Público
Público

El auditor Francisco Celma, testigo clave en la causa de Bankia

El socio de Deloitte que no firmó las cuentas de 2011 comparecerá en las próximas semanas ante el juez Andreu. También lo harán Goirogolzarri, Fernández Ordóñez y Julio Segura

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tras la toma de declaración de los 33 imputados en el 'caso Bankia', el juez Fernando Andreu deberá citar ahora como testigo a Francisco Celma, el socio de Deloitte que auditó las cuentas de BFA-Bankia, y que no firmó los resultados de 2011 preparados por Rodrigo Rato, que arrojaban beneficios por 305 millones de euros.

Celma es considerado, a priori, un testigo clave tanto por los fiscales Anticorrupción como por los abogados defensores, al haber sido señalado por varios de los exconsejeros del grupo imputados como responsable de no haber planteado salvedades relevantes a la aprobación de las cuentas, que tuvieron que ser reformuladas por el equipo de José Ignacio Goirigolzarri pasando de los supuestos beneficios de 305 millones al reconocimiento de unas pérdidas de 2.900 millones.

Una diferencia entre unas cuentas y otras de más de 3.200 millones de euros. En el caso de BFA (matriz de Bankia) la primera versión de las cuentas señalaba pérdidas por 439 millones, que tras la nacionalización del banco y la llegada de Goirigolzarri, se transformaron en 7.263 millones de euros.

El auditor deberá aclarar si advirtió --verbalmente o por escrito-- a los responsables de las entidades sobre salvedades, y porqué retrasó, y en último término, no presentó, el informe de auditoría.

En relación a este asunto, la catedrática Araceli Mora, exconsejera de Bankia y que para muchos prestó la declaración más interesante ante el juez en la fase de testimonio de imputados, reveló a Andreu que ella sí contactó con Deloitte, que atribuyó su tardanza en informar sobre las cuentas a que el banco estaba 'en negociaciones' sobre su futuro.

Aparte de Celma, el juez ya tiene aprobada la citación como testigos, a falta de fecha, del exgobernador del Banco de España cuando se produjo la fusión y salida a bolsa de Bankia, Miguel Angel Fernández Ordóñez; de su sucesor en el cargo, Luis María Linde; del actual presidente de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri; del expresidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) Julio Segura, y del presidente del Comité del Ibex-35 cuando Bankia salió a bolsa, Blas Calzada.

De ellos, parecen especialmente relevantes las comparecencias de Fernández Ordólez, a quien Rato y el expresidente de Bancaja José Luis Olivas han achacado presiones para que se produjese la fusión que dio origen a Bankia; y de Goirigolzarri, que puede explicar con detalle el proceso de reformulación de cuentas llevado a cabo en mayo de 2012.