Publicado: 28.04.2015 19:30 |Actualizado: 29.04.2015 07:00

La Audiencia de Madrid decide sobre la fuga de Aguirre tras aparcar en un carril-bus

Deliberará el recurso de la Fiscalía y los agentes de movilidad contra el archivo de la causa acordado por el juzgado de instrucción. El ministerio público quiere que el caso de la presidenta del PP se tramite como falta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Aguirre a la salida del juzgado de instrucción 14 de Madrid, tras declarar por el incidente de tráfico.

Esperanza Aguirre a la salida del juzgado de instrucción 14 de Madrid, tras declarar por el incidente de tráfico.

MADRID.-  El 20 de enero de 2015, el juez de instrucción 14 de Madrid, Carlos Valle, decidió archivar la fuga de los agentes de movilidad que había realizado Esperanza Aguirre tras aparcar en un carril-bus de la Gran Vía madrileña para sacar dinero de un cajero.

El caso se remonta al 3 de abril de 2014, cuando la ahora candidata del PP por Madrid se enfrentó a los agentes que pretendieron multarla y protagonizó una escapada hasta su casa. El juez consideró que el coche de Aguirre no había causado daños a la moto de los agentes, y dudó incluso de la declaración de los funcionarios sobre el incidente.

Ahora, la Audiencia de Madrid estudiará este miércoles los recursos interpuestos contra este archivo. Los magistrados de la Sección Sexta verán el recurso presentado por la Fiscalía de Madrid y por los agentes de movilidad que denunciaron a la candidata del PP tras el incidente.

El recurso será estudiado a nueve días antes de empezar la campaña electoral, que arranca el próximo 8 de mayo, y en la que Aguirre fue designada candidata por Madrid cuando el sumario estaba aún en trámite. La ponente de la resolución será la magistrada María Álmudena Álvarez Tejeda.

En el caso de la Fiscalía, el recurso solicita que se devuelvan las diligencias para que sean tramitadas como un juicio de faltas, tal y como pretendía el juez Carlos Valle en un primer momento.

En la resolución, el juez entendía que la solución no puede ser otra que el sobreseimiento de la causa pues la denuncia inicial "ha sido rebatida" por Esperanza Aguirre, "existiendo incluso más apoyos a su versión que a la de los agentes de movilidad denunciantes" además de "dudas serias acerca de la credibilidad" de éstos.

La defensa de los agentes interpuso también un recurso de apelación ante la Audiencia de Madrid. En el recurso se manifestaba su oposición a los argumentos del juez de que no haya indicios de la existencia de un posible delito de desobediencia.




La última diligencia que se realizó en la instrucción fue un careo entre dos policías nacionales y varios agentes de Movilidad ante las contradicciones existentes en sus declaraciones relativas al incidente de tráfico del pasado 3 de abril.

Contradicciones

En su declaración, los agentes de la Policía Nacional manifestaron que los de Movilidad nunca les entregaron parte de lesiones, a pesar de que en su día su sindicato denunció que sí lo intentaron.

La propia Aguirre comentó que uno de los agentes de Movilidad manifestó en su declaración que un policía nacional le había impedido presentar el parte de lesiones, algo que la dirigente popular tachó de "mentira".

Ya en mayo, los médicos forenses determinaron que uno de los agentes que denunció a Aguirre al ser supuestamente golpeado cuando ésta arrancó su vehículo no sufrió lesiones de relevancia penal.

Según los denunciantes, se presentó un parte de lesiones con un certificado médico de la mutua Asepeyo que confirmaba una lesión muscular. De hecho, el policía municipal estuvo varios días de baja, documento que obra también en manos del instructor.