Publicado: 30.09.2015 09:03 |Actualizado: 30.09.2015 16:43

Artur Mas, tras su imputación: "Legalmente no desobedecí, hubo
una rebelión democrática"

El presidente de la Generalitat en funciones y su compañero de lista Oriol Junqueras (ERC) constatan que la causa del 9-N puede contribuir a la causa independentista mientras Rajoy se desentiende del caso: "Es falso e injusto atribuir este tipo de decisión al Gobierno", dice

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3
Comentarios:
El presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas, ayer durante la reunión semanal del gobierno catalán. /EFE

El presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas, ayer durante la reunión semanal del gobierno catalán. /EFE

BARCELONA.- El president en funciones de la Generalitat, Artur Mas, ha defendido el proceso participativo del 9 de noviembre de 2014 y ha asegurado que en ningún momento actuó fuera de la ley: "Legalmente no desobedecí. Políticamente hubo una rebelión democrática: pusimos las urnas".

En una entrevista en Catalunya Ràdio, ha avanzado su estrategia para defenderse tras haber sido imputado por el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, afirmando que aunque el Tribunal Constitucional suspendió el 9-N, la Generalitat preguntó qué debía suspender y no obtuvo respuesta, de ahí que todo siguió hacia adelante: "Como no respondieron, no nos frenamos".



"Catalunya podría llegar a la conclusión de que no le interesa el actual ordenamiento jurídico", advierte Mas

Preguntado por las consecuencias que puede tener su imputación, ha afirmado que durante este proceso Catalunya podría llegar a la conclusión que no le interesa el actual "ordenamiento jurídico y decide cambiar de marco", en alusión a la independencia.

En la misma línea se ha expresado también su compañero de lista en Junts pel Sí, Oriol Junqueras (ERC), que ha considerado que la imputación de Mas demuestra que el Estado "es incompatible con la democracia" y en consecuencia con Catalunya, ha opinado.

En una entrevista este miércoles en TV3, Junqueras ha manifestado que Mas puede ser reelegido a pesar de esta imputación, y ha opinado que de resultar inhabilitado sería "un incentivo adicional a la independencia".

Sobre el resultado de las elecciones, ha defendido que en las elecciones "se comparan los 'sí' con los 'no'" y no los votos a partidos que no se posicionan en una de estas opciones, por lo que ha valorado que la victoria del sí ha sido indiscutible en este sentido. Por eso, ha asegurado que es "incuestionable a ojos del mundo", y ha afirmado que así lo ha visto la prensa internacional aunque no muchos medios españoles.

Junqueras: "Si Mas resulta inhabilitado, será un incentivo para la independencia"

Rajoy, en cambio, ha denunciado en los pasillos del Congreso este miércoles que se atribuya a su Ejecutivo la imputación de Artur Mas. Tras defender la separación de poderes, ha pedido a "todos" respetar y acatar las decisiones judiciales. "Es falso y además profundamente injusto atribuir este tipo de decisión al Gobierno", ha asegurado para resaltar que el Gobierno "no tiene nada que ver" con las decisiones que toma el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

En este sentido, ha afirmado que su Ejecutivo lo que hace es "acatar" y "respetar" las decisiones judiciales. "Y eso deberíamos hacer todos", ha enfatizado, para añadir que Mas tendrá que "comparecer y explicar" lo que le pregunten los jueces como han hecho dirigentes de "todas las fuerzas políticas". "En una democracia las decisiones judiciales se respetan, nos gusten o no nos gusten", ha proclamado Rajoy.

Mas quiere repetir en al cargo, pese a la CUP

De otro lado, Mas se ha reafirmado este miércoles en su voluntad de repetir en el cargo y ha lanzado este aviso a la CUP: "Soy corresponsable de haber llevado las cosas hasta aquí. No he ayudado a llevar al país hasta aquí para, llegado este momento, decir 'ya os espabilaréis".

El president considera clave a la CUP, pero le recuerda que sólo obtuvo 300.000 votos frente al 1,6 millones de Junts pel Sí

En la entrevista en Catalunya Ràdio, ha admitido que la CUP puede "influir" en la nueva legislatura porque sus diputados son claves, pero le ha pedido no olvidar que logró algo más de 300.000 votos mientras que Junts pel sí superó los 1,6 millones de sufragios.

Mas ha expresado su disgusto con que la CUP le identifique como el presidente de los recortes. "Hemos administrado los recortes que nos ha impuesto Madrid", ha dicho, y ha recordado al partido de Antonio Baños que la Generalitat ha desobedecido sistemáticamente los límites de déficit impuestos por el Gobierno central.

Junqueras, por su parte, ha intentado mediar entre ambos en TV3.  Preguntado por si le gustaría que la CUP entrara en el Ejecutivo, ha subrayado que quiere que este Govern sea "muy amplio, y si puede serlo más, mejor". Sobre el papel de la CUP, ha opinado que los partidos "no tienen que ponerse presiones ni reprocharse cosas los unos a los otros", y ha asegurado que no le verán metiendo el dedo en el ojo a otra formación. Ha celebrado que en Junts pel sí "afortunadamente hay sensibilidades ideológicas muy diferentes", y aunque voten de forma unitaria en los puntos que pactados en el programa, no lo harán en el resto.