Público
Público

La Audiencia de Madrid confirma el procesamiento de cuatro periodistas de 'El Mundo' por difundir información no contrastada del caso Cuadrifolio

Su exdirector Abadillo y los periodistas Inda, Urreiztieta y González se sentarán en el banquillo por montar una campaña contra una empresa a la que acusaron de ser la Gürtel socialista. La fianza depositada es de 2 millones de euros.

Publicidad
Media: 3.86
Votos: 21
Comentarios:

Casimiro García Abadillo era entonces el director de 'El Mundo'.

La Audiencia de Madrid ha confirmado el procesamiento del exdirector de El Mundo Casimiro García Abadillo y los periodistas Eduardo Inda, Esteban Urreiztieta y Santiago González por difundir información no contrastada contra una empresa, a la que acusaron de ser la "Gürtel socialista" y tildaron de Capone a su propietario.

En un auto dictado el pasado 5 de julio, la Audiencia rechaza los recursos de apelación presentados por los cuatro periodistas y los sienta definitivamente en el banquillo.

Abadillo, Inda, Urreiztieta y González están acusados de delitos continuados de calumnia y de injurias graves, ambos con publicidad, por la serie de artículos que publicaron en el diario El Mundo sobre el caso Cuadrifolio en 2014 sin contrastar la información que disponían. El rotativo está considerado como responsable civil subsidiario.

Los periodistas fueron obligados por la juez de instrucción 7 de Madrid, Susana Trujillano, a depositar una fianza de un millón de euros para hacer frente a las responsabilidades por el daño causado a la empresa "Cuadrifolio" a la acusaron de integrar supuesta Gürtel socialista sin pruebas, después de que estallara el escándalo de corrupción en el entorno del PP del mismo nombre.

Además, el diario El Mundo tuvo que depositar el pasado abril otra fianza adicional de un millón de euros como responsable civil subsidiario.

La Audiencia de Madrid confirma el auto de apertura de juicio oral dictado por la instructora al comprobar, en contra de lo que argumentaban los procesados, que dicha resolución "supera ampliamente" los criterios de motivación que requiere la jurisprudencia y la Constitución.

Este tribunal recuerda que la carta magna no da cobertura a “expresiones formalmente injuriosas “ ni puede admitirse en un Estado de derecho que se impute en informaciones no debidamente contrastadas delitos como prevaricación, cohecho, malversación , estafa o tráfico de influencias.

Con una literatura, recuerda el auto, en la que se atribuye a Cuadrifolio y a su presidente, Manuel Téllez, el integrar una trama de “corrupción política”, “organización criminal” y se compara a este último con el conocido capo de la Mafia, Michael Corleone.Denominar a la empresa de ser la "Filesa del PSOE” o calificar a su presidente de ser “El jefe de la Gürtel del PSOE”, son expresiones "objetivamente infamantes", concluye la Audiencia de Madrid.

El tribunal destaca la importante labor que en una democracia realizan los medios de comunicación para formar la opinión pública, "pero ello no legitima ni las informaciones con calificaciones gravemente atentatorias al honor y crédito de personas concretas y determinadas, que contienen errores contrastados en la instrucción y que no prueban suficientemente los hechos que denuncian , escudándose en 'fuentes' que no pueden revelar, lo que de admitirse sin más , se traduciría en la más absoluta indefensión para los afectados".

La empresa Cuadrifolio, que llegó a tener un centenar de empleados, acabó cerrando tras la publicación de estos artículos en El Mundo en 2014 y después de que las empresas y administraciones públicas cesaron de contratar con ella, según sostiene la acusación particular.

La Fiscalía abrió una investigación contra Cuadrifolio y sus contratos a raíz del serial de artículos publicados, que quedó archivada porque no encontró delito alguno. El juicio oral se ha abierto porque no consta que los periodistas comprobaran sus informaciones de forma diligente y atribuían "de forma no contrastada e infundada" delitos a Cuadrifolio y sus accionistas.