Publicado: 03.11.2015 20:00 |Actualizado: 04.11.2015 07:46

Auditoría de la deuda, proyectos de futuro y presupuestos: las preguntas de Standard&Poor's a Carmena

La agencia de calificación se reúne este miércoles con el concejal de Economía del Ayuntamiento de Madrid, Carlos Sánchez Mato. Será la última reunión ya que el Consistorio ha anunciado que no renovará los contratos con las agencias de calificación. 

Publicidad
Media: 3.80
Votos: 5
Comentarios:
El Ayuntamiento de Madrid mantiene este miércoles su última reunión con la agencia de calificación Standard&Poors.- EFE

El Ayuntamiento de Madrid mantiene este miércoles su última reunión con la agencia de calificación Standard&Poors.- EFE

MADRID.- Será un mero trámite, pero de gran contenido simbólico. El concejal de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Madrid, Carlos Sánchez Mato, mantendrá este miércoles su última reunión presencial con la agencia de calificación Standard&Poor's en virtud de los contratos firmados por los anteriores equipos del Gobierno del Ayuntamiento con las agencias y que tienen validez hasta el 31 de diciembre del presente año. De hecho, el Ayuntamiento de Madrid ya anunció que no renovará ni con Standard&Poor's ni con Fitch Ratings, quienes anularon la reunión que tenían concertada con el Consistorio.

La agencia de calificación Standard&Poor's aprovechará este último encuentro para preguntar al Ayuntamiento de Madrid por la auditoría de la deuda que quiere realizar el Ayuntamiento, el alcance de la misma y si se plantea no pagar la deuda contraída hasta el momento por los anteriores gobiernos. Asimismo, según ha difundido el propio Consistorio, la agencia también está interesado en conocer las prioridades políticas del equipo de Gobierno, los presupuestos que está preparando el área dirigida por Sánchez Mato y la política de tesorería del Ayuntamiento de Madrid. 



Este encuentro será el primero que mantengan tras el anuncio del Ayuntamiento de no renovar los contratos que unían al Consistorio con Standard's&Poors y Fitch Ratings y tras la filtración de las conversaciones entre las agencias de calificación y los responsables de Economía y Hacienda del Ayuntamiento que reflejaron el mal estado de las relaciones. 

"En el caso de que en un momento del futuro se decidiese no pagar la deuda o reestructurarla, que tengáis claro las repercusiones que tiene en la calificación del Ayuntamiento de Madrid"

Así, los audios mostraron las amenazas de Standard's&Poors sobre los supuestos efectos negativos en la calificación que otorga la agencia de una posible reestructuración de la deuda o una negativa a pagarla por parte del Ayuntamiento. "En el caso de que en un momento del futuro se decidiese no pagar la deuda o reestructurarla, que tengáis claro las repercusiones que tiene en la calificación del Ayuntamiento de Madrid", señalaba la portavoz de la agencia Standard&Poors provocando la indignación de la representante municipal: "Nuestro objetivo no es cumplir la ley. Nuestro objetivo es garantizar que todo se haga de forma participativa, adecuada y sabiendo lo que tenemos hasta ahora para ser lo más responsable posible con el dinero de los contribuyentes". 

Reproches del Partido Popular

La filtración de estas conversaciones a los medios de comunicación, concretamente a la Cadena Ser, sirvió al concejal del Partido Popular Percival Manglano para reprochar al concejal de Economía y Hacienda que se hicieran públicas las conversaciones señalando si Sánchez Mato tiene por costumbre grabar sus conversaciones y si sus interlocutores tienen que acudir a su despacho con inhibidores de frecuencia

Sólo en el año 2015, según detalló el consistorio, los servicios de las agencias habían costado a los madrileños algo más de 107.500 euros.

El responsable de Economía y Hacienda del Consistorio replicó, por una parte, que la filtración no tiene por qué venir de su entorno, tal y como sugería Manglano, y que las conversaciones que se mantienen en su despacho con "cualquier interlocutor" son públicas. "Ustedes están acostumbrados a otra cosa. Con este delegado pú-bli-co todo. Lo que cuento en una comisión es lo mismo que le cuento a una agencia de calificación o a una entidad bancaria", sentenció el edil de Economía y Hacienda. 

"Un millon de euros"

Los contratos entre el Ayuntamiento de Madrid y las agencias de calificación fueron suscritos en el año 2002 cuando era alcalde José María Álvarez del Manzano y fueron renovados, año a año, por los equipos de gobierno de Alberto Ruiz Gallardón y Ana Botella. Sólo en el año 2015, según detalló el Consistorio, los servicios de las agencias habían costado a los madrileños algo más de 107.500 euros. En total, desde el año 2002, la colaboración ha costado a las arcas públicas "más de un millón de euros", según el Ayuntamiento de Madrid. 

Las agencias de rating no califican de manera automática a los ayuntamientos ni a las comunidades autónomas, quienes deben realizar un contrato, al igual que las empresas privadas o los bancos, para conocer la calificación de su deuda. Sin embargo, desde el Ayuntamiento de Madrid alegaron que este acuerdo ya no es necesario ya que el actual equipo de gobierno no tiene intención de endeudarse más.