Publicado: 09.04.2015 14:13 |Actualizado: 09.04.2015 15:19

Baltasar Garzón: "El PP tomó una posición beligerante y destructiva en el caso Gürtel"

El exmagistrado de la Audiencia Nacional condena que algunos dirigentes conservadores "se negaron sistemáticamente a colaborar con la Justicia" en una investigación que señala como una de las más complicadas desde la Transición 

Publicidad
Media: 4.31
Votos: 13
Comentarios:
El exjuez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón durante la presentación de su nuevo libro "El fango", una "enciclopedia" de la corrupción en los últimos 40 años de la historia de España. EFE/Luca Piergiovanni

El exjuez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón durante la presentación de su nuevo libro "El fango", una "enciclopedia" de la corrupción en los últimos 40 años de la historia de España. EFE/Luca Piergiovanni

MADRID.- "Algunos responsables del Partido Popular tomaron una posición claramente beligerante y destructiva, contraria al papel institucional que deben tener los partidos políticos. Se negaron sistemáticamente a ayudar y cooperar con la administración de Justicia. Hubo clara descalificación y persecución de jueces, policías, políticos, de todos aquellos que decían que había hechos delictivos".

Esta es la contundencia que ha mostrado Baltasar Garzón al ser preguntado por la actuación del partido conservador en la instrucción del caso Gürtel, en su repaso a los casos de corrupción y sus respectivos procesos judiciales. El exmagistrado de la Audiencia Nacional ha presentado este martes su nuevo libro El Fango (Debate), "una enciclopedia de la corrupción en España" en la que trata 61 de los casos de corrupción más importantes que se han sucedido desde la Transición.

En esta revisión, Garzón ha calificado el caso Gürtel como como uno de los más graves de la época democrática, ya que "la expansión y alcance de los hechos es impactante". Garzón, el primer instructor de esta macrocausa abierta en 2009, fue condenado y apartado de la carrera judicial al autorizar las escuchas de implicados en esta trama cuando hablaban con sus abogados en los locutorios de la cárcel.

El exmagistrado ha aprovechado para seguir defiendo su actuación en la instrucción y denunciar que el PP puso en práctica "una estrategia de ataque frente a todos aquellos que investigábamos el caso". Además, acusa a los conservadores de "agrandar las piedras en el camino para que la investigación no avance", lo cual ha sido "nocivo para la democracia": "La dificultad que tienen los investigadores conduce a veces a que los ciudadanos no entiendan como hay cosas quedan en nada", ha afirmado en referencia al auto del juez Ruz en el que comparaba las donaciones al PP y las ONG. 



La esperanza de los nuevos partidos

Pese a la "crónica negra" que ha dibujado Garzón, que actualmente dirige la defensa de Julian Assange, el exmagistrado defiende que "hay esperanza". Para Garzón, la luz al final del túnel de "corrupción sistémica" que asola España la representan las nuevas fuerzas políticas como Podemos y Ciudadanos, a las que asigna el mérito de "levantar del adormecimiento democrático" a los ciudadanos. 

Con Podemos y Ciudadanos ha aumentado la "intransigencia con la corrupción" del ciudadano; lo han "levantado del adormecimiento democrático", defiende Garzón

Con la irrupción de estas nuevas fuerzas, ha explicado, aumenta la "intransigencia con la corrupción" de la ciudadanía, que "ahora percibe que afecta sensiblemente a la desigualdad. Eso sí, ha señalado que la responsabilidad de estas formaciones "grandísima y gravísima", ya que ahora deben actuar de forma diferente al bipartidismo. De no ser así, "la sociedad en general" sufriría las consecuencias. 

"Esperemos que esta no sea la historia de una ilusión desvanecida", ha suspirado el exmagistrado, que pese a todo ha animado a apostar por ella: "Es impensable que quien no está haciendo nada contra la corrupción pueda recibir la confianza de los ciudadanos. En ningún momento pueden caer en la indiferencia de que estamos fuera de riesgo y votar lo tradicional".