Público
Público

La Asamblea Madrid reprueba al consejero de Educación por el máster de Cifuentes

Rafael Van Grieken se convierte en el tercer consejero reprobado por el parlamento madrileño en esta legislatura tras el que fuera responsable de Políticas Sociales Carlos Izquierdo y el exconsejero de Sanidad Jesús Sánchez Martos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Rafael van Grieken, en una imagen de archivo. / EP

El pleno de la Asamblea de Madrid ha reprobado este jueves la actuación política del consejero de Educación, Rafael Van Grieken, en la "crisis institucional" abierta en la Comunidad por las irregularidades del máster de Cristina Cifuentes en la Universidad Rey Juan Carlos y ha pedido su cese o dimisión.

Van Grieken se ha convertido así en el tercer consejero reprobado en la Asamblea en esta legislatura tras el que fuera responsable de Políticas Sociales Carlos Izquierdo (ahora titular de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio) y el exconsejero de Sanidad Jesús Sánchez Martos, que acabó dimitiendo.

Su reprobación parte de una proposición no de ley de Podemos, una iniciativa que por su naturaleza no tiene carácter vinculante y que ha contado con los votos a favor de todos los grupos de la oposición y el voto en contra del PP.  "Tengo la conciencia tranquila con respecto a mi comportamiento en todo este caso", ha declarado Van Grieken a los medios tras la votación.

El consejero ha explicado que "en su día" defendió las irregularidades del máster de Cifuentes basándose en la información que tenían, que fue la "versión" que la propia expresidenta "suministró". Además, ha dicho que tuvo que hacer "una defensa institucional" en este caso, ya que era el problema de una alumna de la URJC, que también era presidenta de la Comunidad de Madrid.

Por otro lado, ha comentado que seguirá en el cargo porque así lo ha decidido el actual presidente regional, Ángel Garrido, que le acaba de dar su confianza y es la persona que tiene que decidir cuándo debe dejar el Gobierno. Garrido ha defendido a Van Grieken en declaraciones a los medios, ya que cree que no hay "ninguna razón objetiva" para reprobarlo. "Estamos ante uno de los mejores consejeros que ha tenido la Educación de Madrid; por tanto, es un tema absolutamente político que nada tiene que ver con su buena o mala gestión, que, insisto, ha sido buena", ha apuntado.

En el pleno, el diputado de Podemos Eduardo Fernández Rubiño ha acusado a Van Grieken de haber "dado la espalda a sus deberes" como consejero "para defender a la persona que lo colocó en el puesto". "Ha actuado como colaborador necesario de esa huida hacia adelante suicida en la que Cifuentes se embarcó y que le ha costado la Presidencia", ha añadido.

En su intervención ha comentado que el acta "falsificada" que exhibió Cifuentes "nunca habría llegado a manos" de la ya expresidenta sin la "intervención" de Van Grieken. Al respecto, ha recordado que la profesora de la Universidad Rey Juan Carlos Cecilia Rosado declaró ante la magistrada que investiga el caso que María Teresa Feito, asesora del consejero, la amenazó diciendo "arreglad esto o la presidenta os mata".

El parlamentario también ha criticado al consejero por haber "incumplido todos y cada uno de los compromisos que tenía con la comunidad educativa" y ha citado la "falta vergonzosa de infraestructuras" y su "incapacidad" para lograr un "pacto", entre otros asuntos.

En la misma línea, la diputada de Ciudadanos María Teresa de la Iglesia ha acusado al consejero de no haber hecho "nada" para evitar que las universidades otorguen "títulos de máster que no se cursan" y ha calificado de "turbia" su gestión sobre el caso de Cifuentes. "Su modelo es un modelo de universidad en el que brilla por su ausencia la excelencia, la equidad y sobre todo la transparencia y es un modelo al que le sobra politización", ha apuntado.

El diputado del PSOE-M Juan José Moreno también ha criticado al consejero por su "incumplimiento" en sus compromisos educativos y de haber "cruzado todas las líneas" con su comportamiento en el caso de Cifuentes. "No sólo no se ha puesto del lado de la comunidad educativa, sino vergonzosamente en contra por motivos partidistas para salvar la cabeza de su mentora y otros dirigentes institucionales", ha sostenido.