Publicado: 17.10.2015 00:02 |Actualizado: 22.10.2015 18:25

La auditoría de la deuda, a debate: "Hasta ahora nunca hubo un análisis serio de la gestión económica"

Varios expertos ofrecen diferentes puntos de vista para identificar cuándo una deuda es ilegítima en el primer encuentro de la plataforma Auditoría Ciudadana de la Deuda.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
La mesa redonda Dándole vueltas a lo ilegítimo. Dimensiones de la deuda ilegítima en la Escuela de Relaciones Laborales en Madrid./ J.T

La mesa redonda Dándole vueltas a lo ilegítimo. Dimensiones de la deuda ilegítima en la Escuela de Relaciones Laborales en Madrid./ J.T

@jenntejada92

MADRID.- Endika Zulueta, abogado de la Comisión Legal 15-M, ha defendido este viernes que es necesario un cambio en la forma de hacer política en nuestro país. Así se ha manifestado en el Primer Encuentro Ciudadano de la Plataforma Auditoría Ciudadana de la Deuda (PACD). La mesa redonda Dándole vueltas a lo ilegítimo. Dimensiones de la deuda ilegítima se ha celebrado con la intención de, entre otras cosas, ver cómo hemos llegado a situación actual y dar las pautas suficientes para considerar una deuda legítima o no.

Zulueta ha sido el primero en abrir el debate sobre la creación de la auditoría de la deuda pública madrileña. “Yo creo que, hasta ahora, nunca ha habido un análisis serio de la gestión en nada. Ni a nivel municipal ni estatal. Hemos tenido 40 años de dictadura sin un análisis económico, jurídico o social”, criticó.



Deuda 'legítima' o 'ilegítima'

"No podemos ceñirnos a lo legal porque entramos en una trampa, porque ¿quién hace las leyes?”

“Mi debate es ilegal/legal. No podemos ceñirnos a lo legal porque entramos en una trampa, porque ¿quién hace las leyes?”. Y aunque asegura que “desobedecer la ley nos ha permitido parar desahucios”, su labor y la de todos tendrá que ser “muy estudiosa, laboriosa e innovadora”.

El 15-M supuso, según dice, un cambio importantísimo en la forma que tenían los ciudadanos españoles a la hora de participar en la política. “El ‘yo también lo haría’ o el ‘esto siempre ha sido así, no hay nada que hacer’ se ha acabado”. Además, añadió que con el movimiento ciudadano se ha formado, por un lado, una nueva consideración de los derechos sociales: trabajo, educación, vivienda y sanidad, y por otro, una nueva conciencia de que la clase política es la que gestiona nuestro dinero y que debe garantizar esos derechos fundamentales. “Votamos a gestores, no a representantes”, zanjó.

"¿Parte de la deuda ha servido para reducir las emisiones de gas y de efecto invernadero? No. Pues es ilegítimo porque mata"

Por otro lado, la mesa contaba con la participación de Yayo Herrero (de Ecologistas en Acción), que trató de distinguir entre deuda legítima y deuda ilegítima partiendo desde un punto de vista medioambiental: “¿Parte de la deuda ha servido para reducir las emisiones de gas y de efecto invernadero? No. Pues es ilegítimo porque mata. ¿Parte de la deuda viene de privatizar todo aquello que no puede ser de nadie, porque es de todos? Sí, pues es ilegítimo”, concluyó.

La ecologista también ha aprovechado para hacer una crítica a las prácticas políticas que han permitido la construcción de infraestructuras que no han mejorado la vida de los ciudadanos. Como ejemplo, ha utilizado el caso de la autopista de Madrid, la M30: “No es solamente ilegítima porque ha generado una parte enorme de la deuda, sino que además es ilegal, tiene una sentencia en contra”. Además, añadió que la promesa de creación de empleo directo e indirecto con la construcción de infraestructuras como ésta es un gran mito: “Somos un país rico en infraestructuras y rico en paro. Era mentira. Que no nos vuelvan a engañar”.

En encuentro ciudadano también ha contado con Raquel Coello, de la Plataforma Impacto de Género Ya que ha abordado el tema de la deuda, destacando que en la actualidad se destina 1.693 veces más dinero al pago de intereses de la deuda que a políticas de igualdad. Liliana Pineda, de la Plataforma Contra la Privatización del Canal de Isabel II también ha participado, explicando y criticando la pésima gestión del agua que se ha llevado a cabo a lo largo de los años en la Comunidad de Madrid.