Publicado: 24.01.2016 09:54 |Actualizado: 24.01.2016 09:54

Austria alcanzará su tope máximo de refugiados antes del verano

Estudia si rechazar peticiones de asilo cuando lleguen al tope de 37.500 personas o si aceptar las solicitudes pero no tramitarlas en 2016. Sólo permitirá el paso a quienes vayan de camino hacia Alemania

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Una niña afgana sonríe en Hanging (Austria) hoy, 3 de noviembre de 2015, antes de cruzar la frontera hacia Alemania. El Instituto de Estudios Económicos de Berlín (DIW) considera que en un plazo de 5 a 7 años los refugiados empezarán a contribuir al biene

Una niña afgana sonríe en Hanging (Austria) antes de cruzar la frontera hacia Alemania. EFE, imagen de archivo

BERLÍN.- El tope máximo de 37.500 refugiados fijados por el gobierno austríaco para este año se alcanzará previsiblemente antes del verano, dijo la ministra de Interior, Johanna Mikl-Leitner, en declaraciones que publica el dominical alemán Die Welt.

"Este año se pararán las peticiones de asilo cuando se llegue a las 37.500 solicitudes y eso ocurrirá probablemente antes del verano", dijo la ministra.



En Alemania hay una fuerte discusión sobre la posibilidad de fijar un tope similar al austríaco,

Lo que se hará cuando se supere esa cifra, según Mikl-Leitner, es algo que todavía se está estudiando.

"Una posibilidad es hacer como Suecia, es decir aceptar solicitudes más allá del tope pero no tramitarlas durante este año", dijo.


La otra posibilidad sería rechazar a los peticionarios ya en la frontera pero para ello, según la ministra, se está estudiando si jurídicamente es viable no aceptar peticiones de asilo más allá del tope fijado.

Austria solo quiere permitir el ingreso de refugiados por encima del tope fijado cuando estos quieran seguir su camino hacia Alemania para solicitar asilo en ese país.

Un millón de refugiados

En Alemania hay una fuerte discusión sobre la posibilidad de fijar un tope similar al austríaco, lo que es rechazado por la canciller Angela Merkel contra la presión de parte de su propio partido, la Unión Cristianodemócrata (CDU) y su ala bávara, la Unión Socialcristiana (CSU).

Alemania recibió el año pasado más de un millón de refugiados.