

El líder de CiU tampoco disimula su recelo ante la irrupción de Podemos en la escena política: “Es un nuevo actor que, en la medida en que sea decisivo en el Parlament de Catalunya, o cambian mucho, o debilita el proceso soberanista catalán, claramente. Es así, nos guste o no. Desde el punto de vista del gran cuestionamiento del statu quo que es el proyecto soberanista, en este sentido, Podemos es más reaccionario que progresista. Dicho de otra manera, es mucho más rompedor el 9-N que determinados discursos inflamados que estamos oyendo”.

Cumplir un compromiso

Artur Mas ratifica su compromiso de convocar el elecciones el 27 de septiembre “para saber si hay o no mayoría soberanista en el Parlament: “Alguna vez dije que 'la consulta se hará y será legal'. El 9 de noviembre la hicimos como pudimos, a trancas y barrancas, pero quedaba hacer la consulta definitiva. Y no tenemos otra manera de hacerla que no sea a través de unas elecciones. No es el mejor camino, pero es lo único. Y entre eso o nada, prefiero eso. De aquí viene el adelanto electoral”.

Para el presidente catalán, convocar las elecciones el 27 de septiembre es "cumplir un compromiso" y será la manera de saber si hay o no una mayoría soberanista en el Parlament, ya que él no da por supuesto "que esa mayoría existirá".

"Yo estoy mientras forme parte de la solución. Y me voy cuando forme parte del problema", sostiene Mas

Reconoce que quiere seguir al frente de la Generalitat después de esa fecha.
En su día se ofreció a no encabezar la lista unitaria “de país” que propuso cuando hizo público su propósito de convocar elecciones plebiscitarias, pero ahora explica que su partido le ha confiado la tarea de confeccionar la lista del President y cree que debe continuar: “Si me presento para liderar un país y un proceso y salimos adelante en las condiciones actuales… evidentemente lo que no puedo hacer entonces es decir que me voy. No tiene ningún sentido. Si la gente de Catalunya decide que eso tiene que cambiar de manos, pues yo no seré un obstáculo. Siempre lo dije y lo repito… Yo estoy mientras forme parte de la solución. Y me voy cuando forme parte del problema. A criterio de algunos, ya formo parte del problema, pero todavía no sé si son mayoría o no los que piensan así. Pero eso lo tiene que refrendar la gente en las urnas”.

No duda en afirmar que la independencia es la mejor opción para Catalunya, pero admite que no es un camino tranquilo: No será sin costes y sin traumas. Porque España no es el Reino Unido. Como tampoco [Mariano] Rajoy es [David] Cameron y Pedro Sánchez no se parece a [Ed] Miliband, para entendernos. Como eso es así, si estamos en este punto de buscar un Estado para Catalunya, e incluso un Estado independiente, es porque no nos han dejado ningún otro camino, porque nosotros ya los hemos intentado todos”. Ahora, dice, “nos encontramos con una autonomía decapitada, cada vez con menos poder político, con menos poder de decisión y esquilmados fiscalmente como siempre. Y además, atacados desde el punto de vista de nuestra identidad y nuestra lengua”.