Público
Público

La Audiencia Nacional rechaza abrir una 'causa general' a la banca por las preferentes

Sin embargo, el juez Fernando Andreu abre por primera vez la puerta a la reclamación penal a las entidades que comercializaron el producto, aunque no de forma agrupada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Audiencia Nacional considera 'procesalmente inviable' abrir una 'suerte de causa general' a los 40 bancos españoles que emitieron participaciones preferentes. Sin embargo, en la misma resolución, deja la puerta abierta a demandas penales o civiles contra los representantes de esas entidades por separado.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, da una de cal y una de arena a las esperanzas de los miles de pequeños ahorradores que invirtieron en preferentes y  buscan que se demuestre que fueron estafados y de paso recuperar su dinero.

La asociación Activa Preferentes, que representa el abogado Juan Manuel Moreno-Luque, planteó un órdago procesal y presentó en la Audiencia Nacional una querella conjunta contra 45 responsables de 40 bancos y cajas españoles que emitieron participaciones preferentes, por delitos de estafa, publicidad engañosa, delito societario, maquinación para alterar el precio de las cosas y uso de información privilegiada.

El juez Andreu, en un auto al que ha tenido acceso Público, ha desestimado admitir a trámite la querella al concluir que 'la genérica conducta que se pretende investigar, referida al sistema financiero español como genérico objetivo, es procesalmente inviable'. Era una tesis defendida en su informe por el Ministerio Fiscal, contrario también a que la querella se tramitase.

El magistrado cree que la querella articulaba 'una 'suerte de causa general' frente a una gran parte de las entidades financieras españolas, sin determinar la conexidad que pudiera existir entre las conductas de unas y de otras, así como de las personas a quien se responsabiliza'.

Sin embargo, el auto deja abierto el camino a demandas penales individualizadas contra las entidades bancarias, al subrayar que 'la extensión de los hechos a múltiples conductas detrás de las incontables operaciones bancarias y financieras celebradas por los representantes, los comerciales o los empleados de las dispares entidades querelladas con sus clientes, sin duda pueden dar lugar a las reclamaciones y responsabilidades que proceda exigir ya por la vía penal, ya por la vía civil, pero no es posible que se aúnen todas en un solo proceso'.

El juez Andreu añade que una investigación a 40 bancos por la emisión de preferentes chocaría con la necesidad de un proceso sin dilaciones indebidas, ya que se iniciaría un procedimiento de muy difícil o imposible enjuiciamiento.

La asociación Activa Preferentes ha acordado no recurrir el auto del juez para evitar retrasos en los procedimientos, y seguir el criterio marcado por Andreu interponiendo querellas individuales por cada una de las emisiones de preferentes realizadas por los bancos.

Así, la primera de las querellas la interpondrá esta misma semana la asociación, que agrupa a varios cientos de afectados, contra Caja Madrid, por la emisión de 3.000 millones de euros de participaciones preferentes en el año 2009, en la que fueron atrapados miles de clientes minoristas de la entidad cuando la crisis financiera ya estaba plenamente desatada.

La querella se dirigirá contra Carlos Stilianopopulos, presidente de Caja Madrid Finance Preferred, S.A., y Carlos Contreras Gómez, director de negocio de finanzas corporativas de la caja, como firmantes de la emisión.

En la demanda ultimada, destacan que Caja Madrid no tuvo reparo alguno en colocar, en medio de la tormenta financiera y regulatoria, masivamente un instrumento a precio muy fuera de mercado y absolutamente contraindicado entre clientes minoristas, como eran las participaciones preferentes. Señalan que en mayo de 2009, el valor razonable de la emisión se situaba, como promedio, en un 77,86% del nominal, lo que supuso una comisión implícita para el comprador del 22,14%.

La querella de Activa Preferentes se sumará a las que ya tienen planteadas por la emisión de preferentes de las entidades que dieron origen a Bankia el partido político UPyd, o la asociación 15MpaRato, que están sobre la mesa del mismo juez Andreu a la espera de que la Fiscalía presente el informe correspondiente sobre admisión a trámite.

Tanto 15MpaRato como Activa Preferentes apuestan por la estrategia de acusar únicamente a los directivos responsables de las emisiones, para simplificar el proceso, agilizarlo y conseguir un rápido enjuiciamiento que permita a los afectados recuperar su dinero lo antes posible. El partido de Rosa Díez, sin embargo, quiere encausar desde el inicio al máximo responsable de Caja Madrid durante años, Miguel Blesa, al exgobernador del Banco de España Miguel Angel Fernández Ordóñez, y al expresidente de la CNMV Julio Segura.