Publicado: 14.05.2015 23:55 |Actualizado: 15.05.2015 00:33

Aznar carga contra Ciudadanos: "Nadie más que el PP puede ocupar la centralidad política"

El expresidente del Gobierno los califica de "oportunistas"

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:
El expresidente del Gobierno, José María Aznar, en Logroño. / EFE

El expresidente del Gobierno, José María Aznar, en Logroño. / EFE

LOGROÑO.- El expresidente del Gobierno y presidente de honor del PP, José María Aznar, ha asegurado hoy que "nadie más" que este partido "puede ocupar la centralidad política de España" y ha dicho que, frente a los "oportunistas y revolucionarios de salón", es la opción que ofrece "una gran política nacional".


Aznar ha pronunciado estas palabras en un mitin del PP en Logroño, junto a los candidatos populares a la Presidencia del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, -que opta a su sexta reelección- y a la Alcaldía de Logroño, Concepción Gamarra, que aspira a ser reelegida para una segunda legislatura.

Aclamado con banderas azules con el anagrama de su partido y aplausos por las aproximadamente 1.500 personas que, según la organización, se han congregado en el Frontón Titín III, Aznar ha criticado que sea un mérito que "ahora no se conozca a los candidatos, que sea un mérito presentarse a las elecciones diciendo que no se es político".



En este contexto, ha recalcado que "en estos tiempos sobran algunos adjetivos para calificar la política" y ha enfatizado que "las buenas ideas producen buenos resultados y las malas lastran el crecimiento" del país.

Por ello, ha pedido el voto para el PP, que encarna un proyecto de "una España fuerte, ambiciosa y solidaria" y que es un proyecto de "éxito" para este país, "en el que tienen que estar millones de españoles".

Aznar ha añadido que, "a medida que van pasando los días", tiene la convicción de que estas elecciones autonómicas y municipales del 24 de mayo "no pueden ser las de los oportunistas" porque con ellos "nada bueno saldría".

Ha subrayado que, en este panorama, "solo el PP está en condiciones de afianzar la recuperación y que las cosas estén mejor en cada rincón de España".

"Nadie más que el PP puede ocupar la centralidad política de España", ha insistido Aznar, quien ha dicho que su partido es la fuerza política "capaz de responder a la incertidumbre con certezas y la que puede y debe ser la representación de la inmensa mayoría de los españoles".

Se ha referido también a los que se han alejado del PP porque no se sentían "cómodos", a quienes ha expresado su "respeto" porque entiende sus quejas.

Aznar ha pedido que "vengan" al PP los que "están lejos" y tengan "confianza", los que sientan "desafección", ya que, "aunque tal vez ahora no estén, queremos que estén con nosotros" porque son "indispensables"."

Aznar, cuya intervención ha sido interrumpida en varios momentos por los aplausos del público de Logroño, donde él se inició en política, también ha señalado que se ha demostrado que "cuando gobierna la izquierda en España, funde el país y luego tiene que venir el PP para arreglarlo".

"Algunos van de revolucionarios de salón, de vendedores de humo y de sociales", según el expresidente, quien ha enfatizado en que "el compromiso social más grande ha sido sacar dos veces a España de la quiebra" que, ha dicho, es lo que ha hecho el PP.

A ese problema que, en su opinión, encarna la izquierda para gobernar España, ha sumado el de los "nacionalistas, que se empeñan en romper y destruir y a los que hay que dejarles claro que las cosas no van por ahí".

Aznar ha añadido que el tercer problema que tiene España es el paro que para él, "si algo es una nación -y España lo es- es un gran pacto entre generaciones, un compromiso generoso de solidaridad, una voluntad compartida de continuidad y de futuro"; así como "un legado de convivencia que debemos cuidar porque no nos pertenece y que tenemos la obligación de transmitir a los que vienen detrás de nosotros".

Ha reiterado su llamamiento al voto útil, responsable y seguro para el PP y a que "los de fuera, vuelvan" porque "nos une el deseo de servir a los españoles".

Por su parte, Sanz, presidente del Gobierno de La Rioja desde 1995, ha pedido a los riojanos el voto para el PP, en especial a los que votaron a este partido en 2011, con el fin de ganar "juntos" el futuro, mientras Gamarra ha añadido que los ciudadanos deben reflexionar, no guiarse por "agoreros" y otorgar la confianza al PP.