Público
Público

Aznar se ofrece para "reconstruir el centro derecha" y se lava las manos sobre Gürtel

"Desde mi posición actual contribuiría con mucho gusto", asegura el expresidente del Gobierno. Critica la ausencia de "liderazgos políticos", y afirma que los partidos "han dado la espalda a los españoles".

Publicidad
Media: 1.88
Votos: 8

El expresidente del Gobierno José María Aznar, y el periodista Manuel Campo Vidal, durante la presentación del libro 'No hay ala oeste en la Moncloa', de Javier Zarzalejos. EFE/Kiko Huesca

"Es indispensable la reconstrucción de un centro derecha nacional". El expresidente del Gobierno, José María Aznar, se ha ofrecido este martes a participar en la reconstrucción de este espació, desde su posición "actual".

Es la primera intervención del expresidente desde que se publicó la sentencia condenatoria al PP por la trama corrupta Gürtel; también desde la moción de censura que desalojó del Gobierno a Mariano Rajoy. Su comparecencia, además, tiene lugar escasas horas después de la dimisión de Rajoy como líder del PP.

Aznar critica la ausencia de "liderazgos políticos", y denuncia que los partidos "han dado la espalda a los españoles". A su juicio, España vive hoy tres crisis: una motivada por el intento de "golpe de Estado" en Catalunya, otra del sistema de partidos y la tercera de liderazgos.

Ha sido al referirse a la crisis del sistema de partidos y sin citar explícitamente en ningún momento a Ciudadanos cuando ha considerado necesario reconstruir el centro-derecha nacional para que recupere sus señas de identidad y ofrezca un proyecto de confianza. 

Al mismo tiempo que la reconstrucción del centro-derecha cree necesario que también lo haga el centro-izquierda, ya que considera que está roto desde 2004.

En cuanto a la crisis de liderazgos, ha avisado del peligro de quienes obtienen peores resultados aunque sean promocionados a las más altas responsabilidades (en referencia a Pedro Sánchez) y ha alertado del riesgo de ejercer el victimismo en política.

Respecto a la situación en Catalunya, ha subrayado que, tras levantarse el 155, "el golpe sigue, en Catalunya hay un gobierno golpista, y el movimiento independentista no ha sido desarticulado".

Por tanto, no ve recuperada la normalidad y ha advertido de que eso sólo se logrará después de desarticular plenamente el independentismo catalán, "con todo lo que eso implica, con todos sus apoyos, mediáticos, financieros, sociales y políticos".

El expresidente del Gobierno José María Aznar, durante la presentación del libro "No hay ala oeste en la Moncloa", del escritor Javier Zarzalejos. EFE/Kiko Huesca

Aznar se ha referido al problema de la corrupción para recordar que hace también tres años, en una convención del PP, dijo que se trataba de un "cáncer" que no podían tolerar y que cada uno debe responder de sus actos.

"Se pretende marcar un camino, pero mi camino me lo elijo yo y voy a seguir haciendo y diciendo lo que creo que mi país necesita de mí. Soy el que era. Suelo cultivar diversas variedades de silencio, pero nunca el silencio irresponsable. En este momento el silencio es una irresponsabilidad y -ha añadido- por lo tanto actuaré en consecuencia".

Para su vuelta a escena, Aznar ha escogido la presentación del libro No hay ala oeste en La Moncloa (Ediciones Península), escrito por el director de FAES y exdirector general de Presidencia con Aznar, Javier Zarzalejos, en la que también han participado el escritor Jon Juaristi y el periodista Manuel Campo Vidal.