Publicado: 08.07.2016 16:54 |Actualizado: 08.07.2016 17:17

La Audiencia Nacional ordena el ingreso en prisión del último 'Califa' de España

Exmilitar gallego y acusado de apología del yihadismo, no se presentó a juicio por enaltecimiento del terrorismo. El símbolo de su 'califato de Xuvía' era una espada cruzada con una gaita.

Publicidad
Media: 3.60
Votos: 5
Comentarios:
Escudo del autoproclamado 'califato de Xuvía', en Narón (Galicia), compuesto por una espada y una gaita.

Escudo del autoproclamado 'califato de Xuvía', en Narón (Galicia), compuesto por una espada y una gaita.

MADRID/ A CORUÑA.- La Audiencia Nacional ha revocado la situación de libertad provisional de O. M. C. T., el exmilitar gallego acusado de apología del yihadismo y ha ordenado su ingreso en prisión después de que el jueves no se presentase en el juicio que iba a tener lugar en Madrid.

El exmilitar pasó a disposición judicial sobre las 10,00 horas de este viernes tras ser detenido el jueves y conducido a la Comisaría de Ferrol, en donde permaneció durante la mañana, cuando se le comunicó un exhorto de la Audiencia Nacional en la que se ordenaba su encarcelamiento.

O. M. C. T. se autoproclamaba ayatollah supremo del'Califa de Xuvía' (pequeña localidad de Narón, Galicia) y vendía camisetas con imágenes de Estado Islámico (EI) y de atentados yihadistas, así como sudaderas con la foto del cooperante británico Alan Henning, decapitado en 2014 por miembros de EI y con el logo "Al Qaeda -Paga la coca-. Primer aviso". También vendía bolsos con símbolos del grupo terrorista Harakat Sham al Islam.

El escudo de su califato imaginario era una espada cruzada con una gaita -espada que él mismo fabricó- y un libro en blanco, en la que se llamaba a la creación del "Califato de Xuvia".

O. M. C. T., que fue detenido a mediados de agosto de 2015, regentaba la 'Serigrafía Río Xuvia', desde donde vendía camisetas y objetos propagandísticos de ideas y actividades violentas relacionadas con organizaciones yihadistas. También administraba una página en Facebook en el que insertó una bandera de fondo negro, con la espada y la gaita cruzadas.

Acusado de un delito de enaltecimiento del terrorismo yihadista, no se presentó en el juicio contra él que iba a tener lugar en Madrid en la Audiencia Nacional por apología del terrorismo.

El procesado fue detenido hace casi un año, y el juez de guardia le dejó en libertad 24 horas después de su detención con la condición de presentarse semanalmente en el juzgado.

De 41 años de edad, este exmarino llevaba una década retirado. Tras registrar el domicilio y la tienda que regentaba, la Policía se incautó de varias decenas de prendas con material yihadista, que según las conclusiones de la Fiscalía no llegó a vender ni en la tienda ni a través de su plataforma 'online', que distribuía en España y Portugal.

Tras su comparecencia ante el juez, el encausado retiró los modelos relacionados con motivos yihadistas del catálogo de la tienda 'online'.

En los registros efectuados en su vivienda y en la tienda se intervino también material informático y diversa documentación, que permitió recopilar material que, según la Fiscalía, demuestra actos de menosprecio y humillación a las víctimas de los delitos de terrorismo y la ejecución de actividades de apología, difusión y apoyo del ideario de organizaciones yihadistas.

El hombre difundía en Internet mensajes radicales de varias organizaciones terroristas, entre ellas el Movimiento de Resistencia Islámico Hamas, la organización yihadista Harakat Sham al Islam (HSI), la organización libanesa Hezbolá o la marxista-leninista Sendero Luminoso.

En su domicilio se encontraron un machete con una hoja de doble filo de 35 centímetros de longitud y manufactura artesanal y una camiseta con la leyenda “Dios padre derríbalo todo, muerte al Estado, fuera con la Constitución impía, malditos sean los incrédulos. Lealtad al Califato”.