Público
Público

Aznar renuncia a la presidencia de honor del PP y certifica su alejamiento de Rajoy

El expresidente del Gobierno anuncia por carta su decisión y asegura que seguirá como militante del PP. No acudirá al Congreso que el partido celebrará en febrero.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Mariano Rajoy, saludando al expresidente del Gobierno José María Aznar, a su llegada a la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del partido para analizar los resultados de las elecciones generales del 20D. EFE/Tarek

Mariano Rajoy, saludando al expresidente del Gobierno José María Aznar, a su llegada a la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del partido para analizar los resultados de las elecciones generales del 20D. EFE/Tarek

MADRID.— Era un final anunciado. El expresidente del Gobierno y del PP José María Aznar ha comunicado este martes a su sucesor, Mariano Rajoy, que abandona la presidencia de honor del PP, aunque continuará como militante del partido. 

Asimismo, pese a las palabras del vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez Maíllo, recordando que Aznar, como presidente de honor, "no necesita invitación" para acudir al próximo Congreso del partido; éste ha respondido que no acudirá a la cita que tendrá lugar en Madrid los próximos 10, 11 y 12 de febrero. 

"Ningún patrono de Faes ocupa cargo alguno, ni tan siquiera honorífico, en ninguna formación política. Como presidente de Faes no deseo ser una excepción. Esta decisión, junto a otras consideraciones que alargarían innecesariamente estas líneas, significa, también, mi no participación en el próximo congreso del Partido Popular", escribió Aznar en la breve carta que remitió a Rajoy y que está colgada en su página web personal

"Ningún patrono de Faes ocupa cargo alguno, ni tan siquiera honorífico, en ninguna formación política. Como presidente de Faes no deseo ser una excepción. Esta decisión significa también mi no participación en el próximo congreso del PP"

Para muchos era un noticia cantada dada sus notorias y públicas diferencias con la actual dirección del PP; para otros, se va cinco minutos antes de que le echen. Y es que la división entre ambos dirigentes, que era más que evidente desde hace tiempo, se había intensificado en los últimos tiempos.  

Tras el divorcio entre la fundación de Aznar y el PP, Faes no ha dejado de criticar las actuaciones del Gobierno. Por un lado, atacó a la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, por anunciar "diálogo" con Catalunya y criticar que no se hubiera pactado con el PSOE una posición respecto al Estatut en lugar de, como se hizo, recurrir al Tribunal Constitucional. 

Para la Faes de Aznar eso fue un ataque al compromiso del PP con la Constitución, una valoración que no fue bien recibida en Génova, 13, donde consideraron "inexplicable e inorportuna" la postura de su expresidente. Lo mismo ocurrió cuando Aznar criticó la "exclusión" de Rita Barberá del PP o que Rajoy vaya a ratificar el acuerdo con el que la Unión Europea pretende normalizar sus relaciones con Cuba. 

"He aprovechado para desear a Mariano Rajoy los mejores aciertos en estos momentos tan importantes y difíciles"

Estos son solo algunos de los últimos encontronazos entre Faes y PP, que han existido desde que Rajoy comenzó a rebelarse contra quien le había aupado a golpe de dedazo y a desoír sus consejos de Gobierno. Pese a algunos intentos por escenificar el deshielo de sus relaciones, la ruptura se ha consolidado del todo. 

Aznar, de hecho, no ha dejado de lanzar pullas a su sucesor incluso en su despedida. En la breve misiva dirigida a Rajoy, donde elude "consideraciones que alargarían innecesariamente estas líneas", también le expresa sus mejores deseos, no sin cierta sorna. "He aprovechado para desear a Mariano Rajoy los mejores aciertos en estos momentos tan importantes y difíciles", escribe el que fuera el máximo líder del PP hasta 2003. 

¿Sin sustitutos para la presidencia de honor?

El PP asegura que no es necesario cubrir el puesto de presidente de honor del partido

Tras el abandono de Aznar queda libre el puesto de presidente de honor del Partido Popular, cuyo puesto, según los actuales Estatutos -cuya revisión para mejorar la lucha contra la corrupción, entre otras cuestiones, se encuentra en pleno debate y será votada en el próximo Congreso de febrero-, sólo podrán ostentar ese cargo quienes hayan ostentado la Presidencia Nacional del Partido. 

Las opciones para sustituirle serían, por tanto, las siguientes, teniendo en cuenta los principios históricos de Alianza Popular: Federico Silva Muñoz, Félix Pastor Ridruejo,  Manuel Fraga -que ya ostenta honoríficamente el cargo de presidente fundador- (los tres, ya fallecidos), o Antonio Hernández-Mancha. 

Fuentes de la dirección del partido recuerdan, pese a todo, que estatutariamente no es necesario cubrir el puesto que, hasta hoy, ocupaba Aznar en el Partido Popular. Otros altos cargos de la formación dudan que vaya a hacerse dado lo simbólico del cargo.

Una charla telefónica en buen tono

Desde el Palacio de la Moncloa aseguran que el presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, ha acogido con tranquilidad la decisión de Aznar. El hasta ahora presidente de honor del PP y el jefe del Ejecutivo han mantenido esta mañana desde Nueva York una charla telefónica que se ha desarrollado en buen tono y que ha transcurrido "bien", según fuentes gubernamentales que cita la agencia Europa Press. 

Desde Moncloa no se quiere entrar en este asunto y se limitan a enmarcar en la normalidad que haya dado este paso, una vez que el pasado mes de octubre se firmó la decisión de que FAES dejara de estar vinculada al Partido Popular.

CARTA ÍNTEGRA DE AZNAR A RAJOY

"Quiero comunicarte, por medio de estas líneas, mi decisión de renunciar a la presidencia de honor del Partido Popular.

Hace ya 5 años, en el último congreso nacional, los militantes del Partido Popular tuvieron la generosidad, una vez más, de elegirme su Presidente de Honor, lo cual fue para mí, como siempre, un orgullo.

Hoy la nueva situación de la Fundación Faes, que desde de su creación en Valladolid en 1989, siendo yo presidente de la Junta de Castilla y León, ha estado vinculada al Partido Popular; su independencia y, por consiguiente, su desvinculación del Partido Popular, aconseja, sinceramente, esta decisión.

Ningún patrono de Faes ocupa cargo alguno, ni tan siquiera honorífico, en ninguna formación política. Como presidente de Faes no deseo ser una excepción.

Esta decisión, junto a otras consideraciones que alargarían innecesariamente estas líneas, significa, también, mi no participación en el próximo congreso del Partido Popular. He participado en todos los congresos del Partido Popular desde 1979. Será la primera vez que no lo haga, y, por lo tanto, quiero expresar mis mejores deseos de éxito en tan importante cita.

En conclusión, después de haber sido durante 8 años Presidente del Gobierno de España; durante 14 años Presidente Nacional del Partido Popular y durante otros tanto su Presidente de Honor, mantengo mi condición de militante del Partido Popular, adquirida hace casi ya 38 años.

No tengo palabras para expresar mi gratitud, reconocimiento y afecto a los militantes del Partido Popular por su dedicación, esfuerzo y servicio a España y, particularmente, por su generosidad y lealtad hacia mí durante tantos años. Me siento muy orgulloso de ser uno más entre ellos.

Aprovecho la ocasión para desearte los mejores aciertos en tu tarea en estos momentos tan importantes y difíciles".