Publicado: 01.03.2016 14:14 |Actualizado: 01.03.2016 14:23

La Audiencia de Barcelona envía a juicio el expolio del Palau de la Música

Ve un desvío de fondos "muy considerable" de Ferrovial a Convergència Democràtica, partido que se sentará en el banquillo por haber recibido ingresos por medio de dos extesoreros a través de facturas falsas, así como donaciones entre el Palau y la Fundación Trias Fargas

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:
Fèlix Millet y Jordi Montull. EFE / Toni Garriga

Fèlix Millet y Jordi Montull. EFE / Toni Garriga

Ferrovial abonaba presuntamente una comisión del 4% del importe de la obra adjudicada: un 2,5% iba a  CDC y el 1,5 restante para Millet y Montull

BARCELONA.- La Audiencia de Barcelona ha cerrado la investigación del expolio del Palau de la Música y envía a juicio la causa contra 16 acusados, entre ellos, el expresidente de la entidad Fèlix Millet y su mano derecha, Jordi Montull, además del extesorero de CDC Daniel Osàcar por los presuntos cobros de comisiones del partido a constructoras a través de la institución cultural.

Es la consecuencia del último auto dictado por la Sección 21 de la Audiencia, en el que rechaza los últimos recursos de apelación presentados por CDC, Osàcar y varios empresarios, aunque el juicio no será inmediato porque faltan algunos trámites relacionados con las empresas que podrían tener que indemnizar al Palau.

La Audiencia de Barcelona desestima en su auto los recursos de CDC, Osàcar y dos responsables de Ferrovial -que presuntamente pagaba comisiones al partido a cambio de obras públicas- contra la decisión del juzgado que, entre otras cosas, declaraba a CDC partícipe a título lucrativo al considerar que se había beneficiado del desvío de fondos. Esto es, responsable civil por haberse lucrado de los ingresos irregulares percibidos por sus dos extesoreros, uno de ellos ya fallecido (Carles Torrent).

Entre las adjudicaciones 'sospechosas', la Audiencia cita las obras de la L9 de Metro de Barcelona, la Ciudad de la Justicia y la rehabilitación de la acequia Bellet en el río Ebro

CDC, en su recurso, sostuvo que su acusación como responsable civil a título lucrativo estaba basada en conjeturas y meras sospechas infundadas al considerar que de la instrucción no se desprendía que las adjudicaciones a Ferrovial fueran irregulares, ni siquiera indiciariamente.

Sin embargo, la Audiencia concluye que hay documentos, archivos informáticos y anotaciones manuscritas "que permiten inferir, al menos de forma indiciaria, la existencia de un desvío de fondos muy considerable de Ferrovial al partido" por adjudicaciones de obra pública por parte de la Generalitat y otros organismos públicos de 2000 a 2009.

Comisiones del 4%

La Audiencia enumera adjudicaciones sospechosas a Ferrovial como la construcción de un pabellón deportivo en Sant Cugat del Vallès (Barcelona), las obras de la L9 de Metro, la Ciudad de la Justicia y la rehabilitación de la acequia Bellet en el margen el río Ebro.

Recuerda la tesis del juzgado de instrucción de que Ferrovial abonaba presuntamente una comisión del 4% del importe de la obra adjudicada: un 2,5% para CDC y el 1,5 restante para Millet y Montull por su intermediación.

Estas comisiones de Ferrovial del 4% se articularon a través de tres procedimientos: entregas en efectivo a los tesoreros del partido, facturación falsa por entidades mercantiles que se prestaron a ello y mediante convenios de colaboración aparentes firmados por l’Associació Orfeó Català y la Fundació Orfeó Català-Palau de la Música Catalana con la Fundació Trias Fargas, directamente vinculada a CDC.