Publicado: 23.04.2015 20:18 |Actualizado: 23.04.2015 23:30

La Audiencia de Madrid resolverá sobre el caso Rato en el arranque de la campaña electoral

Prevé decidir si recae en la Audiencia Nacional o en un juzgado ordinario entre quince días y un mes. Mientras, el juez ha ordenado que se incluya una anotación en los registros de todas las propiedades de Rato para evitar su venta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El exvicepresidente del Gobierno y expresidente de Bankia Rodrigo Rato, que está siendo investigado por cinco delitos fiscales, blanqueo y alzamiento de bienes, sale de su casa. EFE/Fernando Alvarado

El exvicepresidente del Gobierno y expresidente de Bankia Rodrigo Rato, sale de casa tras su detención. EFE/Fernando Alvarado

La sección 23 de la Audiencia Provincial de Madrid tiene previsto resolver el recurso sobre el caso de Rodrigo Rato de forma rápida, en concreto “entre 15 días y un mes”, reconocen fuentes jurídicas. De cumplir con este calendario, la Audiencia resolvería el litigio sobre si la competencia del caso recae en Madrid o en la Audiencia Nacional en el arranque de la campaña de las elecciones municipales y autonómicas.

La Fiscalía Anticorrupción ha interpuesto un recurso contra el auto por el que el juez de instrucción 31 de Madrid, Antonio Serrano-Artal, se inhibió en favor del Juzgado Central de Instrucción 4, cuyo titular es Fernando Andreu y que instruye en la Audiencia Nacional la salida a bolsa de Bankia, en la etapa de la presidencia de Rato.

El exvicepresidente económico debe depositar una fianza civil de 133 millones de euros para hacer frente a ulteriores responsabilidades por esta causa.

El juez de instrucción 31 de Madrid Serrano-Artal, entiende que existe conexidad entre el caso Bankia y el supuesto delito de alzamiento de bienes que habría cometido y Rato y que se investiga a instancia de Hacienda. La Fiscalía ha denunciado a Rato por cinco supuestos delitos fiscales, así como por blanqueo y alzamiento de bienes.

Sin embargo, Anticorrupción no aprecia vínculo entre ambos casos y descarta también que cause perjuicio a la economía nacional o a una generalidad de personas, competencia que avocaría el caso a la Audiencia Nacional.

La fiscal Anticorrupción del caso, Elena Lorente, considera en su recurso que, de admitirse, la instrucción del caso Bankia se convertiría en “inmanejable” y poco eficaz si se incluyera en un proceso con “multitud de imputados” los eventuales delitos fiscales cometidos por ellos.

Mientras, el juez Serrano-Artal ha dado ordenado al Registro Central de la Propiedad que le comunique todas las propiedades que cuenta en España Rodrigo Rato, exvicepresidente económico y exdirector gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI).



Bloqueo de todas las propiedades de Rato

Una vez recibida dicha comunicación, el juzgado se dirigirá a todos los registros donde figuren propiedades de Rato con el fin de que en cada bien se incluya un asiento en el que se indique que dicho bien está bloqueado por orden judicial. Dicho asiento impide cualquier venta o traspaso de propiedad.

Esta medida cautelar que adopta el magistrado Antonio Serrano-Artal busca impedir que Rato proceda a la venta de alguna de sus propiedades mientras se instruye la causa abierta contra él.

Fue solicitada por la Fiscalía de Madrid el pasado jueves, cuando interpuso la denuncia contra Rato ante el juez que estaba de guardia ese día, Enrique de la Hoz.

Detención del exvicepresidente

El juez de guardia acordó tres de las cuatro medidas que solicitó la Fiscalía pero dejó esta última sin tramitar al considerar que no era urgente y que correspondía tramitar al juez en el que iba a recaer la denuncia.

Las medidas solicitadas fueron: la detención de Rodrigo Rato; la entrada y registro en el domicilio y las propiedades de Rodrigo Rato; el bloqueo de sus cuentas y de sus sociedades y, por último, la inclusión de un asiento registral en sus propiedades para impedir cualquier venta.

Rodrigo Rato es investigado por tres supuestos delitos fiscales cometidos en las declaraciones del Impuesto de Sociedades de los años 2011, 2012 y 2013, así como de dos presuntos delitos fiscales en los ejercicios de 2012 y 2013 del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, además de por los delitos de blanqueo de capitales y alzamiento de bienes.