Público
Público

Mario Conde sale de prisión tras aceptar la juez el pago de la fianza de 300.000 euros

El exbanquero realizó una transferencia de dinero en metálico en el juzgado, después de que viera rechazada el aval hipotecario de dos responsables de la la Fundación Franco

Publicidad
Media: 2
Votos: 3
Comentarios:
El expresidente de Banesto, Mario Conde, abandona su domicilio detenido por la Guardia Civil, tras estar presente en los registros realizados por miembros de la UCO este lunes durante 14 horas. EFE/Álvaro Calvo

El expresidente de Banesto, Mario Conde, durante el registro a su domicilio realizado el pasado abril por miembros de la UCO. EFE/Álvaro Calvo

MADRID.- La juez Carmen Lamela, en funciones de guardia de la Audiencia Nacional, ha acordado esta tarde la libertad del exbanquero Mario Conde, una vez que se ha recibido esta tarde la transferencia de 300.000 euros a la cuenta de consignaciones del juzgado.

La fianza a favor de Mario Conde ha sido depositada por su procurador, Argimiro Vázquez Guillén, en la cuenta de consignaciones judiciales y cubre la integridad de la caución que fijó el juez Santiago Pedraz en la causa que le ha llevado a la cárcel.

El juez central de instrucción 1 había considerado insuficientes los avales hipotecarios depositados por dos responsables de la Fundación Franco para hacer frente a los 300.000 euros de fianza que había fijado para Conde.

Es de prever que Conde salga de la cárcel de Soto del Real (Madrid) esta misma tarde,
ya que el auto que autoriza su excarcelación ya ha sido comunicado a Instituciones Penitenciarias y al juzgado de Colmenar Viejo, del que depende dicha prisión.

El antiguo presidente de Banesto ingresó en Soto del Real el pasado 13 de abril por orden del juez Pedraz, quien investiga al exbanquero, su hija y su abogado por alzamiento de bienes, blanqueo de capitales, ocho delitos fiscales y pertenencia a organización criminal.

El juez instructor del caso ordenó entonces su prisión incondicional sin fianza, que cambió esta semana a libertad provisional con fianza de 300.000 euros. La razón del cambio de la situación de Conde estribó en que entendía que había disminuido el riesgo de fuga del exbanquero, así como la posibilidad de que alterara pruebas porque los archivos informáticos incautados en los registros ya estaban siendo analizados. 

Al mismo tiempo, el juez había dictado libertad previa fianza de 100.000 euros a su abogado Francisco Javier de la Vega; mientras que la hija del exbanquero y considera coartífice de la trama, Alejandra, permanece bajo arresto domiciliario.

En la causa se investiga si Conde habría repatriado a España 13,06 millones de euros procedentes del saqueo del Banco Español de Crédito (Banesto) y de su cartera industrial que él presidió a finales de los ochenta y principios de los noventa. Conde fue condenado por los casos 'Banesto' y 'Argentia Trust', pero aún le restan por depositar en el juzgado 14,1 millones de euros de aquellas condenas, pero se ha declarado insolvente.

La investigación -conocida como 'Operación Fénix'- se remonta a 2011 y apunta a que Conde repatrió este dinero oculto a través de sociedades pantalla ubicadas tanto en España como en otros países, entre ellos Luxemburgo e Italia, con el que ha mantenido un "elevado tren de vida".

Deberá comparecer el lunes en el juzgado

El auto dictado por la juez de guardia de la Audiencia Nacional este viernes establece las medidas cautelares que señaló el juez Pedraz en el auto donde rechazaba los avales hipotecarios: Mario Conde deberá comparecer los lunes ante el juzgado central número 1 de este tribunal, se le prohíbe salir del país y deberá entregar el pasaporte en su primera comparecencia del próximo lunes ante la Audiencia Nacional.

Además, Conde tendrá que presentarse ante el juzgado cuantas veces sea llamado, fijar su domicilio en España, del que no podrá ausentarse y que no podrá variar temporal o definitivamente sin autorización judicial, con la obligación de señalar persona y domicilio en España donde efectuar cualquier citación, notificación o emplazamiento, así como un número de teléfono de disponibilidad permanente.

La juez le advierte que si incumple cualquiera de estas obligaciones supondrá la inmediata orden de detención y la modificación de su situación personal.