Público
Público

ASAMBLEA DE CIUDADANOS El guiño del PP con sus socios de C's: Casado y Maíllo acuden a la Asamblea naranja

Ambos reconocen que es la primera vez que acuden a un congreso nacional de otro partido, aunque alegan que es algo que sí se suele hacer en los territoriales. Han entrado por la puerta de atrás para no restarle protagonismo a Albert Rivera.

Publicidad
Media: 2.71
Votos: 7
Comentarios:

Los dirigentes populares Fernando Martínez-Maillo (i), vicesecretario de Organización del PP, y Pablo Casado (d), vicesecretario de Comunicación, asisten como invitados a la IV Asamblea General de Ciudadanos que se celebra en el Teatro Nuevo Coslada, en Coslada (Madrid). EFE/Zipi

La relación entre PP y Ciudadanos ha tenido siempre sus más y sus menos, incluso después de haberse hecho socios con el pacto de investidura que reeligió a Mariano Rajoy como presidente del Gobierno. Pero este domingo el hermano mayor ha tenido un gesto de cariño con el pequeño: Pablo Casado y Fernando Martínez-Maíllo han acudido a la IV Asamblea Nacional de Ciudadanos, en respuesta a la invitación de Albert Rivera

Su llegada estaba prevista para las 13.00 horas, pero se adelantaron. Los vicesecretarios de Comunicación y Organización del PP -dos pesos pesados de los conservadores- aparecieron en el Teatro Nuevo de Coslada con 10 minutos de antelación y entrando por la puerta de atrás. No querían restar protagonismo al líder de los naranjas, que en ese momento acaparaba la atención de las cámaras durante la votación de los miembros del Consejo General.

Los tres se saludaron discretamente y acto seguido Casado y Maíllo accedieron sin llamar la atención a la sala donde Rivera clausurará el evento. Antes de eso, ambos reconocieron en los pasillos que era la primera vez que acudían a un Congreso nacional de otro partido, aunque argumentaron que en los territoriales sí suelen hacerse visitas entre todas las formaciones. 

Pese a la discreción, el gesto supone otra muestra más de las muchas que últimamente están lanzando desde el PP. Aunque en privado muchos conservadores suelen tomarse a broma a los "jóvenes" que acaban de llegar, en público les dan palmaditas en la espalda. Al fin y al cabo, C's es socio necesario para aprobar los Presupuestos Generales del Estado y hay que evitar la ruptura por todos los medios. 

Así, pese al desprecio que los de Rajoy tuvieron con los de Rivera a la hora de anunciar el pacto del bono eléctrico, por ejemplo, después el presidente se dedicó a resaltar en cada intervención que C's es su socio preferente aunque busque también el apoyo del PSOE

Los naranjas, por su parte, respondieron al gesto reconociendo que Rajoy no está obligado a abandonar la Moncloa en la próxima legislatura -pese a la limitación de mandatos estipulada en el acuerdo- o apoyando medidas como su veto a la subida de las pensiones o votando en contra de la toma en consideración de la ley de renta mínima que proponían los sindicatos, entre otras cuestiones.

Ambos equipos, Rajoy y Rivera, PP y C's, escenificaron su reconciliación en la cena en Moncloa que mantuvieron el pasado 10 de enero. Hoy, también, en la clausura de la Asamblea naranja. Casado y Maíllo siguen el discurso de Rivera desde la segunda fila de la sala del plenario.