Publicado: 29.03.2016 20:17 |Actualizado: 30.03.2016 08:30

Aznar critica a Obama por sus ideas "naif" que han aumentado los problemas en el mundo

El expresidente reaparece junto a Rajoy, por primera vez desde el Comité Ejecutivo del PP tras las generales, del 20-D, en donde pidió un congreso abierto del partido

Publicidad
Media: 4
Votos: 1
Comentarios:
El expresidente del Gobierno José María Aznar saluda al escritor Mario Vargas Llosa durante la inauguración del seminario organizado con motivo del 80 cumpleaños del autor. EFE/Kiko Huesca

El expresidente del Gobierno José María Aznar saluda al escritor Mario Vargas Llosa durante la inauguración del seminario organizado con motivo del 80 cumpleaños del autor. EFE/Kiko Huesca

MADRID.- El expresidente del Gobierno José María Aznar ha afirmado este martes que la "idea del mundo algo naif" del presidente de EEUU, Barack Obama, "no parece haber resuelto, sino más bien al contrario, ninguno de los grandes problemas pendientes" en el mundo. Aznar ha hecho estas consideraciones durante el acto de inauguración del seminario internacional con motivo del 80 cumpleaños del escritor peruano Mario Vargas Llosa.

El expresidente del Gobierno se ha referido al discurso que Obama ofreció el 4 de junio de 2009 en El Cairo, en el que ofreció "un nuevo comienzo" en las relaciones entre EEUU y el mundo musulmán, basado en los intereses y el respeto mutuos. "Creo que el mundo civilizado encara un dilema esencial. Seguir avanzando por la senda de la prosperidad, el crecimiento y la libertad, esto es, profundizar en la civilización, u optar por la parálisis, la irrelevancia y el populismo, antesala de la barbarie", ha subrayado.



"Las cosas no han ido a mejor, y algo debe de haber influido una idea del mundo algo naif que desde el conocido discurso de El Cairo hasta hoy no parece haber resuelto, sino más bien al contrario, ninguno de los grandes problemas pendientes", ha destacado. A juicio de Aznar, el error ha estado "en no aceptar la realidad y en pretender hacer del incumplimiento de las reglas, de la suspensión de su plena vigencia, un gesto inteligente de moderación y de concordia".

Aznar se ha referido a los atentados del 11 de septiembre de 2001 para afirmar que fue entonces cuando comenzaron "los errores de diagnóstico" puesto que se pensaba que se había llegado al "tiempo en el que los ideales de la democracia liberal había alcanzado la vitoria final sobre los totalitarismos". Desde entonces, ha continuado, comenzaron los errores de diagnóstico que hoy persisten "buscando los porqués en lugar de entender el único para qué: para destruir la libertad, sin mas razón que el fanatismo autoinducido".

En su opinión, el mundo asiste a "un problema social y político" antes que militar o de seguridad: "La ausencia de una voluntad suficiente de defender la libertad que se disfruta". Para Aznar, en términos abstractos la principal conclusión a extraer del 11-S fue: "No cumplimos ni hicimos cumplir las normas. Nos apartamos de la base firme que debemos defender. Y las consecuencias están aquí".

Según Aznar, hay que rechazar la oposición entre libertad y seguridad, por lo que ha instado  a hacer cumplir las leyes y las normas como única vía para garantizar la libertad.

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy (c), acompañado por el expresidente de Chile, Sebastián Piñera; el ministro de Exteriores español, José Manuel García-Margallo, el expresidente del Gobierno, José María Aznar, el escritor Mario Vargas

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy (c), acompañado por el expresidente de Chile, Sebastián Piñera; el ministro de Exteriores español, José Manuel García-Margallo, el expresidente del Gobierno, José María Aznar, el escritor Mario Vargas LLosa, y los expresidente de Uruguay; Luis Alberto Lacalle, los expresidentes de Colombia; Andrés Pastrana y Álvaro Uribe, y el director general de la Casa de América, Santiago Miralles, (i-d), posa para la foto de familia durante la inauguración del seminario organizado con motivo del 80 cumpleaños de Vargas Llosa. EFE/Zipi

El seminario con motivo del 80 aniversario del Nobel peruano Mario Vargas Llosa ha permitido volver a ver junto a Aznar y al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, que han acaparado la atención medíática. Ha sido  la primera vez que ambos coinciden en público desde el Comité Ejecutivo del PP que se celebró el 21 de diciembre tras las generales, en el que el exjefe del Ejecutivo pidió un congreso abierto del partido.

Rajoy ha posado en el photocall con Mario Vargas Llosa, Aznar y varios expresidentes latinoamericanos (el de Chile Sebastián Piñera, los de Colombia Andrés Pastrana y Álvaro Uribe, y el de Uruguay Luis Alberto Lacalle). No ha estado en la foto el exjefe de Gobierno socialista Felipe González, quien ha llegado después para pronunciar la conferencia de cierre.

En su intervención en la inauguración del seminario, Rajoy ha reconocido que hay desafección de la ciudadanía hacia el sistema de partidos y ha recalcado que la tarea que tienen por delante es "reivindicar la labor del político" y "dignificar el ejercicio de la política" porque "lo contrario dará pábulo al populismo", cuyos "males ya" se conocen.

Rajoy ha admitido que se viven "tiempos de cambio en el mundo" (citando lo que está pasando en Argentina o Cuba) pero ha subrayado que en América Latina "el cambio no será completo sin libertad en Venezuela", donde hay "quienes están intentando detener la marcha de la libertad" en ese país pero "no podrán con la determinación de los venezolanos". "Debemos apoyarles una y otra vez para que no decaiga su esperanza", ha dicho.