Publicado: 14.11.2014 17:40 |Actualizado: 14.11.2014 17:40

El asesor fiscal de la familia Pujol desconocía que tuvieran cuentas en el extranjero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El asesor fiscal de Jordi Pujol y su familia desde 1983 nunca supo que la familia tuviera cuentas en el extranjero. La fortuna estuvo oculta en Andorra durante 34 años, hasta que el expresident de la Generalitat de Catalunya reveló su existencia por carta, el 25 de julio pasado, cuando ya sabía que iba a estallar el escándalo.

Joan Anton Sánchez Carreté, que así se llama el fiscalista de cabecera de los Pujol, nunca supo nada en 30 años de trabajo para la familia de la fortuna oculta. Lo conoció semanas antes de la famosa carta, cuando el expresident se lo confesó y le consultó su opinión sobre "cómo tratar esto", según ha revelado este viernes en la Audiencia Nacional. Sánchez Carreté no ha especificado si ese "cómo tratar esto" se refiere a la regularización ante Hacienda de la fortuna, o a la comunicación a la sociedad por medio de una carta del engaño del expresident.

El fiscalista ha testificado ante el juez central de instrucción 5, Pablo Ruz, que investiga las comisiones cobradas por el primogénito de la saga, Jordi Pujol Ferrusola. Ante el juez y la fiscal Anticorrupción Belén Suárez, Sánchez Carreté ha calificado de "sencilla" la declaración de IRPF del primogénito de los Pujol y de su esposa Mercé Gironés. Consistía en confirmar el borrador de declaración que enviaba todos los años Hacienda, ya que el dinero de Jordi Pujol Ferrusola figuraba en sus sociedades.

Sánchez Carreté se encargaba de las declaraciones del impuesto de sociedades de tres empresas de Jordi Pujol Ferrusola y de su esposa

Sánchez Carreté se encargaba de las declaraciones del impuesto de sociedades de tres empresas de Jordi Pujol Ferrusola y de su esposa, por lo que cobraba 5.000 euros al año y les hacía, como ‘bonus', la declaración de RIPF.

El asesor fiscal ha reconocido ante el juez que todas las declaraciones que hizo desde los años 80 hasta 2013 del impuesto de sociedades de Jordi Pujol jr. se basaron en los datos que éste le remitía. Y todas -ha asegurado- eran operaciones que tenían como origen o destino cuentas corrientes radicadas en España.

Otro de los testigos que han declarado en la Audiencia Nacional este viernes ha sido Jordi Puig Godes, hermano de Felip Puig, conseller d'Empresa i Ocupació de la Generalitat de Catalunya.

A preguntas de la fiscal, ha asegurado que desconoce el cargo de su hermano, aunque sabe que lleva 30 años en la administración pública y ha desmentido siquiera que éste conozca a Jordi Pujol jr. Y si la fiscal quería saber algo sobre su hermano, que se lo pregunte a él, ha llegado a decir.

Su declaración ha continuado en este peculiar tenor. Considerado supuesto testaferro de Jordi Pujol jr, Puig ha reconocido que son amigos desde el colegio, han compartido despacho y secretaria, pero nunca han tenido negocios juntos. Por negar, ha negado que su empresa, Ibadesa Cat, hubiera intermediado a favor de Isolux para la electrificación de Gabón. En ese momento la fiscal Suárez le ha exhibido ocho folios plagados de correos electrónicos suyos, donde se dirige a directivos de Isolux y habla de viajes a Gabón, entrevistas con autoridades, fechas, personas...

Los directivos de Isolux han negado tener relación con el famoso contrato sobre Gabón

Entonces ha recordado que sí, que intermedió en Gabón, pero que no cobró "nada" por este trabajo. Y que en el año 2006 le pasó este negocio a una de las empresas de Jordi Pujol Ferrusola. Este contrato está en el punto de mira del juez y la fiscal, ya que el Pujol jr. recibió 600.000 euros por una asesoría a Isolux para la posible ampliación de la red eléctrica de Gabón.

Ibadesa Cat es una empresa suya desde el año 2004, en la que entró en 1996 con una participación importante y que fue creada para negociar en países que tuvieran convenios de cooperación con España. La Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (Udef) de la Policía ha determinado que Puig la constituyó el 4 de octubre de 1996 junto a Ignacio López del Hierro, marido de María Dolores de Cospedal.

Los directivos de Isolux citados a declarar este viernes han negado tener relación con ese famoso contrato sobre Gabón. Uno tras otro, han pasado la pelota a José Augusto Ferreriras, responsable de Transmisión de Isolux, y Antonio Martínez Morrallo, que era el director financiero, por lo que es muy posible que ambos sean citados por el juzgado.

La incógnita está en cómo es posible que Pujol jr. recibiera 600.000 euros por una supuesta asesoría que Isolux renovó en 2009 y de la que no existe prueba documental de que Pujol jr hiciera trabajo alguno al respecto.