Publicado: 20.05.2015 19:40 |Actualizado: 20.05.2015 20:43

Aznar y Podemos se ven las caras en los juzgados tres días antes de las elecciones autonómicas

El expresidente del Gobierno acusó al partido de Pablo Iglesias de ser "financiado por el chavismo". Si el exdirigente del PP no se retracta en el acto de conciliación de este jueves, el proceso seguirá su cauce como querella criminal.

Publicidad
Media: 5
Votos: 10
Comentarios:
El expresidente del Gobierno, José María Aznar, en Logroño. / EFE

El expresidente del Gobierno, José María Aznar, en Logroño. / EFE

MADRID.- José María Aznar tiene una cita en los juzgados con Podemos este mismo jueves, tres días antes de las elecciones autonómicas en las que todas las encuestas vaticinan el desplome de un Partido Popular salpicado por casos de corrupción, y al que no le beneficia en absoluto que su presidente de honor sea fotografiado entrando en el juzgado de primera instancia número 84 en calidad de demandado.

Lo más probable es que el expresidente del Gobierno no acuda a esta cita y en su lugar lo haga su abogado, para representar al exdirigente del PP en el acto de conciliación por la presentación de una demanda por injurias contra Podemos. De no retractarse de sus acusaciones al partido, el proceso seguirá su curso en forma de querella criminal, y en este caso sí se verá abocado a personarse ante la justicia.



Podemos presentó una demanda de conciliación contra el expresidente el pasado 10 de marzo, después de que este les acusara de defender "modelos totalitarios y de "haber sido financiado por el chavismo", en una entrevista publicada a finales de enero. "Quién nos acuse sin pruebas nos verá en los tribunales", aseguró entonces la secretaria de Análisis Político de Podemos, Carolina Bescansa, encargada de presentar esta acción y de personarse en el juzgado número 84 este jueves, a partir de las doce y media de la mañana.

La acompañará Gloria Elizo, miembro del departamento jurídico de Podemos y cabeza de la Comisión de Garantías Democráticas estatal del partido. Ambas han sido las responsables de representar a Podemos en los actos de conciliación y en la presentación de las demandas contra la candidata del PP a la Alcaldía de Madrid, Esperanza Aguirre, y el tertuliano y periodista Eduardo Inda. En los tres casos el partido exigió una compensación de 100.000 euros por los daños causados, algo que en su día la lideresa interpretó como una demostración de afán recaudatorio.

"Las injurias y mentiras no forman parte del debate político, se resuelven en los tribunales", insistía Bescansa durante la presentación de la querella contra el expresidente, que en los últimos días de campaña ha vuelto a cargar contra el partido de Pablo Iglesias. De forma más o menos directa los ha llamado "populistas de la mentira y el chavismo", "revolucionarios de salón" y vendedores de humo", siguiendo a pies juntillas la línea argumental del Partido Popular.

El delito de financiación irregular no existe como tal en nuestro país, pero la ley de financiación de partidos sí recoge la prohibición a las formaciones de recibir dinero del otros países. Tanto Aznar como Inda y Aguirre han seguido cargando contra el partido a pesar de los procesos en los que hoy se ven envueltos, y pese a los desmentidos de la formación, que presume de la claridad de sus cuentas y amenaza con demandar a todo aquel que les acuse de cometer delitos sin presentar pruebas.