Público
Público

Aznar, tras sus críticas a Rajoy: "Yo no estoy contra nadie"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El mensaje más explícito después de la polémica entrevista en Antena 3 lo ha dado José María Aznar cuando, al final de su discurso en el Congreso de los Diputados, ha asegurado: 'Yo no estoy contra nadie; estoy con los españoles'. Sin embargo, el ex presidente del Gobierno, durante la presentación de una serie de biografías políticas editadas por la fundación FAES, ha incluido numerosas píldoras de carácter implícito, aunque claramente dirigidas a quienes gobiernan y a quienes han gobernado.

Aznar, en un tono mucho más institucional que el de la entrevista televisiva y en medio de las sonadas ausencias de la primera línea del Gobierno y el PP, ha pedido retomar 'el proceso de modernización de España', que se vio interrumpido, en su opinión, 'hace casi diez años', en alusión al inicio del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. En ese momento, según el ex presidente, 'se puso gravemente en cuestión el pacto de la Transición y las viejas políticas de la exclusión encontraron nuevos intérpretes', que impusieron 'un relato de revisionismo estéril y de división'. Para el ex jefe del Ejecutivo, éstas son las causas de que España se encuentre 'instalada en la crisis más grave de su reciente historia democrática'

Ningún miembro del Gobierno ni presidente autonómico del PP ha asistido al acto celebrado en el Congreso encabezado por el exjefe del Ejecutivo, que se ha celebrado casi una semana después de que Aznar pidiese al Ejecutivo bajar impuestos ya, criticase el incumplimiento del programa electoral del PP y no descartara su vuelta a la política activa, el expresidente no ha querido hacer declaraciones a los periodistas a su llegada a la Cámara baja y no ha respondido a la pregunta de si se siente respaldado en su actitud.

Al acto del edificio de la Carrera de San Jerónimo han acudido algunos de los más estrechos colaboradores del expresidente durante su etapa en el Palacio de la Moncloa y diputados tanto de esas legislaturas como de la actual.

Sin embargo, el presidente de FAES cree que con 'la mayoría política y social renovada' es la hora de 'recuperar un rumbo de éxito de España', una 'convicción y un deseo' que, según Aznar, 'comparte hoy la inmensa mayoría de los españoles' y que constituye el 'mandato que salió de las urnas en noviembre de 2011'. Para lograr éste éxito, el presidente de Honor del PP ha esbozado sus recetas, en líneas muy similares -aunque sin el afán imperativo- a las enumeradas en Antena 3 la semana pasada: 'Es imprescindible tener instituciones sólidas', hay que 'renovar los objetivos históricos nacionales', desarrollar una política entendida 'como pacto de integración y respeto a la Ley' y revitalizar 'el ejercicio de representación frentre a la indiferencia y la desafección'.

Aznar, aun consciente de que en política 'no siempre es fácil saber cuándo una decisión es acertada o no', ha apelado a las decisiones soberanas de los gobiernos y ha pedido tener la 'voluntad' de elegir el camino que se quiere, 'no el que otros creen que nos toca'. 'Hay principios, ideas y soluciones para vencer las dificultades. Y eso conviene que lo sepamos', ha advertido el ex presidente, porque 'el coste de la no reforma sería inasumible'.

Aznar, que ha asegurado que la suya es la postura de quien quiere 'hacer posible que España supere este desafío, uno de los más acuciantes y exigentes de su historia', ha estado acompañado en la mesa por el presidente del Congreso de los Diputados, Jesús Posada, y el ex secretario de Estado de Seguridad, Ignacio Astarloa. Entre el público, el máximo representante del Gobierno de Mariano Rajoy ha sido José Luis Ayllón, secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, y del del PP, el portavoz del Grupo Parlamentario, Alfonso Alonso. Sí han asistido altos cargos del Ejecutivo de la Comunidad de Madrid, como el consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, o el presidente de la Asamblea, José Ignacio Echeverría.