Publicado: 03.08.2015 15:46 |Actualizado: 03.08.2015 19:50

Artur Mas firma a las 21:00 horas el decreto de convocatoria del 27-S

Pese a que la voluntad es que las autonómicas de septiembre tengan carácter plebiscitario, en la norma no figurará ninguna alusión al proceso soberanista para impedir que sea impugnada por el Gobierno de Rajoy.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El president  Artur Mas en el Palau de la Generalitat. REUTERS/Albert Gea

El president Artur Mas en el Palau de la Generalitat. REUTERS/Albert Gea

BARCELONA.- El presidente de la Generalitat de Catalunya, Artur Mas, firmará esta noche, a las 21:00 horas, el decreto de convocatoria de las elecciones del 27-S y de disolución del Parlament catalán en un acto en el que también hará una declaración institucional. Según ha informado esta tarde la Generalitat, el acto se iniciará a las 21:00 horas en el salón Mare de Déu de Montserrat del Palau de la Generalitat y será retransmitido en directo por TV3, que ofrecerá señal institucional.

La presidenta del Parlament, Núria de Gispert, y varios consellers del gobierno catalán asistirán al acto de firma del decreto que entrará en vigor mañana, con su publicación en el Diario Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC) Aunque se desconocen más detalles al respecto y, pese a que la voluntad es que tengan carácter plebiscitario, en el decreto no figurará ninguna alusión al proceso soberanista para impedir que sean impugnadas por el Gobierno central.



El propio Mas aseguró ante el Consell Nacional de CDC este jueves que será un decreto "inatacable desde el punto de vista jurídico", pero subrayó que, aunque legalmente serán unas elecciones autonómicas normales, no lo serán desde el prisma político ya que los partidos las habrán convertido en un plebiscito sobre la independencia, lo mismo en lo que ha insistido Convergència este mismo lunes.

Con la firma del decreto, Mas cumplirá el compromiso adquirido el 14 de enero con ERC y las entidades soberanistas de convocar elecciones el 27 de septiembre, justo un año después de que firmase en el Palau de la Generalitat el decreto de convocatoria de la consulta sobre la autodeterminación, un decreto que fue impugnado y suspendido y que acabó con un 9-N alternativo.

La rúbrica de la orden finiquitará las especulaciones sobre si el presidente catalán iba a cumplir o no su palabra, ya que a lo largo de estos meses la oposición ha puesto en cuestión en varias ocasiones la celebración de las elecciones, e incluso el propio Mas ha amagado alguna vez con no convocarlas si veía que los partidos no las convertían en plebiscitarias.

La firma del presidente de la Generalitat abrirá la cuenta atrás para unas elecciones cuya campaña empezará el 11 de septiembre coincidiendo con la Diada de Catalunya, y que llegan tras una sacudida al tablero político que ha provocado que muchos partidos se presenten con fórmulas nuevas y que ningún cabeza de lista repita respecto al 2012.