Publicado: 15.10.2015 17:56 |Actualizado: 15.10.2015 17:56

El Ayuntamiento de Madrid plantea hacerse cargo de las facturas impagadas de familias sin recursos

Marta Higueras, la delegada de Equidad, Derechos Sociales y Empleo del Ayuntamiento de Madrid, ha anunciado este jueves que el consistorio ha propuesto a Iberdrola y a Gas Natural-Fenosa cambios en su bono social y añade: "No consentiremos que haya familias que este invierno no tengan acceso al agua caliente"

Publicidad
Media: 4
Votos: 7
Comentarios:
La delegada de Equidad, Derechos Sociales y Empleo del Ayuntamiento de Madrid, Marta Higueras./ EFE

La delegada de Equidad, Derechos Sociales y Empleo del Ayuntamiento de Madrid, Marta Higueras./ EFE

MADRID.- El Ayuntamiento de Madrid plantea a las compañías suministradoras de luz, gas y agua la posibilidad de hacerse cargo de hasta un máximo de dos facturas por suministro procedentes del impago de familias vulnerables, ha anunciado este jueves la delegada de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, Marta Higueras, que ha avanzado también que han pedido la implicación de las empresas.

El Consistorio se reunió la semana pasada con Iberdrola y Gas Natural-Fenosa, compañías a las que les propuso cambios en su bono social con la idea de que pase de la aplicación de la reducción del 25 por ciento actual al 50 por ciento, con cargo a la responsabilidad social de las empresas. "No consentiremos que haya familias que este invierno no tengan acceso al agua caliente", ha defendido la titular de Equidad.



Las empresas consultadas "todavía no han aceptado" pero sí ha detallado la concejal que Iberdrola y Gas Natural-Fenosa "están pensando la reducción del 50 por ciento". El Gobierno municipal espera contestación de las suministradoras "entre hoy y mañana". Si finalmente obtuvieran el sí deseado firmarían con ellas los necesarios convenios.

Higueras ha informado en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno que esta tarde se reunirá con el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, al que le propondrán cambios en la ley del sector eléctrico, que regula el bono social. Este bono establece requisitos para acceder a él, como que la potencia contratada sea inferior a los 3 kw, que se trate de un consumidor de 60 años o más y que perciba la pensión mínima, que sean familias numerosas o que todos los miembros de la unidad familiar estén en paro.

La edil le propondrá esta tarde al ministro modificaciones en la ley. Esos cambios incluirían que los servicios sociales pudieran decretar lo que se ha denominado como 'hogares vulnerables', en los que el consumo energético supere el 10 por ciento de la renta o se perciba la renta mínima de inserción.

Abono al cien por cien

Una vez que sea declarado hogar vulnerable, esa unidad familiar podría acceder a una tarifa social en el consumo energético de carácter progresivo. En casos de pobreza extrema se podría llegar al abono del cien por cien de la tarifa. La última propuesta pasa por un plan de asesoramiento para reducir las facturas de luz, gas y agua con el fin de promover cambios en los hábitos de consumo.

Marta Higueras ha señalado que no tienen cuantificadas cuántas personas están en riesgo de pobreza energética en Madrid aunque sí tienen los datos de aquellos que han trasladado a los servicios sociales que no pueden pagar los recibos. Se trata de 1.141 hogares en 2014 los que solicitaron ayudas para pagan los suministros básicos, cuantificados en más de 277.000 euros.

La edil ha asegurado, por otra parte, que están "encantados" con el hecho de que la presidenta regional, Cristina Cifuentes, se muestre preocupada por la pobreza energética pero creen que hay que complementar el fondo solidario anunciado con más medidas. Las medidas que esta tarde propondrá a Soria podrían financiarse con cargo al fondo de contingencia o por otras vías alternativas, como restructurando los bonos sociales.

"Poner orden" a las carreras populares en Madrid

Además, el Ayuntamiento de Madrid pretende "poner orden" en las carreras populares que se organizan en la capital y proponer un precio máximo de los dorsales con el objetivo de que las pruebas sean asequibles para la "mayoría" de los madrileños.

La portavoz del Gobierno municipal, Rita Maestre, a preguntas de los periodistas en la misma rueda de prensa, ha asegurado que el Ayuntamiento ha mandado una circular a los gestores de actividades deportivas ante la "situación caótica" en la gestión de carreras que se encontró el nuevo director general de Deportes.

Esas actividades, ha comentado la portavoz, afectan al tráfico y a la movilidad de Madrid y por ello "tiene sentido ponerle un orden". Según ha dicho, esta circular que "pone algunas reglas" ha sido "muy bien recibida" y en ella se plantea además establecer un calendario anual de pruebas.