Publicado: 12.10.2016 21:07 |Actualizado: 12.10.2016 21:34

Un juez abre causa penal contra el Ayuntamiento de Badalona por abrir sus puertas el 12-O

El PP local presentó una denuncia después de que el Consistorio desobedeciese una orden judicial que le obligaba a cerrar durante el día de la Fiesta Nacional de España

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
El alcalde accidental de Badalona, Oriol Lladó, muestra la resolución de un juzgado contra su voluntad de abrir el Ayuntamiento. / EFE

El alcalde accidental de Badalona, Oriol Lladó, muestra la resolución del juzgado en el Ayuntamiento. / EFE

BARCELONA.- Un juez de Badalona (Barcelona) ha abierto una investigación por un delito de desobediencia contra el Ayuntamiento del municipio, a raíz de una denuncia presentada hoy por el PP (tramitada por vía penal) después de que el consistorio haya desoído la orden judicial que le obligaba a cerrar por la festividad del 12 de Octubre.

Según han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), el titular del juzgado de instrucción número 5 de Barcelona, que hoy está en funciones de guardia, ha resuelto abrir diligencias de investigación, aunque todavía no ha encargado ninguna gestión para averiguar los hechos denunciados.

El magistrado ha abierto su investigación a raíz de una denuncia que la agrupación del PP en Badalona ha presentado hoy en el juzgado contra la decisión del consistorio de mantener abiertas sus instalaciones, pese a que un juez de lo contencioso le obligó ayer a cerrar sus puertas al público y prohibió que los empleados acudieran a trabajar.



Pese a la decisión del juez, que resolvía así un petición presentada por la Delegación del Gobierno en Catalunya, el Ayuntamiento de Badalona ha decidido mantener sus puertas abiertas y algunos de sus concejales han acudido a la sede consistorial a atender al público, aunque no los funcionarios.

La denuncia presentada contra el consistorio de Badalona le acusa de haber desobedecido el auto en que el titular del juzgado de lo contencioso 14 de Badalona acordó las medidas cautelares solicitadas por la Delegación del Gobierno y suspendió el acuerdo municipal que permitía a los trabajadores que lo quisieran acudir a su puesto, a cambio de hacer fiesta otro día en diciembre.

La decisión del juez fue cautelar y ahora debe decidir sobre el fondo del asunto, por lo que mañana ha convocado una vista para que los letrados de la Delegación del Gobierno y del Ayuntamiento de Barcelona expongan sus argumentos.