Publicado: 09.09.2015 16:11 |Actualizado: 09.09.2015 18:04

El Ayuntamiento de Madrid estudia cómo dar comida a los niños necesitados los 162 días no lectivos

Es un plan que aún está pendiente de desarrollo pero el objetivo es potenciar la alimentación correcta en el seno de las propias familias en lugar de llevar a los domicilios la comida ya preparada.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
comedor escolar. EFE

Un comedor escolar./ EFE

MADRID.- El Ayuntamiento de Madrid estudia cómo garantizar la alimentación de los niños madrileños con necesidades especiales no solamente todos los días en la comida, sino también en las cenas y los 162 días no lectivos del curso escolar.

Se trata de un plan que aún está pendiente de desarrollo, ha explicado este miércoles la teniente de alcalde y concejala delegada de Equidad, Derechos Sociales e Igualdad, Marta Higueras, durante una rueda de prensa en la que ha presentado el balance de la campaña alimentaria estival: 9.300 niños atendidos por el Consistorio.



Uno de los grandes objetivos del Gobierno local es terminar con la malnutrición infantil y por ello se está estudiando cómo garantizar la alimentación de los niños no solamente en las cenas sino los 162 días del año en que no operan los comedores escolares (vacaciones y fines de semana).

La idea del Ayuntamiento es potenciar la alimentación correcta en el seno de las propias familias en lugar de llevar a los domicilios la comida ya preparada, y en ese marco se está estudiando, entre otras iniciativas, el reparto de unas tarjetas sufragadas por el Ayuntamiento con las que las familias pueden adquirir sus productos en comercios de proximidad.

El Ayuntamiento ha facilitado este verano la alimentación de más de 9.300 menores, de los que a 2.481 se les ha llevado la comida a domicilio, con un gasto de 436.300 euros, mientras que unos mil han recibido ayuda económica directa y el resto se han alimentado en los campamentos municipales.

Adiós a la bollería industrial en los colegios

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid trabajará conjuntamente con la Consejería de Educación, Juventud y Deporte para evitar que en los centros educativos se vendan bollos industriales en máquinas expendedoras o en cafetería.

El consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos, ha sido preguntado a este respecto tras asistir al último curso de la Escuela de Verano en formación en primeros auxilios, donde ha estado acompañado del consejero de Presidencia y Justicia, Ángel Garrido.

"Vamos a intentar solucionarlo, claro que sí", ha señalado Sánchez Martos sobre el consumo de estos alimentos en el colegio. "Somos conscientes de eso", ha añadido, para explicar que aunque llevan dos meses gobernando ya saben que habrá una "acción conjunta" con el consejero de Educación, Rafal Van Grieken.