Publicado: 26.03.2014 15:22 |Actualizado: 26.03.2014 15:22

La Audiencia de Palma decidirá si Gallardón explica al juez su estrecha relación con Urdangarin

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Baleares será el encargado de decidir si el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, debe ser citado a declarar como testigo en el caso Nóos, para esclarecer cómo se negoció el convenio por el que una fundación sucesora de la entidad investigada percibió 144.000 euros públicos para preparar la candidatura olímpica de Madrid 2016, sin que en la actualidad haya constancia de que los trabajos fuesen finalmente llevados a cabo.

El juez de Instrucción número 3 de Palma, José Castro, ha elevado a la Audiencia de Palma esta cuestión, junto a otras más propuestas por el imputado Diego Torres, sobre las que existen varias posturas contrapuestas: La Fiscalía se opone, la defensa del exsocio de Urdangarín lo reclama, la acusación popular se suma.

A través de un recurso de apelación, el exsocio de Iñaki Urdangarín, Diego Torres, solicitó la comparecencia de Gallardón y otros testigos, si bien el magistrado ya desestimó el pasado 20 de febrero esta petición.

El ministro debería testificar sobre correos, documentos y fotografías aportados por Diego Torres

La pelota está ahora en el tejado del tribunal, que deberá resolver al respecto de la solicitud, a la que en su día se opuso la Fiscalía Anticorrupción, y a la que se adhirió el sindicato Manos Limpias. La organización sindical, personada como acusación popular, sostiene que la "estrecha" relación y colaboración entre Gallardón y el duque de Palma "culminó" con la concesión de los fondos presuntamente desviados.

A este respecto, Castro ha dictado un auto en el que desestima el recurso de reforma de Manos Limpias contra la decisión de no imputar a Iñaki Urdangarín, Diego Torres y Ana María Tejeiro por blanqueo de capitales. En el auto, eleva a la Audiencia Provincial de Palma el recurso de apelación de Torres contra su resolución de no citar como testigo al ministro Gallardón; y urge a la Agencia Tributaria de Madrid a que entregue documentación solicitada, entre otros acuerdos.

Junto al ministro de Justicia, la defensa de Torres también solicita la citación del exministro de Industria José Montilla y del exsecretario de Estado para el Deporte Jaime Lissavetzky, entre otros, para que aclaren su intervención en las negociaciones del convenio investigado.

El exsocio de Iñaki Urdangarín ha facilitado a Castro correos electrónicos, documentos y fotografías para demostrar la estrecha relación del duque con el ministro de Justicia y exalcalde de Madrid, que propuso a Urdangarín liderar la frustrada candidatura olímpica Madrid 2016. Son estos documentos sobre los que debería testificar Gallardón en el caso de que lo autorice la Audiencia de Palma.

En cualquier caso, la relación entre ambos ha quedado más que probada: el exalcalde de Madrid ofreció al duque liderar la candidatura olímpica Madrid 2016, pagó 120.000 euros del Ayuntamiento al Instituto Nóos, participó en reuniones con sus dirigentes y prologó el libro de Urdangarín y Torres, titulado: El patrocinio visto por sus protagonistas.

"Existía una relación entre Urdangarin y el actual ministro de Justicia, que venía de tiempo atrás", según González Peeters

El abogado de Torres, Manuel González Peeters, argumentaba en su petición que "es evidente que existía una relación entre Urdangarin y el actual ministro de Justicia, que venía de tiempo atrás". Una relación que, asegura, se centraba en aspectos "meramente deportivos ajenos a Nóos", como el vinculado a la colaboración del Duque de Palma en la candidatura olímpica, mientras que en otras "los contactos sí tenían que ver de modo más directo con Nóos y los proyectos que malintencionadamente se ponen en tela de juicio".

De hecho, en uno de los emails, del 2 de marzo de 2006, se pone de manifiesto que Lissavetzky ya había informado personalmente del acto de presentación del libro en el que iba a estar presente el Duque, y que iba a ser presidido por Gallardón. En otro, se informa de que hubo numerosos invitados entre los que se encontraban el exministro Pedro Solbes, quien por razones de agenda no pudo asistir a la presentación.

También Montilla se encontraba entre esos contactos."Es evidente que el actual ministro de Justicia no debió guardar precisamente un mal recuerdo de ese acto, pues no de otro modo cabe entender el correo del 29 de marzo de 2006, que muestra cómo Gallardón acudió a Urdangarin para proponerle una participación muy activa en la candidatura de Madrid 2016, que finalmente éste rechaza para sugerir la intervención de Carlos Sainz, otro de los intervinientes en el libro", incidía González Peeters en su escrito.